25/03/14. OPINIÓN. El periodista Curro Troya indicó ayer, en su habitual columna ‘Arde Troya’ para diario Sur, cual es la nueva estrategia política personal de Mariví Romero, concejala del Distrito de Ciudad Jardín del Ayuntamiento de Málaga. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com ofrece a sus lectores esta opinión, que revela la “verdadera singladura e intenciones” de la edila al tiempo que zanja: “Romero no está en el Ayuntamiento”.

PUEDE leer la columna en su fuente original AQUÍ.

Mariví que te vi

HACE tiempo que Mariví Romero no está en el Ayuntamiento. O al menos, no políticamente. Sí lo está, sin embargo, en su nómina y en sus comparecencias obligadas -faltaría más-. Pero, en su estrategia política personal, ella no está, ni se la espera. Como vulgarmente se dice, la que todavía figura como concejala de Ciudad Jardín, ya está subida a la chepa de Juanma Moreno desde que éste fuera tocado por el dedo divino de Rajoy.

ROMERO es el ejemplo palmario de esa casta de nuevos políticos cuya única apuesta es su propia supervivencia. Que hay que decir que se trabaja por los demás, se dice. Que hay que tener pose antirancia dentro de un partido rancio, se tiene -incluido convertir en un paradigma de modernidad ser madre soltera-. Que hay que ofrecer una dosis de populismo cofrade, se planta una la peineta y la mantilla. Es decir, por un sueldo público, lo que haga falta.

DESECHADA inicialmente para repetir este mandato municipal, consiguió que la remetieran en listas tras una dramática llamada a Elías Bendodo. El presidente de los populares malagueños cedió a su chantaje emocional, a sabiendas de sus controvertidas historias personales, quizás sólo por el miedo de las consecuencias que pudiera tener su salida. Desde entonces, la desprestigiada concejala ya ha tenido ocasión de hacer de vientre dos veces en el 'convento municipal'. La primera, aprovechando las elecciones andaluzas, trepada a la candidatura de Esperanza Oña. Pero la experta enredadora tuvo que volver al Paseo del Parque, donde De la Torre la recibió con frialdad.

LA segunda vez que ha cantado aquello de 'para lo que me queda en el convento.', ha sido precisamente con la llegada del 'nieto del jornalero' -como se publicita a ahora al líder popular andaluz-. Seguramente porque ya cree que tiene su futuro personal arreglado con su 'amiguito del alma'.

ESTA semana su nombre ha vuelto a asociarse de nuevo con esa forma de gamberrismo que son los trolls de redes sociales. Javier Reyes, un ingeniero emigrante conocido por sus críticas y parodias de la propia Romero, sufría el acoso de una cuenta de Twitter, @Rosa_Morena65. Desde Noruega, la respuesta al 'troleo' del joven malagueño fue una larga ristra de tuits en forma de 'Tararí que te vi, Mariví'. Afortunadamente, no sólo Reyes la tiene calada. Cada vez son más los malagueños que conocen su verdadera singladura e intenciones.

PUEDE ver aquí otras informaciones relacionadas:
- 19/11/13 Curro Troya, sobre la ‘ley del silencio' en el Puerto: “Aquella era una cinta de mafiosos en los muelles neoyorquinos (…) lo que está pasando en Málaga no es una película, sino la realidad”
- 15/10/13 Curro Troya sobre la corrupción: “Nuestros políticos tienden a simplificar los argumentos (…) consiguen hacer pleno al quince con bote en la mayor de las estupideces”