OPINIÓN. Tribuna Abierta. Por Luis Manuel Goñi Stroetgen
Economista


16/12/20. Opinión. El economista Luis Manuel Goñi escribe en esta Tribuna Abierta para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com sobre algunas de las medidas tomadas por la Junta de Andalucía: “A partir del 18,00, bares y restaurantes tendrán dos tramos de apertura, desde la mañana hasta las 18.00 h, y ¡se cierran a las 18.00 y se vuelven a abrir a las 20.00 hasta las 22.30! Sí, han leído bien. Puro surrealismo...

...que nos recuerda las pelis de Paco Martínez Soria. Un poco de humor antes tanta sinrazón. Llegan las 6.00 y el camarero pasa retirar las bebidas y el cliente le dice:"Quillo, guárdame el cubata que vuelvo a las 8". Una película de los hermanos Marx tiene más sentido”.

¡Qué hartura del Moreno!

Muchos dicen que las restricciones que dictan las autoridades son por nuestro bien. Y si las criticamos, nos tachan de negacionistas. Pura simpleza meter en el mismo saco a los que niegan el virus y a los que nos quejamos de la irracionalidad de las restricciones.

A ver cómo se comen las nuevas disposiciones anunciadas ayer por el Juanma Moreno Bonilla, que se encontró con una presidencia de la Junta que, ni en sueños se lo creía.

Veamos algunas de las medidas curiosas que nos comunicó el pasado jueves a los andaluces:

1. Se amplía hasta las 21.00 el horario del comercio. ¿No dicen que hay tener cuidado con las aglomeraciones en los locales interiores?

2. A partir del 18,00, bares y restaurantes tendrán dos tramos de apertura;
- Desde la mañana hasta las 18.00 h.
- ¡Se cierran a las 18.00 y se vuelven a abrir a las 20.00 hasta las 22.30!
Sí, han leído bien. Puro surrealismo que nos recuerda las pelis de Paco Martínez Soria. Un poco de humor antes tanta sinrazón. Llegan las 6.00 y el camarero pasa retirar las bebidas y el cliente le dice:"Quillo, guárdame el cubata que vuelvo a las 8". Una película de los hermanos Marx tiene más sentido.

3. Solo se permiten 6 comensales. Pero, ojo los días 24, 25, 31 y 1 de enero, pueden reunirse hasta 10. Carajo que esos días el virus no ataca las reuniones. Que los cuñaos se ponen atacaos, si quedan aislados y despreciaos. Ah. Y son recomendaciones. ¿Quién va a controlar las reuniones en los casones? Hogar, dulce hogar.

4. De los cines, teatros, conciertos... Ni se habla. La cultura, en general, sigue siendo ignorada. Por más medidas de seguridad que se adopten en los recintos. A estos establecimientos ni se les cita en las nuevas medidas. La cultura sigue vilipendiada. A las 6 pm todo cerrado.

Por lo pronto, el pasado sábado tenía un recital de Javier Ruibal en el Cervantes. Pero el día anterior me comunicaron que se pasaba de las 19.00 a las 16.00, antes de la hora del té.

Por lo menos, ya podré salir de Málaga para ver a mi hija Paloma. Que vive a 20 Km de aquí en el confín de Alhaurín.

¡Cuántas incongruencias llevamos soportando desde el 15 de marzo! Y conste que no soy negacionista, pero tampoco borrego.

Ante tanta sinrazón y contradicción. Ante tanta ineptocracia de nuestros gobernantes. Demasiadas tragaderas estamos teniendo.

En Málaga la restauración acaba de romper relaciones con la Junta. Espero que haga manifestación desde la Merced a la estación. Y si lo hacen, de una vez, allí estaré yo. Porque no hay derecho a lo que les/nos están haciendo.

Señores gobernantes. Que en terrazas al aire libre y con separaciones, el virus vuela. Que en teatro y salas hay más controles que en los super y centros comerciales.

¡Basta ya! Piensen con la cabeza y vístanse por los pies. Y no al revés.

Puede leer aquí otros artículos de la sección Tribuna Abierta