Martín: “Nos hubiese gustado decirles que tienen cobardía política para apostar por la bicicleta, eso, o tienen intereses espurios ocultos, que más bien va a ser lo segundo”. En los carriles bici “nos jugamos la vida los usuarios de la bicicleta”

“Teniendo en cuenta que el concejal de Movilidad es dueño de una empresa de autoescuelas… Bueno, y la mitad de la gente de su formación política los intereses los tienen precisamente en gasolineras, aseguradoras, concesionarios, en fin en el sector del automóvil, por lo que no van a apostar nunca por la bicicleta”

Remedios Ramos, concejala de Izquierda Unida, denuncia “el retroceso en movilidad ciclista que ha sufrido Málaga en los últimos años: faltan carriles bici, se abusa de los ciclocarriles, se ha eliminado el sistema público de alquiler y se ha implantado una ordenanza limitante para los ciclistas”

06/06/22. 
Redacción. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com. El pasado 27 de mayo, José Luis Martín, presidente de la asociación Ruedas Redondas (AQUÍ), intervino en el pleno del Ayuntamiento de Málaga, donde valoró, en el escaso minuto y medio disponible que le dejaron, la labor del consistorio durante estos últimos tres años en materia de movilidad,...

...concretamente respecto a las bicicletas. Martín cuenta a EL OBSERVADOR lo que le hubieses gustado decir en el pleno pero no le dejaron. En su opinión es que en el Ayuntamiento no existe voluntad de hacer nada para fomentar el uso de la bicicleta.

Tal y como explica Martín, durante su intervención en el pleno “pusimos en valor la gestión del Consistorio en los últimos tres años, tanto lo que han hecho positivamente como lo que han hecho mal”.

En cuanto a lo positivo, Martín nombra el carril bici de la Avenida Cervantes, con el que se une la zona este con Teatinos, y aunque “hubo que hacer una bicifestación con 8.000 personas para presionar, pero lo hicieron, vamos a reconocérselo como algo a su favor”. Y por otro lado “convocaron la Mesa de la Bicicleta por fin, después de 5 años”. Y aquí acaba lo positivo, “ya está, punto, ya no han hecho nada más”.


Respecto a lo negativo, “primero puse en solfa la Ordenanza de Movilidad, que impusieron a sangre y fuego, sin una red ciclable segregada y segura”, con la que se evitaría “que la gente use los espacios comunes, que además han permitido ellos durante 21 años”.

En segundo lugar Martín habló sobre las bicicletas de alquiler, “creen que han descubierto la pólvora, porque van a proponer una Unión Temporal de Empresas (UTE), o esas empresas se lo han propuesto a ellos, para llevarlas a todos los puntos de la ciudad y abaratar el coste, intentando que le cueste como máximo 15 euros a los malagueños”. Ante esto, Martín les reprochó que “las bicicletas que han traído son carísimas y no están al alcance del bolsillo de los malagueños, así no se fomenta el uso de la bicicleta”.

En noviembre del año pasado elDiario.es publicaba un artículo en el que se explicaba como el Ayuntamiento de Málaga liquidaba el sistema público de alquiler de bicis y lo sustituía por uno privado 17 veces más caro (AQUÍ).

Martín entiende que para fomentar el uso de la bicicleta “tiene que haber un servicio público de alquiler, y que sea el Ayuntamiento quien sufrague el coste, en gran parte, del uso”, ya que se trata de algo que “en definitiva es beneficio para el sistema, porque lo que van a poner ahí nos lo vamos a ahorrar en sanidad, en movilidad, en asfaltado de calles porque se van a deteriorar menos, en contaminación, en salud en definitiva”.


En tercer lugar Martín se quejó de “la red de ‘timocarriles’, donde nos jugamos la vida los usuarios de la bicicleta”, donde se han puesto “esos famosos radares en los que invirtieron 12 millones de euros para multar, y que resulta que no multan sino que informan, les informan a ellos, ni siquiera a los conductores de la velocidad que van, les informan a ellos, me gustaría saber que información obtienen de ellos y qué conclusiones sacan de esta información”.

Por último, “también les afee que el Plan Director sigue sin salir, están buscando sacarlo en el momento político de campaña, y poco más pude decirles en ese minuto”, asegura Martín.

“Nos hubiese gustado decirles que tienen cobardía política para apostar por la bicicleta, eso, o tienen intereses espurios ocultos, que más bien va a ser lo segundo”, afirma, “porque teniendo en cuenta que el concejal de Movilidad es dueño de una empresa de autoescuelas… Bueno, y la mitad de la gente de su formación política, los intereses los tienen precisamente en gasolineras, aseguradoras, concesionarios, en fin en el sector del automóvil, por lo que no van a apostar nunca por la bicicleta”.

Martín está convencido que en el Ayuntamiento no hay voluntad política de apostar por la bicicleta, e incluso asegura que en el último consejo de administración de la EMT, “de la cual soy consejero por Adelante Málaga”, el concejal de Movilidad, Pepe del Río, “me reconoció que no va a hacer nada por apostar por la bicicleta, porque de los cuatro carriles bicis que pensaban hacer esta legislatura, se han echado para atrás y no los van a hacer por el coste que supone hacerlos. Le planteé la solución, que hiciesen la red ciclable que le propusimos con 70 kilómetros al estilo de París, con carriles bici provisionales, y me preguntó donde los hago, y le dije muy sencillo, quitándole espacio al coche, quítele espacio al coche, déselo a la bicicleta y verá como los carriles bici se llenan, y me dijo si claro, y la gente se me hecha encima y no me votan. O sea, que no tienen voluntad de hacer nada”.


Por todo esto, Martín no duda que “estaremos allá donde estén fuerzas políticas que apuesten por la bicicleta, y pediremos el voto para esas fuerzas, evidentemente”.

Día Mundial de la Bicicleta

Por su parte, la concejala de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Málaga, Remedios Ramos, ha aprovechado el Día Mundial de la Bicicleta, que fue el pasado viernes día 3, para reivindicar ante el equipo de gobierno que preside Francisco de la Torre (PP) “la necesidad de construir una red de carriles bici seguros y bien interconectada para favorecer el uso de la bicicleta como opción preferente para la movilidad cotidiana”.

Ramos además ha denunciado “el retroceso en movilidad ciclista que ha sufrido Málaga en los últimos años: faltan carriles bici, se abusa de los ciclocarriles, se ha eliminado el sistema público de alquiler y se ha implantado una ordenanza limitante para los ciclistas”.

Y es que, tal y como explica Ramos, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha publicado un reciente estudio que sitúa a Málaga como “una de las ciudades más peligrosas para circular en bicicleta”, y en el que se señala “como los dos grandes puntos negativos dos aspectos que venimos denunciando desde hace años: la falta de conectividad entre los distintos barrios y distritos y el excesivo uso de los ciclocarriles, consistentes en pintar una bici en la calzada y una señal de prohibido circular a más de 30 kilómetros por hora”. Para Ramos los ciclocarriles son “una opción que no ofrece la seguridad necesaria y que disuade a muchas personas de decantarse por el uso de la bicicleta para la movilidad en su día a día”.

Por esto, Ramos demanda “la construcción de más kilómetros de carriles bici seguros e interconectados, para generar un trazado ciclista que cubra todo el municipio y que ofrezca a los malagueños y malagueñas una oportunidad real de poder optar por la bicicleta como medio de transporte seguro, sostenible, saludable y económico para sus desplazamiento cotidianos”.

Ramos también cree necesario “reimplantar el sistema de préstamos de bicicletas público que ha privatizado el equipo de gobierno del PP”.

Por último, Ramos lamenta que “la movilidad en la ciudad de Málaga es cada día más un caos y el equipo de gobierno despliega un modelo y una regulación que persigue enfrentar a ciclistas y peatones, y que, en realidad, no respeta los derechos ni de unos ni de otros”.

Pueden leerse AQUÍ otros artículos relacionados con la circulación de  bicicletas.