“Queremos romper los privilegios que tiene la patronal empresarial en este país en este momento. El privilegio de vetar los acuerdos, de vetar el consenso, de vetar el diálogo”, explica a EL OBSERVADOR Fernando Cubillo, secretario general de CCOO en Málaga

La concentración en Málaga será frente a las oficinas del Instituto Nacional de la Seguridad Social, en calle Huéscar, a las 12:00 horas. Contará con
todos los sistemas de prevención anti COVID y se limitará la participación

11/02/21. 
Opinión. Los sindicatos CCOO y UGT han convocado más de 50 concentraciones hoy jueves 11 en toda España para pedir al Gobierno que eleve el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y derogue la reforma laboral y de las pensiones de 2013, dentro de la campaña ‘Ahora sí que toca’. La concentración en Málaga será frente a las oficinas del Instituto Nacional de la Seguridad Social, en...

...calle Huéscar, a las 12:00 horas, con todos los sistemas de prevención anti COVID y la participación limitada. Es una información de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.


Según los sindicatos, estas movilizaciones han de servir para que el Gobierno y las organizaciones empresariales retomen las negociaciones interrumpidas por la pandemia. “La prioridad es hacer frente a la pandemia, junto a ello necesitamos alargar las políticas de protección social. También es el momento de recuperar la agenda laboral”. Por eso reclaman al Ejecutivo “la necesidad de reactivar las mesas de diálogo social aparcadas con motivo de la llegada del coronavirus, que son imprescindibles para salir de la crisis económica en la que nos encontramos”. Según explica Fernando Cubillo, secretario general de CCOO en Málaga, “Queremos romper los privilegios que tiene la patronal empresarial en este país en este momento. El privilegio de vetar los acuerdos, de vetar el consenso, de vetar el diálogo. Porque no cabe que la ministra de Economía diga que si los empresarios no están de acuerdo no hay dialogo social, respecto a la subida del salario mínimo interprofesional. De esta manera no entramos a negociar. Tenemos que poner encima de la mesa que aquí no hay nadie con derecho de veto y hay que sentarse a hablar”.

Ambos sindicatos han llamado a la movilización durante esta semana en las redes sociales bajo el lema #AhoraSíQueToca, en la que reclaman tres cuestiones fundamentales. Primero la subida del salario mínimo: para los sindicatos sería un impulso para poder reactivar la economía y el consumo. Además, estiman que “no hay razones para no subirlo, más aún cuando en Europa también ha repercutido con fuerza esta crisis y los distintos países lo están aumentando”. El objetivo es que se sitúe al final de la legislatura en el 60% del salario medio del país. Según Cubillo “estamos hablando de que hoy en Málaga una trabajadora que gana 31,66 euros al día queremos que gane 31,99, son sólo 33 céntimos más. Una empresa no se hunde por subir 33 céntimos a un trabajador”.


También exigen la derogación de las reformas laborales de manera inmediata, “sustituyendo los aspectos fundamentales y tan negativos de las mismas por nuevos elementos que permitan superar los problemas tan graves que existen en nuestro mercado de trabajo con el objetivo de crear empleo digno, decente y con derechos”. Para Cubillo “con la reforma laboral el Partido Popular se les dio a los empresarios la capacidad de no cumplir los acuerdos que firmaban. Es decir, un empresario firma un acuerdo de un convenio sectorial y le da la posibilidad de que incumpla lo que ha firmado, pero solo a los empresarios, al trabajador si no cumple se le despide. Esto está generando una gran desigualdad en nuestro país”.

Por último demandan la derogación de la reforma de pensiones de 2013 y la necesidad de volver al Acuerdo Social de 2011. Para UGT y CCOO, “es imprescindible que las pensiones se revaloricen cada año por ley conforme al IPC, se derogue definitivamente el factor de sostenibilidad (que empobrecerá año a año a nuestros pensionistas) y se asegure la viabilidad y sostenibilidad de nuestro sistema público”. Según explica Fernando Cubillo, “pedimos la derogación de la reforma de las pensiones que se hizo en 2013, y un nuevo esquema para las del futuro. Hay que hacer que el sistema sea suficiente, queremos decir, que cuando una persona se jubila debe tener una pensión equivalente al salario último recibido, para no perder parte del salario que venía recibiendo. Y no se hace suficiente el sistema acudiendo a los planes de pensiones individuales ni de empresas. El año pasado durante la pandemia, las personas que tenían planes privados de pensiones, han perdido la cantidad de 2 billones de euros en tres meses, porque los fondos de inversiones juegan con nuestro dinero a especular, a invertirlo y también a perderlo”.

Se puede leer AQUÍ otros artículos relacionados con esta información.