Sus cálculos están basados en un patrón que indica que el PP siempre saca mejores resultados en las generales que en las autonómicas andaluzas, sin embargo cree que “va a haber un cambio de patrón, que va a hacer que las proyecciones no se cumplan, obviamente”

27/06/22. 
Sociedad. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com. Tras el resultado de las elecciones andaluzas, Julián Molina, profesor del departamento de Economía Aplicada de la UMA, ha publicado en su perfil de Twitter (AQUÍ) la proyección de los resultados de las elecciones generales a nivel nacional basándose en los resultados de las andaluzas. Sin embargo...

...para Molina los resultados no serian realistas, ya que están calculados según un patrón que parece estar cambiando.

Para contestar a las preguntas ¿Se pueden proyectar los datos a la política nacional? ¿Cómo quedarían los resultados nacionales si proyectamos?, Molina lo primero que ha calculado es si los resultados de las elecciones andaluzas y los de las elecciones generales están correlados. La correlación es una medida estadística que expresa hasta qué punto dos variables están relacionadas linealmente, y se considera que dos variables están correlacionadas cuando los valores de una de ellas varían sistemáticamente con respecto a los valores homónimos de la otra.

Así, tanto para el PSOE como para el PP, Molina comprueba que el voto en las Generales está correlado con el voto en las autonómicas, ya que el coeficiente de correlación en el caso del PSOE es 0.8278, y en el caso del PP el coeficiente es 0.8770. “Para hacernos una idea, las correlaciones que vemos normalmente en el telediario son mucho más bajas, por ejemplo entre el paro y el PIB”, asegura Molina.



“Lo que hago es ver que relación tiene el voto tanto al PSOE como al PP en Andalucía y en las generales, si están correlacionados o no. Lo que se ve en ambos casos es que están correlacionados, ya que en un caso sale 0,82 y en el otro 0,87, es decir están suficientemente correlacionados”, explica Molina.

A continuación Molina calcula la proyección por regresión lineal, “que también tiene un R2, que es el número que dice si es fiable o no, bastante alto. Es una forma matemática de calcular una variable en función de la otra”. En el caso del PSOE “la proyección por regresión lineal tendría un R2 de 0.68 (suficiente) y la proyección que daría para las generales del PSOE sería del 19,77% si se celebraran justo ahora y el patrón no se hubiera invertido...”.


Por su parte para el PP, Molina calcula que “la proyección por regresión lineal tendría un R2 de 0.7692 (suficiente) y la proyección que daría para las generales del PP sería del 45,52% si se celebraran justo ahora y el patrón no se hubiera invertido...”.


Si el patrón no se hubiera invertido…

La clave está, según Molina, en el patrón que ha utilizado para hacer los cálculos. Y es que tanto en la gráfica del PSOE de los resultados en las generales y en las autonómicas andaluzas como en la del PP se puede observar al final que puede haber un cambio de tendencia.

De esta manera, en la gráfica del PSOE “se ve que sus resultados en Andalucía siempre han sido mejores que en las generales, excepto en el pico del 94 que no se llegaron a cruzar. Ahora ese patrón parece que está cambando, pero ahora todavía no podemos estar seguros, porque podría pasar lo mismo que en el pico del 94, pues podría tener ahora un pico parecido y que volviera a su natural”, explica Molina.


Molina entiende que “parece es que se está invirtiendo y que el PSOE en Andalucía puede empezar a quedar peor que el PSOE en las generales. Si esto fuera cierto, pues todas las proyecciones que hago no son válidas porque están basadas en el patrón antiguo, en el que hay hasta el momento, si ese patrón ha cambiado la proyección no vale”.

Por el contrario, “si el patrón fuera el mismo que todos los años anteriores, pues después de sacar el PSOE en Andalucía un 24%, lo que cabe esperar es que sacara en las generales un 19,77%”, especifica Molina. “Y si te fijas en el PP pasa igual, y todavía más exagerado. En la gráfica del PP ves que la correlación es 0,87, que es muy alta. Pero se ve lo mismo, que el patrón final está invertido. Con el PP pasaba siempre que en las generales sacaba más porcentaje de voto que en Andalucía, y sin embargo ahora el PP en las generales está sacando menos. De hecho en las elecciones andaluzas de 2018 el PP ya saca mejores resultados que en las generales de 2019. Pero es que en el último año, en el 2022, ha sacado en Andalucía en torno al 45%, que es el mejor histórico en la historia del PP en Andalucía”.


Por lo que, para Molina, “al ver las dos gráficas se intuye que en ambas ha cambiado el patrón, porque un 19% son 10 puntos menos de lo que tiene ahora mismo el PSOE. Y si el patrón se mantuviera, para empezar el PP nacional tendría que sacar más que el PP andaluz, y la proyección da que sacaría un 45,52% de los votos. Esto no parece realista, por lo que se deduce de ambas, es que el patrón ha cambiado para las dos formaciones”.

Molina cree que “si antes Andalucía era el granero del PSOE, decir que es el granero del PSOE es decir que en Andalucía estaba sacando más de lo que sacaba en el resto de España y digamos que cogía ventaja en Andalucía, pues ahora parece que eso se está invirtiendo. Y al PP le pasaba al revés, si Andalucía era un lastre, porque sacaba menos de los que sacaba en el resto de España, pues ahora tiene toda la pinta que el PP andaluz va a adelantar al PP nacional”.

Por todo esto Molina intuye “que va a haber un cambio de patrón, que va a hacer que las proyecciones no se cumplan obviamente”.