Para justificar el premio se alaban las actuaciones por parte del Ayuntamiento en contaminación atmosférica y ruido, educación, parques y jardines, movilidad sostenible o turismo sostenible, áreas en las que la ciudad deja mucho que desear

31/01/22. 
Redacción. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com. El pasado jueves 27 de enero tuvo lugar la gala de entrega de los premios que reparte la Fundación Forum Ambiental, en los que Málaga fue galardonada con el premio a la ciudad más sostenible, algo que en las redes no han tardado en tomárselo a cachondeo y en calificar como broma, ya que para otorgarle el premio se resaltan sus actuaciones en materia...

...de contaminación atmosférica (recordemos como mínimo la contaminante fábrica de cemento), de ruido (los problemas de los vecinos del centro de la ciudad, Teatinos y otros barrios), parques y jardines (las continuas quejas vecinales por su abandono y suciedad o la polémica con las luces en La Concepción) o movilidad sostenible (el desastre de los carriles bici inexistentes y en particular el carril 30).


Se trata de la decimoséptima edición de los premios, convocados por dicha fundación con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y la colaboración de Ecoembes, con quien el Ayuntamiento tiene un contrato por el que se le paga para que recoja los residuos de los contenedores. (Leer: Desmontando a Ecoembes. Empresa con la que el Ayuntamiento y la Diputación de Málaga tienen un convenio para la recogida de envases. Una empresa sin ‘ánimo de lucro’ cuyos 10 directivos cobran 1,66 millones de euros).

A la gala han asistido, como mínimo, el director general del área de Sostenibilidad Medioambiental del Ayuntamiento de Málaga, Luis Medina-Montoya (que le faltó tiempo para presumir en las redes, actitud muy repetitiva en este político), y la teniente de alcalde delegada de Sostenibilidad Ambiental, Gemma del Corral (que no se pierde una fiesta). Que menos que dos personas para recoger tan pesado premio.


En las redes no han tardado en calificar el premio como “la broma del día”. Así, el activo usuario @barriosmalaga explica en un hilo de Twitter que se trata de un “paripé del término sostenibilidad” (AQUÍ). Y es que, según la Fundación Forum Ambiental, el galardón recibido por Málaga es “un premio al compromiso de la ciudad con la sostenibilidad, como se pone de manifiesto con la totalidad de acciones promovidas en materia de agua, residuos y limpieza, contaminación atmosférica y ruido, educación, sensibilización y formación ambiental, agenda urbana, biodiversidad, parques y jardines y centro zoosanitario, energías renovables, eficiencia energética y smart cities, movilidad sostenible, turismo sostenible, emprendimiento verde y la sostenibilidad en la empresa y cambio climático”.

Las acciones llevadas a cabo por el Ayuntamiento de Málaga, en teoría más de 70 y por las que se ha llevado el premio, fueron recogidas en el documento 'Málaga, ciudad sostenible', un plan de acción transversal para “mejorar la calidad ambiental de la ciudad a través proyectos categorizados por temáticas de actuación y un programa de sensibilización y divulgación hacia la ciudadanía que permite conocer e identificarlos”. Sobre el papel queda muy bonito pero, tal y como se preguntan en las redes, “¿Algo de lo que se menciona en el texto, se ha hecho o se le ha puesto algún tipo de interés en llevarlas a cabo en nuestra ciudad?”. A lo que contesta otro usuario: “Ninguno. El ayuntamiento apuesta por la especulación desde hace mucho tiempo... Ahora van a por los vecinos de El Perchel”.

En el mismo hilo @barriosmalaga pide “que me lo expliquen. Uno de los puntos que dan el premio es por movilidad sostenible, cuando está claro que el Ayuntamiento de Málaga del PP no apuesta por la bici”.


Por su parte el usuario @avistadepixel comparte la siguiente imagen que deja claro el poco compromiso de nuestro Ayuntamiento en la lucha contra la contaminación atmosférica:


De esta manera un usuario entiende que Málaga es “la ciudad de los premios comprados”, otro que “Son premios entregados por empresas que basan su negocio en su relación con las administraciones. Me recuerda a cuando la industrias farmacéuticas organizaban simposios para los médicos en lugares exóticos...”, otro se pregunta si “¿Es el día de los inocentes?”, incluso uno sospecha que “cobran comisión cada vez que usan el término sostenibilidad porque no paran de usarlo”.