Según el diario de derecha extrema, Sur, el Andalucía Big Festival será socio en Málaga del Grupo Mundo, dueño de la televisión 101Tv, que Bendodo, número tres del PP nacional, impulsó en la provincia con dinero público cuando presidia la Diputación, es una sociedad que recibe millones desde las instituciones del PP

El Ayuntamiento continúa con su ‘oscurantismo’ y la portavoz de IU Málaga, Remedios Ramos, explica que la propia concejala de Cultura, Noelia Losada, de Cs, le comentó no tener información sobre por qué aparece el logo del Consistorio en el cartel del festival

Conejo: “Todo huele muy mal y nos tememos que vayamos a elecciones sin saber nada de cómo se está organizando el Andalucía Big Festival. La Junta no ha presentado ningún documento y respaldamos al cien por cien las quejas de los festivales andaluces que se sienten ninguneados”

22/04/22.
Redacción. Sociedad.  EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com. El ya número tres del Partido Popular a nivel estatal, Elías Bendodo, y el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, podrían estar detrás de la adjudicación de un patrocinio de 4 millones de euros a una sociedad creada sólo unos meses antes, y con sede en...

...la Gran Vía de Madrid, para la organización del macroevento Andalucía Big Festival. Al menos, así lo cree el diputado del PSOE-A en el Parlamento andaluz, Francisco Conejo, que fue el primero en destapar un asunto del que se sigue desconociendo casi todo. “Desde que tuvimos constancia de la subvención, solicitamos los informes y el expediente al gobierno de la Junta, sin respuesta aún”, denuncia en declaraciones a EL OBSERVADOR.


Según el decano de los diarios malagueños de derecha extrema, Sur, la empresa del Andalucía Big Festival será socia en Málaga del Grupo Mundo, dueño de la televisión local 101TV (101 son los pueblos que tiene la provincia de Málaga), que Elías Bendodo, número tres del PP nacional, impulsó en Málaga con dinero público cuando presidia la Diputación de la provincia, para tener poder mediático. Esta empresa recibe millones de euros al año desde las instituciones del PP, sobre todo desde el Ayuntamiento y la Diputación. El diario Sur tiene en antena en 101TV un programa que dirige y presenta el propio director de este medio de Vocento, Manolo Castillo.

En la información dada por este diario cuando publicó la noticia de la celebración en Málaga del Andalucía Big Festival (AQUÍ), puede leerse que en Málaga, la empresa del Festival “se aliarán con Grupo Mundo. Un gesto claramente dirigido a rebajar el malestar que ha generado en la oposición del Gobierno andaluz el que se destine una partida tan elevada a empresarios de fuera de Andalucía”. Es decir, según Sur, siempre bien informado respecto a este grupo empresarial, parece que Bendodo, Moreno y Marín han encontrado una fórmula para ‘contentar’ a las empresas ‘amigas’ repartidas por Andalucía.


Conejo fue el primero en formular una pregunta en sede parlamentaria al vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Juan Marín, quien respondió con evasivas y dio cifras de impacto económico, como los 25 millones que se supone que moverá sólo en Málaga capital, sin el respaldo de un estudio, bien sea ejecutado por los técnicos de la institución o de una consultoría externa. En una contundente carta abierta, organizadores de diez festivales andaluces denunciaron sentirse ninguneados tras enterarse de un patrocinio cuyo montante de 4 millones, como subraya Conejo, nunca antes se había dado en la institución regional para este tipo de eventos. “Todo este asunto huele muy mal y nos tememos que vayamos a elecciones sin saber nada de cómo se está organizando el Andalucía Big Festival”, afirma el parlamentario regional.

Éste no duda de que Marín cada vez pinta menos en el Gobierno andaluz y que en este caso, aunque sea competencia de su consejería, el líder de Ciudadanos en Andalucía está siendo utilizado por el Partido Popular como “marioneta”, también en la organización del ‘Big Festival’. Lo cierto es que el por ahora vicepresidente de la Junta no ha hecho más declaraciones al respecto, tras la presentación del cartel preliminar, cuando aseguró que todavía faltaban varios grupos por confirmar y no dio respuestas a grandes interrogantes que continúan sin despejarse, como quiénes son los organizadores o cuál es el montante total de dinero público que van a percibir. A este respecto, el propio Marín reconoció que además de los 4 millones de patrocinio de la Junta, habrá que sumar otras subvenciones que concedan los ayuntamientos y diputaciones de las provincias andaluzas que acojan este festival. “Queremos saber el montante global del Andalucía Big Festival, la información facilitada es completamente insuficiente”, sentenció Concejo.

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, Noelia Losada, de Cs, el mismo partido que Marín, no sabe qué pinta el logo del Consistorio en el cartel del festival

La principal ‘beneficiada’ (aparte de la empresa organizadora patrocinada) es, en teoría, Málaga capital, ya que los conciertos anunciados por ahora serán en la explanada de la playa de Sacaba Beach. En el cartel presentado aparece el logo del Ayuntamiento junto al de la Junta, pero ¿en calidad de qué? Nadie en el Consistorio dice saber algo al respecto. ¿Cesión gratuita del espacio público? ¿Alguna otra subvención económica que sumar al montante? El oscurantismo es total y, como informó el pasado miércoles la portavoz de IU Málaga en la institución municipal, Remedios Ramos, además de registrar un escrito solicitando toda la información, la propia concejala de Cultura del equipo de Gobierno, también de Ciudadanos, Noelia Losada, aseguró no saber nada de posibles colaboraciones entre el Ayuntamiento de Málaga y el Andalucía Big Festival. “Desde luego no está siendo la forma normal de proceder ante un evento de estas características”, dijo Ramos, que reconoció que, hasta el momento, el festival ni siquiera ha pasado por ninguna de las comisiones municipales.


Grupo Mundo, Bendodo y las subvenciones millonarias

El otro gran beneficiado sería el malagueño Grupo Mundo, quien mantiene una histórica y lucrativa relación con las instituciones que gobierna el Partido Popular. Fue el caso de la Diputación de Málaga durante la época en la que era presidente el actual consejero de Presidencia y número tres del PP a nivel nacional, Elías Bendodo, cuando por ejemplo percibió más de un millón de euros de dicha institución pública para eventos relacionados con la marca Sabor a Málaga y que ya recogió entonces este medio (AQUÍ). EL OBSERVADOR ha hecho un seguimiento a lo largo de su trayectoria para fiscalizar al Grupo Mundo, propiedad de los hermanos Rodríguez y con el don de conseguir jugosos contratos de instituciones públicas gobernadas por el PP de las que recibe millones anualmente. Y el Andalucía Big Festival no será una excepción, sino una oportunidad para continuar lucrándose por la vía de la colaboración público privada. Grupo Mundo trató de comprar el silencio de EL OBSERVADOR con un contrato de publicidad mensual en el año 2016 (AQUÍ), tal vez por ser el único medio que publica artículos titulados: ‘¿Qué le debe el PP al Grupo Mundo? ¿Por qué acuden De la Torre y Bendodo a la presentación de seis conciertos ‘normalitos’ con los que va a ganar mucho dinero una empresa privada?’ (AQUÍ).



Por su parte, Conejo puso varios ejemplos de festivales andaluces, como el Starlite, que percibe una ayuda de la Junta (alrededor de 100.000 euros, muy lejos de los 4 millones del Andalucía Big Festival, que representa la mayor aportación de la historia de la democracia por parte de la Junta a un festival de música), que tienen proyección internacional, experiencia, ha cerrado casi todo el cartel y las fechas, y que paga un canon al Ayuntamiento de Marbella (y no al revés) para poder hacer uso de las instalaciones públicas, en la célebre cantera. Fuentes consultadas, especializadas en la organización de este tipo de eventos en Andalucía, advierten de que más que ninguneadas, creen que el patrocinio millonario rompe la baraja de la competencia. Recuerdan que la mayoría de festivales no cuentan con subvención alguna y cada temporada los organizadores se juegan su propio patrimonio para hacer posibles eventos que tienen un retorno económico similar al anunciado por Marín, sólo que sin colaboración pública y “luchando contra viento y marea”, en referencia a los últimos años de restricciones por la pandemia.

Quedan, por tanto, demasiados interrogantes en el aire y que conciernen al dinero del bolsillo del contribuyente andaluz y malagueño. ¿En calidad de qué aparece el logo del Ayuntamiento de Málaga en el cartel del Andalucía Big Festival? ¿Cuáles son los nombres y apellidos de quienes crearon la sociedad madrileña tres meses antes de percibir la licitación? ¿Quién pagará los costes de la cesión de la explanada de Sacaba Beach, del seguro de responsabilidad civil y del dispositivo de seguridad para un macrofestival? ¿Dónde están los informes y el expediente que avalan las cifras de impacto económico aportadas por Marín?  ¿Justifican el caché de los grupos contratados una inversión millonaria e histórica de dinero público? ¿Volverá a contratar una administración gobernada por el PP a Grupo Mundo con la excusa de un evento? ¿Cuál será el proceso de selección de las empresas que opten a prestar algún tipo de servicio? ¿Cuál será el siguiente movimiento de los pequeños y medianos festivales de música andaluces que se han manifestado a través de la carta abierta contra las declaraciones de Marín?

Leer AQUÍ más informaciones relacionadas con el Andalucía Big Festival.