Rajoy, a la desesperada, mete a su ministro de Justicia en campaña. ¿Será el PP la nueva UCD? ¿También desaparecerá? UPyD, mientras tanto, basa su campaña en limpiar y repartir sobres (?)

18/03/15. Opinión. Podemos baja y Ciudadanos sube. El voto cabreado del Partido Popular que se había acercado a la formación de Pablo Iglesias ha encontrado en el partido de Albert Rivera una alternativa que ofrece mayor seguridad, con propuestas reformistas y no revolucionarias. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com comenta la campaña electoral persistente en la que se ha convertido este año.

A cuatro días de las elecciones andaluzas, el Gobierno de Mariano Rajoy ha metido a sus ministros en la liza. Así, hoy el responsable de Justicia, Rafael Catalá, da un mitin/desayuno/coloquio que le ha organizado el Colegio de Abogados de Málaga, para elogiarse (?) por retirar de forma parcial las tasas judiciales que introdujo su antecesor, del mismo signo, Alberto Ruiz Gallardón. A la vez, el PP se marcha a Valencia, una de sus plazas fuertes, para dar otro mitin. Desde el levante, el acto irrumpirá en la jornada de reflexión de Andalucía. Mientras, el tradicional electorado de los conservadores da la espalda al partido, que teme su probable batacazo. Pero este electorado también se aleja de Podemos, que no logra con sus discursos la anhelada centralidad del tablero. Mucho votante de centro y centro derecha y derecha pura y dura que se había fijado en el partido de Iglesias solo porque estaba cabreado con el PP, se aleja ahora de las propuestas ‘revolucionarias’ y los modos tan antiguos, por ‘hipiosos’, de los de Pablo Iglesias y se acercan a Ciudadanos, una formación en la que su máximo líder, Albert Rivera, parece no sufrir desgaste. Gente “de orden”, reformista, que no revolucionario, que atrae el voto de aquellos indecisos, aun sensatos y menos ‘derechizados’ que la banda de Rajoy. El PP pierde el pulso a la realidad y podría verse abocado a ser la nueva Unión de Centro Democrática (UCD), la formación que desapareció tras la salida de Adolfo Suarez del Ejecutivo hace años (al menos en Andalucía).

LA ilusión por un cambio desató un fenómeno sin precedentes hace más de un año. Un grupo de politólogos de la Universidad Complutense de Madrid lideraron un proyecto con el que romper el tablero político español aprovechando la indignación que se canalizó en el movimiento 15-M de 2011. La izquierda tradicional sigue viendo con cierto escepticismo a ese partido llamado Podemos que celebró entre octubre y noviembre del año pasado su asamblea constituyente. Aunque sus propuestas son similares, la cúpula de la formación que lidera Pablo Iglesias vertebra su discurso con la aspiración de alcanzar la centralidad del tablero, acercándose tanto a los indignados de izquierda como a los indignados de derecha. Sin embargo, sus mítines y su discurso no han podido ocultar su ideología y sus modos ‘revolucionarios’. A la vez, los barómetros reflejan un insólito auge de Ciudadanos, un partido que arrastra una losa con algunos años de historia en el Parlament catalán, y que se ha convertido en el ‘Podemos’ de la derecha.


ASÍ se explica que, con el auge de Ciudadanos, la intención de voto de Podemos se modere, y no experimente el crecimiento apabullante de los últimos meses. El electorado está cabreado, pero no todos los electores lo están por la misma cosa. Ni juntos ni revueltos, Ciudadanos y Podemos podrían consolidarse como las nuevas y fundamentales fuerzas políticas de los parlamentos españoles. En reiteradas ocasiones se ha comparado al PSOE con el PASOK griego, dado que este último partido ahora tiene un caladero de votantes muy bajo, casi marginal o residual. El PSOE griego está al borde de la extinción. Sin embargo, en España podría darse la situación de que sea el PP quien experimente la abrupta caída de sus electores en un corto plazo de tiempo. Quizá sea el PP el PASOK español.

Y es que la formación conservadora está actuando a la desesperada. Hoy hay una charla coloquio del ministro de Justicia, Rafael Catalá, que ha sido invitado por el Colegio de Abogados de Málaga y por el diario Sur. Catalá podrá detallar ante las decenas de letrados que quieran acudir a oírle cómo ha retirado parcialmente la ley de tasas judiciales que instauró su antecesor, Alberto Ruiz Gallardón. Un poco como cuando el mismo PP presume de rebajar el IVA cultural al 10%, cuando antes de subirlo al 21% ya estaba al 8%...

EL acto de hoy con el ministro de Justicia demuestra que el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha metido en la liza a los responsables de sus carteras. Pero eso no queda ahí. “Génova se va a volcar con todo en este sprint de la campaña electoral andaluza. Se ha tocado a rebato, se ha movilizado a todo el aparato y también a la estructura del Gobierno. Ministros y altos cargos aterrizarán en los próximos días en Andalucía para sumarse a la agenda del candidato Juanma Moreno. El golpe de efecto más singular de esta 'tour de force' es la celebración de un gran mitin en plena jornada de reflexión, es decir, el sábado. No habrá problemas con la Junta Electoral, puesto que el cónclave se ha organizado en Valencia, plaza fuerte desde siempre del PP y donde ahora atraviesa por momentos sumamente delicados. La excusa ofrecida por el portavoz Carlos Floriano para celebrar esta singular iniciativa es la presentación del programa marco para las municipales”. Así lo explica el periodista José Alejandro Vara en Voz Populi (AQUÍ).


MIENTRAS tanto, hay otros partidos, algo ajenos a la caída del PP, a la incertidumbre de Podemos, al auge de Ciudadanos, a la tensa calma del PSOE y a los dientes apretados de IU. Los andalucistas se abrazan a la esperanza de volver a entrar en el Parlamento. Y UPyD sueña con hacerlo algún día, pero tiene complicado que la cita con las urnas de este domingo se lo permita. El candidato por Málaga y a la presidencia de la Junta, Martín de la Herrán, está contando con toda la artillería de la formación magenta. Se debe sentir respaldado, y es que en cuestión de días no para de hacer actos con la líder, Rosa Díez, o con algunos de sus diputados nacionales, como el polémico actor Toni Cantó. El problema de Unión, Progreso y Democracia, es la forma en la que entiende la nueva política. Y es que el profesor De la Herrán se ha asomado al ridículo cuando a las puertas de la Delegación del Gobierno andaluz, en la Alameda malagueña, ha insistido en lo bien que sale la suciedad mientras restregaba una bayeta rosa sobre la fachada. El esperpento se aprecia en las siguientes imágenes. Pero no queda ahí. El jueves pasado anunció que estaría tomando unas cañas con el mismo Cantó en El Pimpi, a fin de que sus electores se acercasen a preguntarles cosas. También dicen las malas lenguas que se le ve por ahí repartiendo sobres (AQUÍ). Intentando hacer la gracia, intentando caer en gracia, en unos extraños aspavientos de una campaña que, al menos en Andalucía, toca a su fin en cuestión de horas.

PUEDE leer aquí anteriores artículos relacionados con esta publicación:
- 13/03/15 La campaña electoral (Mix 2). ‘Soluciona’, partido de ultraderecha, se promociona en Málaga gracias a Podemos y las meteduras de pata de sus candidatos, como J.A. Gil. Otro Gil, Félix, del partido de Iglesias, a la ‘tradicional’ búsqueda de la foto
- 10/03/15 La campaña electoral (Mix 1). El vídeo de IU es realmente ‘de cine’. El local de Podemos en el centro ‘sólo’ cuesta 1.100 euros al mes más IVA. Monago y su PP se ríen en su célebre vídeo de ‘nuestro’ Mocito Feliz. Juanma, el líder ‘templado’ o ‘poco hecho