La Hermandad del Descendimiento junto a la banda de la Cruz de Humilladero montan la escuela de música La Malagueta. Para pertenecer a ella los niños tendrán que darse de alta como socios de la cofradía además de pagar las cuotas mensuales de la banda

El Ayuntamiento cedió los locales que ocupa el Descendimiento (Hospital Noble) bajo el compromiso de la cofradía de que la casa hermandad sirviese también como centro sociocultural abierto a cualquier vecino y que ayudara a ser un elemento dinamizador del barrio de La Malagueta, no para que discriminara a los vecinos que no son cofrades

16/09/21. Opinión. La discriminación llega al barrio de La Malagueta de la mano del Ayuntamiento de Málaga y de la cofradía del Descendimiento. Esta cofradía crea una Escuela de Música en un local público cedido por el Consistorio, el Hospital Noble, que tiene que estar abierto a todos los vecinos según se comprometió, pero los niños que quieran entrar en la escuela tienen que afiliarse...

...antes a la Hermandad, con lo que discrimina a todos los vecinos que no sean cofrades, según De Málaga. Informa EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

La banda de música de la Cruz de Humilladero junto a la Hermandad del Descendimiento han acordado la creación de la escuela de música de La Malagueta, dirigida a niños de entre 4 y 12 años. En principio se trata de una buena iniciativa para acercar la música a los niños del barrio. Sin embargo, para poder ser alumno de la escuela será indispensable ser hermano de la cofradía. Esto llama poderosamente la atención, ya que el Ayuntamiento cedió los locales que ocupa la cofradía (Hospital Noble) bajo el compromiso de que la casa hermandad sirviese también como centro sociocultural abierto a cualquier vecino.

Tal y como explica Sergio Martín, uno de los encargados de la nueva escuela de música y perteneciente a la banda de Cruz de Humilladero, al diario De Málaga (AQUÍ) el próximo mes de octubre se pondrá en marcha la escuela de música de La Malagueta en las instalaciones de la cofradía del Descendimiento, tras el acuerdo al que han llegado ambas entidades. La idea es que los niños de la zona, con edades comprendidas entre los 4 y los 12 años, se inicien en el aprendizaje de los conceptos musicales (hasta los 8 años) y aprendan a tocar un instrumento (de los 8 a los 12 años). Para Martín se trata de un proyecto positivo para las dos partes, ya que "la hermandad acercará a mucha juventud a sus instalaciones" y la banda tendrá una cantera con la que nutrir la banda.


Los alumnos que quieran asistir a las clases, aparte de pagar las cuotas mensuales de la escuela, tendrán que hacerse hermanos de la cofradía y pagar la cuota anual correspondiente, ya que la escuela va a estar gestionada por la propia hermandad. De esta manera, la banda ingresará el dinero de las cuotas mensuales de los alumnos y la hermandad tendrá ingresos por las cuotas anuales. Esto resulta sorprendente, ya que la casa hermandad del Descendimiento se encuentra en locales que son propiedad del Ayuntamiento de Málaga, que se los cedió a la cofradía con la condición de que estas instalaciones sirviesen también como centro sociocultural abierto a cualquier vecino. Sin embargo, no parece que esto se esté cumpliendo al obligar a los niños a ser hermanos de la cofradía para acceder a la escuela musical.

En este sentido, el hermano mayor de la cofradía, Antonio Luis Ramos, en el programa Guión de 101TV (AQUÍ), hablaba sobre las actividades que podían desarrollar los malagueños en esos lugares reservados que deberían contar con el beneplácito de la propia sociedad religiosa: “En la concesión hay una cláusula puesta por el Ayuntamiento que dice que se ceden a uso social del barrio espacios en la segunda y tercera planta. Para cualquier tipo de manifestación que tengan el Ayuntamiento, asociaciones o quien lo estime, evidentemente dentro de un orden”. Al ser preguntado sobre si las actividades las proponen la cofradía o los vecinos respondió: “Cedemos el sitio, pero hay que tener en cuenta que somos una cofradía, una entidad religiosa y por lo tanto, dentro de los fines, algunas cosas no pegarán, pero para todo lo demás sí”.


Casa hermandad

El Ayuntamiento de Málaga firmó un Protocolo de Intenciones con la hermandad del Descendimiento en abril de 2007 para la cesión de unos locales para su casa hermandad. En 2011 la propia agrupación religiosa emitió un comunicado ante la falta de novedades, y finalmente en 2014 se confirmó la cesión gratuita de los locales del Hospital Noble (ubicados en la ampliación del inmueble en sí) bajo el compromiso de la cofradía de que la casa de la hermandad sirviese también como centro sociocultural abierto a cualquier vecino y que ayude a ser “un elemento dinamizador” del barrio de La Malagueta (AQUÍ).

La superficie del solar es de unos 200 metros cuadrados y la construida de más de 1.000. Consta de una altura edificada de planta baja, entreplanta y tres plantas sobre rasante, más una planta sótano. Además, el Consistorio se hizo cargo de los 33.000 euros que costó la reforma del inmueble. Un buen negocio.

Por otro lado, el Ayuntamiento tuvo que hacer frente al traslado de las Áreas de Movilidad (desde el edificio de servicios múltiples municipales hasta Tabacalera) y de Comercio y Vía Pública (desde el Hospital Noble hasta el Edificio de Servicios Múltiples Municipales) para dejar libre parte del Hospital Noble hasta ahora destinada a uso administrativo, y cederla mediante concesión demanial a la Cofradía del Descendimiento para su nueva Casa Hermandad. Esto supuso un gasto extra de 355.000 euros (AQUÍ). Otro negocio mejor.

Esta revista ha intentado ponerse en contacto con la cofradía pero nadie ha respondido a las llamadas telefónicas. El horario hecho público desde la hermandad para los vecinos de La Malagueta es de 20:30 a 22:00 horas. Los sábados y domingos descansan (?). No es mucho.

Pueden leerse AQUÍ otros artículos relacionados con la cofradía del Descendimiento