Julián Molina, matemático y profesor de la UMA: “¿Cómo una persona que tiene una responsabilidad y cuatro años por delante dice que no tiene nada que cambiar? ¿No tiene un plan? ¿No ha detectado un problema? ¿No ha visto nada dónde se pueda mejorar? Y encima dice que no hay que frenar el éxito, ¿dónde has visto tú el éxito?”

En Málaga “se ha frenado la convergencia en renta con España, somos más pobres que el 63,9% de los municipios españoles, tenemos mayor tasa de pobreza que el 67,8% de los municipios españoles, tenemos mayor desigualdad que el 93,6% de los municipios españoles y se ha frenado la convergencia con España también en nivel de desigualdad”

08/11/23
. Opinión. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com. La concejala de Innovación, Alicia Izquierdo, ha asegurado que no quiere cambiar nada de la ‘Málaga tecnológica’, ya que frenar el éxito nunca es bueno (AQUÍ). Ante esto, el matemático y profesor de la UMA, Julián Molina, se ha visto obligado a recordarle a la concejala que Málaga es de los municipios...

...donde hay mayor tasa de pobreza y más desigualdad económica (AQUÍ). La ‘Málaga tecnológica’ no existe y lo que tenemos es la Málaga turística.

Las declaraciones de la concejala de Innovación muestran una clara falta de ambición, para Julián Molina, que entiende que “si no hay nada que mejorar entiendo que lo lógico es dejar el puesto”. Ya que, “aparte de que es un absurdo lo que dice, porque evidentemente hay muchas cosas que mejorar, pero si fuera verdad que lo piensa que dimita y deje esa plaza vacante, y que el alcalde ya se piense si hay que dejar ese puesto vacío o no”.


Para Molina, las palabras de Izquierdo “son un disparate absoluto y demostrable, que haya una persona con un cargo como el suyo que diga que no encuentra nada que cambiar me parece chocante”.

Y es que los datos de la renta salieron la semana pasada, “y obviamente no es que no haya nada que mejorar, es que hay un montón, estamos absolutamente a la cola, no solo en renta que siempre hemos estado a la cola, sino también en pobreza y en desigualdad, hay bastantes cosas que cambiar”.

Así, Molina ha analizado el nivel de renta de la ‘Málaga tecnológica’ según los datos del INE, y “el municipio de Málaga es más pobre que el 63,9% de los municipios españoles. Y además ha empeorado sensiblemente su posición desde 2019, casi 10 puntos porcentuales”.


“Ella sigue llamándola la Málaga tecnológica y lo que vemos es la Málaga turística, la tecnológica es algo incipiente que quizá se vaya desarrollando en el futuro y vaya cogiendo algo de peso, pero ahora mismo será un uno por mil de la población, o ni eso, porque si fuera una proporción mayor no tendríamos el nivel de renta que tenemos”, explica el matemático.

Molina asegura que “la convergencia hacia la renta neta media española también se ha frenado drásticamente. Desde 2018 estamos estancados en un 9% menos de renta que la media española, sin acercarnos más. Se ha frenado completamente la convergencia hacia la renta neta media nacional”.


Pero es que no solo el nivel de renta es bajo, su distribución también es bastante preocupante, explica Molina, ya que hay mucha desigualdad y pobreza. “Málaga capital tiene mayor tasa de pobreza que el 67,8% de los municipios españoles, y está también peor que en 2019 en el ranking de municipios en tasa de pobreza”.


Esa pobreza no se reparte uniformemente, ya que “hay enormes diferencias entre los distintos distritos en tasa de pobreza. En el Limonar hay una SC con un 3,3% de tasa de pobreza, mientras que una SC de Palma- Palmilla tiene un 60,3% de la población en la pobreza. 18 veces más”.


Aquí llegamos a la desigualdad, “otro de los problemas de la Málaga tecnológica. Málaga capital tiene mayor desigualdad (índice de Gini) que el 93,6% de los municipios españoles. Es decir, 9 de cada 10 municipios de España tienen menos desigualdad que la Málaga tecnológica”.


Otro motivo de preocupación para Molina es que “la tendencia de los últimos años a converger al nivel de desigualdad medio de España también se ha truncado en 2021. En 2021 en vez de acercarnos a la media nacional nos hemos alejado (hacia peor, naturalmente). Dejamos de converger”.


De esta manera, en la ‘Málaga tecnológica’ en la que no cambiaría nada la concejala Alicia Izquierdo, “se ha frenado la convergencia en renta con España, somos más pobres que el 63,9% de los municipios españoles, tenemos mayor tasa de pobreza que el 67,8% de los municipios españoles, tenemos mayor desigualdad que el 93,6% de los municipios españoles y se ha frenado la convergencia con España también en nivel de desigualdad”.

Molina sostiene que “lo que dijo es tal disparate que con poner los datos se entiende perfectamente. ¿Cómo una persona que tiene una responsabilidad y cuatro años por delante dice que no tiene nada que cambiar? ¿No tiene un plan? ¿No ha detectado un problema? ¿No ha visto nada dónde se pueda mejorar? Y encima dice que no hay que frenar el éxito, ¿dónde has visto tú el éxito?”.


Esta sería la “línea política del alcalde, que es la propaganda, vender la idea del éxito, y repetirla, decir que todo es un éxito, pero eso lo ven ellos, el resto no, porque desde luego los éxitos empresariales que pueda haber no se están transmitiendo a la ciudad, y eso no es una opinión, es un hecho. Porque la ciudad, en media digamos, no mejora en los aspectos principales, sino que empeora”.

Este empeoramiento es, para Molina, “bastante predecible, y se lleva produciendo mucho tiempo. Es el empeoramiento de una ciudad que se está concentrando demasiado en el turismo, se está turistificando, que es una economía que empobrece en media y enriquece en particular. Crea un empleo inestable de bajos ingresos, encarece mucho la vivienda, incomoda la vida, porque en un barrio turístico es molesto vivir. Entonces vas vaciando las ciudades y las vas empobreciendo”.

Esto es algo que estamos viendo en Málaga, donde el municipio con más renta de la provincia ahora es el Rincón de la Victoria, “que está recibiendo toda la gente expulsada de Málaga, y en Málaga cada vez la vas vaciando más y la vas empobreciendo, y esta señora no ve nada que cambiar, pues entiendo que no hay ningún motivo para seguir cuatro años en el cargo”.