Remedios Ramos, concejala de IU en el Ayuntamiento de Málaga, presentadora del acto organizado para celebrar el Día de Andalucía (28F): “La lucha de los miles de andaluces que salieron a la calle aquel 4D y el asesinato de Caparrós no cayeron en saco roto, y fueron detonantes para posibilitar que Andalucía accediese a su autonomía”

El libro ‘Las muertes de García Caparrós’, de Rosa Burgos, editado por EL OBSERVADOR, aclara lo que ocurrió aquel día e
incluye en exclusiva íntegramente el sumario judicial del caso así como las actas de la comisión de investigación del Congreso de los Diputados, más de 500 documentos que se ven gratis en la web de la revista


03/02/22. 
Redacción. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com. Manuel José García Caparrós murió a causa de un disparo del policía, M.P.R, durante la manifestación en Málaga por la autonomía andaluza del 4 de diciembre de 1977. Izquierda Unida Málaga Ciudad organiza un videofórum sobre su figura y la transcendencia que tuvo su muerte para la conquista de la autonomía andaluza, hoy, jueves 3 de febrero, a las 19:30 horas, en...

...el salón de actos de la sede provincial de CCOO, en la avenida Manuel Agustín Heredia, nº 26.

El acto sirve de inauguración de los eventos conmemorativos del Día de Andalucía organizados por la asamblea local de Izquierda Unida en Málaga, con un videofórum en torno al documental “García Caparrós, memoria de nuestra lucha”, con la presencia de las tres hermanas del mártir de la autonomía andaluza, el joven malagueño, Manuel José García Caparrós.


La coordinadora local de IU y concejala en el Ayuntamiento de Málaga, Remedios Ramos, ejerce de presentadora del acto y destaca que “sin el 4 de diciembre de 1977 no hubiese sido posible el 28F (referéndum por el que se alcanzó la autonomía). Sin duda, la lucha de los cientos de miles de andaluces que salieron a las calles aquel 4D y el trágico asesinato de García Caparrós no cayeron en saco roto y fueron detonantes clave para posibilitar que Andalucía accediese a su autonomía”.

Por este motivo desde Izquierda Unida van a solicitar al Ayuntamiento de Málaga que en la fachada donde se encuentra la placa conmemorativa del asesinato de Caparrós, en la esquina entre Alameda de Colón y calle Alemania, zona declarada Lugar de la Memoria por la Junta de Andalucía, se realice “un gran mural con su rostro, como acción permanente de homenaje, concienciación y difusión de su memoria y la del pueblo de Andalucía por su autonomía”.


El acto, abierto a todas las personas interesadas, tiene lugar hoy jueves, 3 de febrero, a las 19:30 horas, en el salón de actos de la sede provincial de CC.OO., sita en la avenida Manuel Agustín Heredia 26. Ramos hace un llamamiento a la participación e invita “a todas las personas interesadas a sumarse al visionado de este documental elaborado por la editorial Atrapasueños, que está centrado en García Caparrós, una figura clave en la memoria de la lucha de los andaluces y andaluzas. Además, tendremos el honor de contar, para el diálogo posterior, con las tres hermanas de García Caparrós: Loli, Paqui y Puri”.

García Caparrós

Manuel José García Caparrós falleció a causa de un impacto de bala procedente de una pistola de un miembro de la Policía Armada, M.P.R, durante la manifestación por la autonomía andaluza el 4 de diciembre de 1977. (Ver noticia: Una bala disparada por la pistola del cabo primero de la Policía Armada M.P.R. pudo ser la causa de la muerte de García Caparrós, según un informe de balística del Ministerio del Interior solicitado por el fiscal incluido en el sumario 161/77).


En 2007, la escritora Rosa Burgos publicó el libro La muerte de García Caparrós durante la transición política, obra editada por EL OBSERVADOR. El lector ya podía hacerse entonces una idea de lo que ocurrió y a quién pertenecía la pistola que efectuó el disparo mortal. En noviembre de 2018, esta revista publicó de nuevo otro libro de Burgos, Las muertes de García Caparrós en cuya difusión colabora el diario El País (Expectación. Hoy se presenta el libro editado por la revista EL OBSERVADOR ‘Las muertes de García Caparrós’, de Rosa Burgos. El diario ‘El Pais’ colabora en la difusión de los más de 550 documentos originales que contiene ). Este libro recoge de forma facsímil el primero de Burgos e incluye por primera vez y en exclusiva en una publicación, íntegramente, el sumario judicial del caso así como las actas de la comisión de investigación del Congreso de los Diputados, que estudió lo ocurrido aquel trágico 4 de diciembre de hace 45 años. Puede leerse AQUÍ toda la información sobre estos documentos y sobre el libro.


Así, se incluyen 300 documentos originales e inéditos entre las actas ‘secretas’ de la comisión de investigación del Congreso y el sumario judicial 161/1977 del “Homicidio de Manuel-José García Caparrós y otros delitos”. Además existen otros 250 archivos procedentes de las actas del Congreso y del sumario disponibles en el siguiente enlace: www.revistaelobservador.com/garcia-caparros. Por lo que toda la información oficial sobre la muerte de García Caparrós está al alcance de cualquier ciudadano que desee consultarla de forma gratuita.

Cómo muere García Caparrós según el libro de Rosa Burgos ‘La muerte de García Caparrós en la transición política’

García Caparrós se encontraba en el momento en el que recibió el disparo que lo mató, uno solo, en la Alameda de Colón a la altura de la esquina con calle Vendeja, no donde está puesta su placa conmemorativa. Enfrente se encontraba el cuartel de la Policía Armada y allí acudieron muchos manifestantes a gritar y a apedrear. La persona que estaba al lado de Caparrós se llamaba A.I.R., y en el sumario judicial del caso se le conoce como ‘el testigo principal’. Además, otros testigos también sitúan al joven en ese lugar y el general de zona lo incluye en uno de los tres posibles escenarios donde recibió el disparo, según aparece en el libro La muerte de García Caparrós en la transición política de Rosa Burgos. A.I.R se fue de Málaga y en la actualidad se encuentra en la Comunidad de Madrid.

”Es muy probable que los hechos ocurrieran de la siguiente forma: Manuel José García Caparrós recibió el disparo en la esquina de la calle Vendeja con la Alameda de Colón cerca de un kiosco de prensa pues A.I.R le oyó gritar ‘hijos de puta, asesinos, me han dado’. Pero es más, no deja ningún atisbo de duda sobre el lugar donde recibió el disparo García Caparrós, como se desprende de la breve conversación que mantuvo con él, pues le preguntó al joven que qué le pasaba y le contestó que le habían dado un tiro”, recoge el libro basándose en la declaración de A.I.R. del propio sumario judicial.


Además, Burgos explica el trayecto que realizó García Caparrós desde que recibe el disparo, en la esquina de Alameda de Colón número 5 con calle Vendeja, hasta que se sube al coche modelo Simca 1.000 de color blanco en donde perdió la vida camino al hospital Carlos Haya. Durante el trayecto lo acompañan y ayudan varios testigos que describen los hechos en el sumario. “Allí, donde hoy está la placa, [esquina de la avenida Comandante Benítez y Alameda de Colón según se recoge en el sumario] estuvo desde luego, solo o acompañado, desangrándose. También lo confirma E.A.G pues dice que vio como lo recogían del suelo y coincide plenamente la descripción con este sitio. Los que lo recogieron del suelo, esta última vez, fueron J.R.P y otro muchacho que no se identifica. Inmediatamente lo suben por las escalerillas que daban al puente de Tetuán posiblemente con la finalidad de que un coche lo transportara a un centro sanitario”.

García Caparrós viaja en el coche camino al hospital con Carlos Carmona, la última persona que vio al joven con vida, junto con el conductor del vehículo, que se desconoce quién fue. Carmona ha explicado lo que vivió aquel día en numerosas entrevistas después de que Burgos sacase a la luz sus datos en 2007. El dueño del coche fue a quitarlo de donde lo tenía aparcado y es cuando coincide con que un grupo de gente está trasladando a Caparrós. Por lo que lo meten de inmediato en el vehículo, el primero que ven. Nada más se supo del coche ni de su conductor.

”Por tanto, se deduce que falleció en el trayecto que media entre el puente de Tetuán y el hospital Carlos Haya, cuando era trasladado en un Simca blanco, acompañado de Carlos Carmona y del conductor del vehículo”. “Desde luego la hora exacta es imposible determinarla, sin embargo, del conjunto de pruebas del sumario, sí se puede deducir que, como media temporal aproximada, falleció entre las dos y media y las tres menos veinte del día 4 de diciembre de 1977”, se recoge en el libro de Burgos.

El asesino de García Caparrós

Una bala disparada por la pistola del cabo primero de la Policía Armada M.P.R. pudo ser la causa de la muerte de García Caparrós según un informe de balística del Ministerio del Interior solicitado por el fiscal e incluido en el sumario 161/77 sobre el ‘Homicidio de Manuel José García Caparrós y otros delitos’. Se trata del cuarto informe de balística (se hacen cinco) emitido el 17 de diciembre de 1983, seis años después de la muerte del joven. Es elaborado por la sección de Balística Forense del Gabinete Central de Identificación dependiente de la Comisaría General de Policía Judicial de Madrid. Y concluye lo siguiente: “Cabe deducir que la pistola reseñada [la de M.P.R.] puede haber disparado la bala ‘dubitada’ recibida [la extraída del cuerpo de García Caparrós], pero en modo alguno se afirma que lo haya sido, ya que las coincidencias observadas entre las lesiones con valor identificativo impresas en la mencionada bala ‘dubitada’ y balas ‘testigo’, no se estiman, técnicamente de entidad suficiente como para establecer dicha afirmación, cabiendo, en cualquier caso, la posibilidad de que el disparo haya sido realizado por un arma de características similares a las de la pistola de referencia”. En el primer libro de Rosa Burgos editado en 2007 por EL OBSERVADOR, La muerte de García Caparrós en la transición política, que se incluye de forma facsímil en el nuevo libro de Burgos Las muertes de García Caparrós, se recoge que según las declaraciones de un testigo llamado Andrés Vázquez, “M.P.R. faltó a la verdad en su declaración. Pues declaró no haber efectuado ningún disparo y Vázquez testifica que M.P.R. efectuó no uno sino varios disparos”.


La pistola de M.P.R. fue dada de baja en enero de 1979 a pesar de que funcionaba perfectamente, según se desprende del sumario y explica Burgos en su libro. Las armas de los policías sólo se dan de baja cuando están en mal estado o cuando los funcionarios se jubilan o dejan el Cuerpo. Burgos, en una entrevista con esta revista, indica que “hubo una serie de favores envenenados y una serie de indicios que conducen hacia uno de los policías, M.P.R”. Las muertes de García Caparrós se presentó en el Instituto de Estudios Portuarios del Puerto de Málaga y lo hizo Teodoro León Gross. La librería Proteo de la ciudad coordina la venta y distribución de este libro indispensable.

Puede leer AQUÍ más artículos relacionados con esta información.