La plataforma ciudadana ‘Otro Maro y Nerja es posible’ alertó al Ayuntamiento que en caso de que se apruebe el convenio con Larios supondría “presuntamente” un delito de malversación de dinero público cercano a cinco millones de euros”

“Si finalmente el alcalde aprueba el Convenio, el tiempo y, posiblemente los tribunales, dirán si existe o no ‘vasos comunicantes’ entre ambos planes desarrollistas, y que buena parte de la deuda la pretendía repercutir a todos los nerjeños y nerjeñas. En la política de casino, la ‘casa’ siempre gana”

Por Jorge Alaminos
Miembro de la plataforma ciudadana ‘Otro Maro y Nerja es posible’


28/01/21. Medio ambiente. Los ciudadanos de Nerja observan con preocupación como su alcalde quiere urbanizar lo poco que queda de costa en el municipio. En este artículo para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com, Jorge Alaminos analiza la situación de los planes ‘Vega de Nerja-Playazo’ y ‘Larios’, donde “en el primero la casa Larios posee alrededor del treinta por cien...

...del total de la superficie, de los cuales, más de cuarenta mil metros cuadrados se sitúan en primera línea de playa; y posee el cien por cien en el segundo plan”.


Los vasos comunicantes del Plan ‘Vega de Nerja - El Playazo’ y el ‘Plan Larios’

Junto con el ‘Plan Larios’ en Maro, la noticia del reinicio del plan ‘Vega de Nerja-Playazo’ a iniciativa del alcalde de Nerja, José Alberto Armijo, supone otro hito más en el modo de hacer un tipo política que nos puede costar mucho más dinero a todos los nerjeños y nerjeñas; que resulta tremendamente agresiva con nuestro entorno; y que podría ocasionar al regidor nuevas responsabilidades políticas y/o penales. Recordemos el caso Rubbish relativo al vertedero ilegal de residuos sólidos (y no tanto) promovido -presuntamente- por el alcalde y un sector del empresariado local de la construcción. Se trata de un enorme vertedero enclavado en la zona protegida del Parque Natural de las sierras Tejeda, Almijara y Alhama del río de la Miel.

Plano localización y extensión del plan “Vega de Nerja-El Playazo”

No hay burbuja inmobiliaria que no lleve aparejada, a su vez, una burbuja en residuos sólidos. Diversos estudios científicos publicados recientemente concluyen que el peso total de las construcciones realizadas en el mundo, y de los residuos generados, ya ha superado el peso total de toda la biomasa en el planeta.

Aunque el alcalde de Nerja, en declaración realizada en varios medios de comunicación, sigue reiterando las bondades de sus megalómanos proyectos y se reafirma, sin ningún tipo de pudor, en la continuidad de su obra urbanalizadora del territorio; cual papel couché en blanco donde proyectar su futuro histórico y político. Para el plan en cuestión, el ‘Vega de Nerja- El Playazo’, propone, una vez más, partir de cero; y lo justifica por motivos sobrevenidos tras el nuevo marco normativo elaborado por la Junta de Andalucía en estos tiempos de crisis sanitaria; cuando no, culpabiliza al anterior Gobierno tripartito de su paralización.

La insostenibilidad de sus planes desarrollistas, sumado a la incoherencia y vaivenes en su quehacer nos ha devuelto, pandemia mediante, dos de sus imaginarios más recurrentes: el plan ‘Vega de Nerja-El Playazo’ y el ‘Plan Larios’; donde ¡oh, sorpresa!, en el primero la casa Larios posee alrededor del treinta por cien del total de la superficie, de los cuales, más de cuarenta mil metros cuadrados se sitúan en primera línea de playa; y el cien por cien en el segundo plan. Un monto territorial cercano a dos millones y medio de metros cuadrados. Insisto, dos millones y medio de metros cuadrados. Coincidencias del destino diría el lector poco informado.

El alcalde de Nerja, José Alberto Armijo (segundo por la izda.), presentando el plan ‘Vega de Nerja-Playazo en 2015. E.C.

Sorprende que el alcalde, para justificar su particular “(Euro) Vega de Nerja-El Playazo”, casi 120 hectáreas de la mejor tierra agrícola de Nerja situada entre el camino de Enmedio y la franja costera de la playa el Playazo, dice cumplir, de esta forma, con las determinaciones del Plan de Ordenación Territorial de la Axarquía (POTAX), y su designación del lugar como ‘Zona de Dinamización Turística’. Pero lo más llamativo del asunto es que el POTAX fue sustancialmente anulado para Nerja por sentencia del Tribunal Superior número 6621/2013, tras un recurso presentado por los servicios jurídicos municipales a instancia del propio alcalde; y que además, su materialización no es de obligado cumplimiento por parte del Consistorio.

Segundo proyecto

Respecto al segundo proyecto, el ‘Plan Larios’, definido por la edil de urbanismo Nieves Atencia como “un sueño empresarial de la casa Larios”, y justificado como “un proyecto que llevaba el Partido Popular en su programa electoral”, se realizaron unas valoraciones sobredimensionadas -“presuntamente”- de los terrenos que Larios y otros propietarios poseen en el Playazo en primera línea de playa.

Se trata de unos terrenos catalogados de Protección Especial Agrícola (PEA), recogidos como tal en el vigente PGOU de 2000, pero en su caso, tasados a precio de Suelo Urbanizable Programado (SUP). Estos terrenos están situados dentro de los cien primeros metros de la línea de Demarcación de Costa, se encuentran incluidos en los Sistemas Generales del PGOU como Paseo Marítimo El Playazo (SG-AL.6), y son de naturaleza rústica a obtener mediante el  sistema de expropiación.

La tasación en cuestión supone aproximadamente el cincuenta por cien de la deuda total que recoge el Convenio entre el Ayuntamiento de Nerja y SALSL, y está recogida en el sub- convenio que rubricaron el 15 de septiembre de 2009 (pg.52. Anexo IV) el alcalde de Nerja y la empresa inmobiliaria propiedad de la casa Larios.

En monto global de las deudas acumuladas entre todos los sub-convenios por las diversas ocupaciones y cesiones anticipadas de terrenos de Larios al Ayuntamiento y que recoge este Convenio, publicado por segunda vez en marzo de 2020, asciende a la nada desdeñable cifra de 9.731.935 euros. Todos los sub-convenios fueron rubricados por el alcalde de Nerja y sus respectivos Gobiernos entre los años 2004 a 2009.

Actualmente el Convenio se encuentra pendiente de aprobación en Pleno municipal. En caso de aprobación supondría, entre otras cosas, el reconocimiento de una -“presunta”- deuda ilegítima contraída por el alcalde con la casa Larios pero repercutida a todos los nerjeños; y proporcionaría legitimidad a la empresa, tal y como señala su estipulación quinta e), para exigir su pago en el más que probable caso de que se produzcan obstáculos administrativa o jurídicos durante la tramitación del ‘Proyecto de Desarrollo Urbanístico para Maro’.

Plano ‘Plan Larios’ donde se señalan las localizaciones de los diversos proyectos

A este respecto, la plataforma ciudadana ‘Otro Maro y Nerja es posible’ alertó detalladamente sobre este extremo en su alegación Segunda: ‘Cesiones de suelo de SALSL al Ayuntamiento.

Valoraciones’ (Pgs 6-10), denunciando que en caso de aprobación supondría -“presuntamente”- un delito de malversación de dinero público cercano a cinco millones de euros.

Según la noticia, el Alcalde inicia ahora un largo proceso hasta la inclusión del Vega-Playazo en el PGOU, pero esta vez, como Suelo Urbanizable; reconociendo ‘por omisión’ que estos terrenos poseen, de hecho, Protección Especial Agrícola y que no puede ser tasado de otro modo.

Si finalmente el alcalde aprueba el Convenio, el tiempo y, posiblemente los tribunales, dirán si existe o no ‘vasos comunicantes’ entre ambos planes desarrollistas, y que buena parte de la deuda la pretendía repercutir a todos los nerjeños y nerjeñas. En la política de casino, la “casa” siempre gana.


Leer AQUÍ otras informaciones relacionadas con Larios Inmobiliaria