“Según SEPRONA (Guardia Civil), en el año 2019, se abandonaron en toda España, 8 galgos, mejorando la cifra de abandonos del 2018, que fue de 52. Sin acritud y desde el mayor de los respetos a la Guardia Civil, estas cifras mueven a risa… casi ridiculizan la labor y el compromiso del SEPRONA”

“El partido animalista PACMA ha hecho un pequeño estudio en el que han participado algunas protectoras, no todas las que existen, y este pequeño estudio arroja la cifra de 5.588 galgos y 3.000 perros de caza, recogidos a lo largo del 2019”

OPINIÓN. Tribuna abierta. Por Carmen Manzano
Presidenta de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga


08/03/21. 
Opinión. La presidenta de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga, Carmen Manzano, analiza para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com la escalofriante desproporción entre las cifras oficiales de perros abandonados daas por la Administración y las reales dadas por los colectivos animalistas...

Manzano: “Según SEPRONA, en el año 2019, se abandonaron en toda España, 8 galgos (…). PACMA ha hecho un pequeño estudio en el que han participado algunas protectoras, no todas las que existen, y este pequeño estudio arroja la cifra de 5.588 galgos y 3.000 perros de caza, recogidos a lo largo del 2019”.

Bailando con cifras

Nuestra tarea debe ser liberarnos de nosotros mismos, ampliando nuestro círculo de compasión a todas las criaturas y al total de la naturaleza y su belleza.
Albert Einstein

Según SEPRONA, en el año 2019, se abandonaron en toda España, 8 galgos, mejorando la cifra de abandonos del 2018, que fue de 52 galgos. Respecto al resto de perros de caza (podencos, bodegueros, bretones, bracos…) en el 2019 se abandonaron 38, buena cifra en relación con el 2018 que la cifra llega a los 153.

Sin acritud y desde el mayor de los respetos a la Guardia Civil, estas cifras mueven a risa… casi ridiculizan la labor y el compromiso del SEPRONA.

PACMA ha hecho un pequeño estudio (puede leerse AQUÍ) en el que han participado algunas protectoras, no todas las que existen, y este pequeño estudio arroja la cifra de 5.588 (cinco mil quinientos ochenta y ocho) galgos y 3.000 (tres mil) perros de caza, recogidos a lo largo del 2019. Insisto que no todas las protectoras han participado, pero vamos, que para muestra, un botón. Y voy a daros solo los datos de Málaga: en nuestro refugio, hemos acogido a 12 galgos, Galgos en Familia, 397, Galgo Freedom 69 y 112 Carlota Galgos, 75 a lo largo del 2019.


Por muchas vueltas que le doy, no entiendo esta afición a “bailar con cifras”, a no ser que a SEPRONA solo le consten los datos de la federación de cazadores, datos poco fiables, o únicamente constate las denuncias presentadas. Todo puede ser, pero lo que sea, hay que aclararlo, para evitar darle “vidilla” a la macabra afición de tirotear animales por los campos, llenarlos de plomo y abandonar o ahorcar perros.

Mi abuela, sabia y castellana vieja, decía que “cuando el río suena, agua lleva”, y suenan mucho los ahorcaderos de galgos en los pueblos, suenan mucho los pozos llenos de restos de perros de caza, suenan mucho las condiciones de vida, si se puede llamar vida, que padecen los perros de caza en los zulos de cazadores, suenan mucho los remolques llenos de perros de caza en los aparcamientos de las ventas, a pleno sol, faltaría más, que tampoco nos vamos a poner “mijitas” con aparcar… y suenan porque el río está a punto de desbordarse.


Curioso que cada vez que se ahorque o maltrate un perro, asome la Federación de Caza diciendo que no son cazadores; vaya, tienen perros, escopetas de caza, licencia para tenerlas y van de caza… ¿qué son entonces si no son cazadores? Quisiera creer que lo dicen porque se avergüenzan pero me temo que es porque les fastidia que los cojan “con las manos en la masa” y tengan cada vez peor prensa.

Y el que intenten disculparse, por muy peregrina y manida que sea su excusa, es una muestra de que las cosas están cambiando. Cada vez hay menos españoles que defiendan la caza o la tauromaquia, cada vez la sociedad es más sensible y respetuosa con los animales y el medio ambiente, cada vez queremos lejos de nosotros el maltrato, la crueldad y la tortura de los animales. Que algunos se arroguen el derecho a matar por diversión a seres vivos que sienten y que perciben el dolor igual que nosotros, es algo absolutamente inaceptable desde el punto de vista moral y ético.

Puede leer AQUÍ anteriores artículos de la sección Tribuna Abierta.