De ser concejala, Máximo apoyaría un gobierno progresista de izquierdas que desplazara a Paco de la Torre de su sillón casi perpetuo, aunque no entraría nunca a formar parte del equipo de Gobierno que se creara

25/10/22.
 Opinión. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com. A la ingeniera informática y profesora Carmen Máximo, muy posible candidata de Adelante Andalucía (AA) a la alcaldía de Málaga, no le importaría en absoluto ir en las municipales en una lista común de izquierdas con Remedio Ramos, concejala de Izquierda Unida (IU), de número uno: “En absoluto, se trabaja bien con ella… solo habría que...

...encontrar la fórmula”. Y es que, para ella, lo más importante en la actuales circunstancias sociales es echar de la alcaldía al actual alcalde del PP, Paco de la Torre.


Carmen Máximo fue la cabeza de lista en Málaga de la confluencia Adelante a las elecciones andaluzas. Y lo más probable es que encabece la lista a la alcaldía de Málaga si su coalición acude en solitario a la convocatoria de 2023. Si fuera así, tiene muchas posibilidades de tener plaza en el Consistorio malagueño, su coalición obtuvo más de 10.000 votos en la última convocatoria electoral en Málaga capital. Y de ser concejala, apoyaría un gobierno progresista de izquierdas que desplazara a Paco de la Torre de su sillón casi perpetuo, aunque no entraría nunca a formar parte del equipo de Gobierno que se creara. Máximo explica esta y otras cuestiones a EL OBSERVADOR.

Y es que esta profesora de secundaria, ingeniera informática, de Cádiz pero que lleva toda la vida en Málaga, con plaza fija en el instituto Jesús Marín de Carranque, tiene las cosas muy claras desde que empezó en el activismo social y sindical hace más de diez años. Ella milita en Anticapitalistas Andalucía, una de las formaciones políticas que componen la confluencia Adelante que lidera Teresa Rodríguez, junto a Izquierda Andalucista, Primavera Andaluza y Defender Andalucía.

No es muy conocida en el activismo político público, pero sabe que la mujer al frente de su formación, Teresa Rodríguez, sí lo es. Y que eso es algo bastante más importante que un nombre vacio de militantes y contenidos, y que en la balanza de las negociaciones pesa. Afiliada sindicalmente a USTEA, ha pasado por UGT y desde el principio ha estado vinculada a Marea Verde. Estuvo en IU y Podemos.

Carmen Máximo, de Anticapitalistas

-Usted es de Anticapitalistas Andalucía, ¿en la actualidad tiene algún cargo orgánico en su estructura?

No. Ahora no tengo ningún cargo orgánico, soy una militante de base.

-Anticapitalistas forma parte de la confluencia Adelante Andalucía junto a Primavera Andaluza, Defender Andalucía e Izquierda Andalucista, que se consideran el ala andalucista de la misma, ¿ustedes, Anticapitalistas, son lo suficientemente andalucistas?

Desde Anticapitalistas tenemos muy claro que somos andalucistas y así está aprobado en nuestro congreso, pero andalucistas de clase, andalucistas de izquierdas, andalucistas de la clase trabajadora. Por lo que nuestro punto de vista de anticapitalistas y andalucistas no podemos desligarlo. No somos andalucistas a secas. Aspiramos a tener una Andalucía de izquierda transformadora. No somos la izquierda de los que solo se sienten andaluces, que parece que ahora son todo el mundo, incluido Juanma Moreno. Lo tengo muy claro. Soy andaluza. Gaditana que lleva toda la vida viviendo en Málaga. Y quiero la máxima soberanía para esta tierra. Pero que se dé con una circunstancia. Debe tener unos recursos económicos que ahora mismo no tiene. Y estoy en Adelante Andalucía porque es el único espacio a la izquierda de Unidas Podemos que quiere proporcionárselos realmente.

-¿Piensa que el Gobierno central no quiere?

Hay que decir que el Gobierno existente entre Unidas Podemos y el PSOE no soluciona los problemas de la clase trabajadora en general y de la clase trabajadora andaluza en particular, que está a la cola de todas las clases trabajadoras. Por lo que políticamente nos tenemos que organizar. Yo quiero que Andalucía tenga el lugar que le corresponde por tamaño, historia y tradición, y que se pague esa deuda histórica que nos deben desde hace muchísimo tiempo. Y ese 4 de diciembre, que no llegó a cambiar las condiciones básicas económicas, que son las que lo marcan todo, que se revierta. Por eso me reivindico siempre andalucista, pero siempre de clase, de izquierdas y que aspira a un andalucismo transformador.

No todos son iguales

-Pero lo que dice lo puede decir igual cualquier otro militante de cualquier otro partido de izquierda andalucista, desde Podemos o Iniciativa del Pueblo Andaluz a Andalucía por Sí.

-Vamos a ver la diferencia. Llevo muchos años participando en política desde las bases. Primero, como sindicalista desde hace más de diez en enseñanza. Ahora estoy en USTEA, pero he estado en UGT, también en IU, en Podemos y ahora en Adelante Andalucía. Yo entiendo la lealtad a los colectivos políticos como la lealtad a la clase trabajadora andaluza. Y por eso no estoy en Podemos o en IU, donde tengo muy buenos amigos de vernos tanto en las movilizaciones populares, en las calles, que es lo que a mí me interesa. Pero es que la pelea debe ser desde abajo hacia arriba, no desde las instituciones hacia abajo. En 2012 estaba en Izquierda Unida en la asamblea de Puerto de la Torre. Soy profesora, siempre lo he sido. Éramos críticos. Sacamos una pancarta que decía que la crisis la paguen los ricos gobierne quien gobierne. Y eso nos supuso un disgusto político dentro de IU, porque era la época en que IU gobernaba en Andalucía con el PSOE. Se despidió a 4.502 compañeros interinos míos de educación pública y surgió la Marea Verde, en la que participo desde un principio. Eso no se me olvidará nunca. No se puede decir una cosa cuando estás fuera del poder y otra cuando lo tienes.


-¿Se refiere solo a la enseñanza?

Es que no se puede decir desde fuera que se defiende la educación pública y cuando se llega decir que no se tiene dinero, y encima recortar 4.502 profesores, cuando hay una minoría de ricos que ni siquiera pagan el mínimo que deberían pagar y que solo engordan como parásitos. Por eso no estoy ni en IU ni en Podemos. Porque después de las últimas elecciones que hemos tenido nos hemos dado cuenta de que los votos que hemos obtenidos son de clase trabajadora, pero baja. Y que la gente de izquierda deja de votar porque donde dije digo, digo diego. Y eso ocurre ahora con Unidas Podemos en el Gobierno central. Que se dice una cosa y se hace otra. Estás en una correlación de fuerzas que no te permite cambiar nada y no cumples con tu programa.

-¿Cuál sería la propuesta entonces?

La gente me dice, ¿tú es que quieres que entre la derecha? No. Yo nunca permitiré que entre un gobierno de derechas. Yo apoyaría un gobierno del PSOE y a continuación pasaría a la oposición. Y apoyaría las medidas más progresistas de izquierda de ese gobierno. Pero las reaccionarias, como la no reforma laboral, me opondría, me plantaría. Con lo cual sería coherente con el programa que se presenta ante la gente, que es a quienes defendemos.

Que haría en las municipales

-Entiendo que está hablando de lo que haría en unas hipotéticas elecciones municipales si pudiera, porque usted se va a presentar, ¿no?

Yo, si puedo, y hablo personalmente, lucharé por ser elegida, ahora que he dado este paso hacia lo institucional, que es un paso muy grande, sobre todo para los que tenemos un puesto de trabajo. Yo soy funcionaria, profesora, y no dejaría de trabajar. Y no es fácil compaginar la vida profesional, política y personal. Para personas en mi situación es un esfuerzo grande. Otra cosa es que yo no salga candidata para Málaga. Si no sale mi lista apoyaré con todas mis fuerzas a la que salga elegida.

-¿Y si sale de concejala qué haría?

Yo entiendo que cualquier malagueño o malagueña no entendería que no hiciera lo que hiciera falta para echar al alcalde Paco de la Torre. Cualquier persona que vea la situación de Málaga, su suciedad, el abandono de los barrios. Hace falta mucho trabajo de concienciación. Pero políticamente para echarlo hace falta un frente común de izquierdas. Lo tengo claro, yo y todo el mundo. Pero hay problemas en estos frentes comunes planteados con unos mínimos para que sean efectivos y se pueda expulsar a Paco de la Torre, alguien a quien mucha gente considera un santo del altar franquista. Y el problema vine de la realidad que ya se ha tenido dentro de la propia Adelante Andalucía en la legislatura anterior.

-Se refiere a lo ocurrido en el parlamento andaluz.

Es que no se puede obviar. Cuando se ha planteado esa unidad, en la legislatura anterior, ha habido un partido que ha querido laminar a otro y lo ha hecho, como ha sido la expulsión de nuestras compañeras del parlamento de Andalucía. Lo hizo IU y Podemos. Eso ocurrió. Y sin querer entrar a pormenorizarlo, la pregunta es: ¿qué garantías tendrían que darse en una coalición para que si se presenta una lista común y sale, no se lamine después a las fuerzas minoritarias como podría ser nuestro caso?, y hablo como anticapitalista, andalucista y marxista que sabe que se tiene que echar del poder al alcalde De la Torre y utilizar bien esos más de 11.000 votos (en las andaluzas) que tenemos en Málaga capital.


-¿Entonces…?

Nosotros no tenemos ningún interés en sacar un concejal aislado o dos. Nuestro interés es sumar, y tenemos esos 11.000 votos. IU se ha asociado con Mas País y Verdes Equo que, no es por señalar, pero todo el mundo sabe que no son nada políticamente. IU es la que más fuerza tiene y la marca Podemos tiene todavía influencia. Pero es bastante confuso el panorama que hay en la calle. Hay gente que todavía se cree que Teresa Rodríguez lidera Podemos. Pero sin entrar en juicios de valor. Nosotros somos pequeños, pero Teresa tiene un tirón todavía que es el que se ha reflejado en las andaluzas.

-Entonces, ¿qué haría usted?

Yo, a nivel personal estoy por un frente común. Mi partido, Anticapitalistas, no tanto, aunque tenemos un congreso andaluz en diciembre en el que se volverá a debatir el tema, y lo que salga del congreso se aplicará en todos los territorios. Pero ese frente común entre todas las fuerzas de izquierdas tendría que garantizar que no nos disolvamos en la fuerza mayoritaria, porque si no estaríamos engañando a nuestros electores. Un programa de mínimos en el que la fuerza mayoritaria, que en este caso es IU, no nos lamine como hizo en el Parlamento andaluz. Y siempre pensando en la gente de la calle.

-¿Cómo se consigue eso?

Eso es lo que hay que debatir en el congreso nuestro de diciembre. Como se puede garantizar esa cuestión. Y queremos ir con otras fuerzas, pero defendiendo siempre nuestra independencia orgánica. Y apoyaremos gobiernos de progreso siempre. Pero no entraremos a gobernar en minoría, porque nos laminan. Esa es la línea roja. Nunca favoreceremos que entre la derecha a gobernar, pero tampoco entraremos a gobernar sabiendo que al final nos van a laminar.

Sin entrar a gobernar el Ayuntamiento

-¿Facilitarían un gobierno municipal de izquierdas, pero no entrarían a formar parte del mismo?

Exactamente. Facilitaríamos un hipotético gobierno municipal de IU y PSOE, pero no entraríamos a gobernar con ellos. Es decir, facilitaríamos que saliera ese gobierno municipal, y esos concejales nuestros que se obtuvieran, apoyarían todas las medidas progresistas que defiende nuestro programa para todos los malagueños y malagueñas, y se opondrían a las medidas planteadas, sea quien sea quien lo haga, que vayan en contra de él.

-¿Iría usted personalmente en una lista conjunta?

Tendrían que garantizar que no nos iban a laminar.

-¿Y eso cómo se hace?

Eso es lo que tenemos que buscar en mi partido.

-Pero, ¿Carmen Máximo que piensa?

Yo intentaría formar un acuerdo de mínimos en el que quedara reflejada la independencia de cada una de nosotras, y que si eso en un momento dado se rompe, habría que romper la coalición inmediatamente y explicárselo a la gente. Pero nunca mentir. Y las organizaciones siempre por encima de los líderes.

-Y, en última instancia, ¿no se reduciría todo a una pelea de las fuerzas de la coalición por los puestos en las listas.

En eso no habría problemas con nosotros. Si se forma la coalición, muy bien si la encabeza Remedios Ramos, de Izquierda Unida…

-¿Entonces estaría de acuerdo en ir en una lista común con la concejala Remedios Ramos, de Izquierda Unida, de número uno?

No me importaría en absoluto ir en una lista a las municipales con Remedio Ramos (IU) de número uno. Con ella siempre se ha podido trabajar… solo habría que encontrar la fórmula para hacerlo posible.