“Lo que supuestamente esta presentando Maskom es que no va a ser un supermercado al uso, sino que van a poner una serie de puestos, algo muy cutre según nos hemos enterado, como darte en la charcutería cartuchitos con embutidos. Yo creo que quieren disimular el tema como que no es un supermercado corriente”

“Nosotros lo que planteábamos desde el primer momento es que el Ayuntamiento recupere la gestión del Mercado, y en todo caso convoque un concurso si quiere cambiar el uso. Que se presente Maskom y quien quiera presentarse, pero que se convoque un concurso”


29/04/21. Opinión. El concejal en el Ayuntamiento de Málaga de la confluencia de Podemos e IU, Nicolás Sguiglia, denuncia sobre la situación del Mercado de la Merced, que el traspaso de la explotación del Mercado Gourmet a la empresa Maskomo S.L. “huele mal”. Cree que el Consistorio debe recuperar “la gestión del Mercado, y en todo caso convocar un concurso si quiere cambiar el uso”, si es que...

...permite que se instale un supermercado en las instalaciones. Piensa que todo el asunto del Mercado Gourmet ha sido “una operación rentista y especulativa, por que realmente lo que hizo esta empresa (la concesionaria Ezebag 2016 S.L.) fue una operación especulativa, en la cual le cobraba a la gente por la concesión de los puestos un dineral, básicamente actuaron como rentistas”. Informa EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

Sguiglia cree que “el traspaso de la explotación del Mercado Gourmet de la Merced a Maskom huele mal y hemos pedido información para tener la máxima transparencia. Lo que hizo la empresa concesionaria (Ezebag 2016 S.L.) es llegar a un acuerdo con Maskom para que se haga cargo de la explotación, o sea como si asumiera el pliego de la empresa original y se hace cargo de las deudas”. Así, Sguiglia piensa que “lo correcto es que se recupere la concesión del mercado. Que el Ayuntamiento, además, obligue a pagar y a ejecutar los compromisos que ha incumplido la empresa licitadora. Y una vez con eso se realice un concurso al cual se puedan presentar otro tipo de proyectos”.

Para Sguiglia “lo que supuestamente esta presentando Maskom es que no va a ser un supermercado al uso, sino que van a poner una serie de puestos, algo muy cutre según nos hemos enterado, como darte en la charcutería cartuchitos con embutidos. Yo creo que quieren disimular el tema como que no es un supermercado corriente”. Explica que “la Junta de Gobierno Local aprueba la cesión de esa explotación, pero sin concurso. Nosotros lo que planteábamos desde el primer momento es que el Ayuntamiento recupere la gestión del Mercado, y en todo caso convoque un concurso si quiere cambiar el uso. Que se presente Maskom y quien quiera presentarse, pero que se convoque un concurso”.

En la nueva estructura del Mercado de la Merced (abajo) desaparecen prácticamente los 34 puestos del Mercado Gourmet (arriba) y se convierte en un gran supermercado Maskom de barrio (marcado en rojo)


Asegura que le han “pedido al equipo de Gobierno toda la documentación que haya presentado la concesionaria respecto a la cesión a Maskom, y a qué tipo de acuerdo ha llegado el Ayuntamiento con Maskom, que lo anunciaron en prensa pero por ahora no tenemos ninguna documentación”. 

Sguiglia afirma que todo el asunto del Mercado Gourmet ha sido “una operación rentista y especulativa, por que realmente lo que hizo esta empresa (la primera concesionaria, Ezebag 2016 S.L.) fue una operación especulativa, en la cual le cobraba a la gente por la concesión de los puestos un dineral, básicamente actuaron como rentistas”. “El tema es que el Ayuntamiento, en el pliego de contrataciones, se lo da a esta empresa para la explotación del mercado gourmet. Esta empresa deja un pufo tremendo, con la seguridad social, con proveedores, etc.”, añade.

El concejal de Podemos denuncia que “los comerciantes del mercado tradicional todavía están pendiente de que les paguen la mitad de la indemnización que les iban a dar por los 8 meses que han estado cerrados durante la obra, a diferencia de otros mercados que les ponen unas casetas provisionales”. Por esta y otras razones “los comerciantes tradicionales de la zona tienen un mosqueo brutal, ellos mismos te cuentan que fue todo una estafa, que a ellos les han dejado pufos, que se han tenido que dar de baja de autónomos, a punto de la ruina, que ahí no entra nadie, ha sido un desastre total”.

Sguiglia finaliza diciendo que “es lo que nosotros decíamos, que para este viaje no hacen falta tantas alforjas. Es decir, la vuelta que dan para que termine habiendo un supermercado Maskom, y lo presentaban como una gran innovación…”.

Pueden leerse AQUÍ otros artículos relacionados con el Mercado de la Merced.