Fernando Sánchez, propietario del local, ya denunció en el Ayuntamiento en abril de este año que el supermercado de Maskom pretendía ocupar tres puestos sobre los que él también tiene derecho de explotación, algo que ha terminado ocurriendo

Sánchez sobre Cuberos: “Parece que tiene amigos en el Ayuntamiento, ya ha pasado con algún concejal que en cuanto sale del Consistorio empieza a trabajar en la Cámara de Comercio”. El Ayuntamiento también le ha reducido el espacio para mesas de otro local suyo del mercado: de 23 metros a 5

03/12/21. 
Redacción. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com. El empresario Fernando Sánchez no gana para disgustos desde que le han concedido a dedo, sin concurso previo, al supermercado Maskom, propiedad del presidente de la Cámara de Comercio de Málaga, Sergio Cuberos, la concesión del Mercado de la Merced. Sánchez, que posee varios locales...

...dentro del mercado, ya denunció en abril de este año que Maskom pretendía ocupar, como finalmente ha hecho, dos de los puestos sobre los que tiene el derecho de explotación (AQUÍ). Las disputas con Maskom no han quedado ahí, y ahora Sánchez denuncia que el supermercado ha bloqueado la puerta interior que une el mercado con uno de sus locales, en el que tiene instalado un bar, de manera que impide que sus clientes puedan acceder a los servicios comunes o que puedan entrar a su establecimiento los clientes desde dentro del mercado.

Tal y como relata Sánchez, en cuanto empezaron las obras del supermercado, lo primero que hicieron los obreros fue echarlo todo abajo, incluida la toma de luz de su local. Y justo después empezaron los problemas con la puerta que une el local con el resto del mercado, ya que, según Sánchez, durante las obras le pusieron en dos ocasiones un candado en la puerta para impedir que la abriera. Sánchez rompió los candados y habló con la policía, “y dejó de hacerlo, pero después me la ha bloqueado, le da igual la policía, será amigo de alguno, por que le da igual”, y es que Sánchez cree que “parece que tiene amigos en el Ayuntamiento, ya ha pasado con algún concejal que en cuanto sale del Consistorio empieza a trabajar en la Cámara de Comercio”.

La puerta tapiada vista desde dentro del local

Y es que, finalmente, Maskom ha tapiado la puerta, de manera que para acceder al mercado, desde un local que está dentro del propio mercado, hay que salir a la calle y volver a entrar por una de las entradas principales. “Yo lo he denunciado. Lo que mandé el otro día al Ayuntamiento, verbalmente se lo he dicho un montón de veces”, afirma Sánchez, que entiende que sus clientes “tienen derecho a acceder a los servicios del mercado”.

Lugar donde va la puerta

Debido a esta situación, explica Sánchez, el bar permanece cerrado de momento, ya que la entrada por el exterior tiene un gran escalón, por lo que las personas minusválidas, que entraban por la puerta que da al mercado, no pueden acceder. “Imagínate que ahora viene el concejal de Urbanismo [va en silla de ruedas], no puede entrar por la fachada del establecimiento porque hay un escalón, y la puerta que da al mercado me la han tapiado. Es que no puedo abrir el local, y encima el Ayuntamiento me puede quitar el local si no abro”, lamenta Sánchez.

Problemas también con el Ayuntamiento

Por otro lado, Sánchez tiene un segundo bar dentro del mercado, “tengo dos puestos más dentro del mercado, que los tengo ocupados con un bar, y al que le correspondía una terraza de 23 metros cuadrados dentro del propio mercado”. Esta concesión se renueva cada año y en esta ocasión el Ayuntamiento ha decidido disminuir el espacio hasta los 5 metros cuadrados. “Si yo tengo un bar como me vas a dar 5 metros para mesas, ahí no cabe nada, yo no sé si esto es prevaricación…”, se queja Sánchez, que cree que los problemas que está teniendo con Maskom, y con su dueño Sergio Cuberos, pueden estar influyendo en el trato que está recibiendo por parte del Ayuntamiento, ya que Cuberos “parece que tiene amigos en el Ayuntamiento”.

Maskom ocupa tres puestos de Sánchez

El empresario malagueño ya denunció en abril de este año que el proyecto para el supermercado de la cadena Maskom pretendía ocupar tres puestos sobre los que tiene el derecho de explotación, según contrato firmado, algo que finalmente ha acabado ocurriendo. Sánchez se ha puso en contacto con el Ayuntamiento, con Urbanismo y con el propietario de los supermercados Maskom y presidente de la Cámara de Comercio de Málaga, Sergio Cubero, a los que mostró el contrato, sin que le ofreciesen ninguna solución aceptable.


Para entender por qué tiene los derechos Sánchez sobre estos locales hay que remontarse a noviembre del 2014, cuando se firmó el contrato entre el Ayuntamiento y la empresa Ezebag 2016 S.L., cuyo administrador era Ezequiel Blanco en ese momento, por el que le otorgan a dicha sociedad la concesión de la explotación de la zona gourmet del Mercado de la Merced. Tal y como cuenta Sánchez, Ezebag cedió entonces los derechos de explotación a la empresa Merc Espacios Comerciales S.L., también administrada por Ezequiel Blanco, en lo que parece una operación instrumental. Y es con esta segunda sociedad, Merc, con la que Sánchez firma el contrato de alquiler de 3 puestos con una duración de 20 años, por los que paga 60.000 euros por adelantado.

Sitio donde estarían los locales de Sánchez

Según Sánchez: “El primer año el mercado va muy bien, luego empieza a ir peor, hay deudas… Yo como había pagado por adelantado sigo con mi contrato de explotación. Después cambian de administrador, Ezequiel se sale, y me comunica que cierran el mercado durante un mes porque van a hacer obras necesarias”. Así, Ezequiel Blanco deja de ser administrador único de Ezebag 2016 S.L., entrando en su lugar Julio Alberto Alfonso Bazo. Además, se cierra la empresa Merc Espacios Comerciales S.L., por lo que Ezebag 2016 S.L. vuelve a ser la única poseedora de los derechos de explotación de los puestos gourmet. En principio para Sánchez no supone ningún cambio, puesto que sigue explotando los locales.

Sin embargo, todo cambia cuando Ezebag 2016 S.L. cede sus derechos de explotación a Maskomo S.L., cuyo administrador es Sergio Cubero, también presidente de la Cámara de Comercio de Málaga. “La sorpresa es que pido el proyecto a Urbanismo y mis locales no están contemplados en el proyecto. Entonces yo le pido a Urbanismo que paren la licencia porque están perjudicando mis derechos sobre el local, porque mi contrato nunca ha sido anulado. Yo creo que Ezebag 2016 S.L. lo ha vendido sin decirle que yo estaba allí”, expone Sánchez.


Asegura que ha intentado negociar con Cubero, sin llegar a un acuerdo: “Hablé con Sergio Cubero y él se ofreció a comprarme los derechos, pero a un precio muy inferior al que a mi me costó, así que no me interesa. Yo le propongo cambiar la ubicación de los locales si a él le viene mejor, y él me dice que nada, que esto se lo ha dado el Ayuntamiento y que él no tiene nada que decir. Yo le digo mire usted es que hay un contrato, pero él dice que no le da validez al contrato, que él ha cogido la concesión y punto”. De esta manera, Sánchez explica que ha presentado una denuncia y que el asunto se decidirá en los juzgados.

Pueden leerse AQUÍ otros artículos relacionados con el Mercado de la Merced.