OPINIÓN. Tribuna Abierta. Por Raúl Peralta
Joven y curioso

23/04/14. Opinión. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com continúa el interesante relato de Raúl Peralta, un joven que ha investigado sobre el pasado del Hospital Noble hasta reunir una serie de documentos de época que explican qué fue de los herederos del médico al que este edificio malagueño debe su nombre.

LEA la primera parte del relato AQUÍ.

La historia del Hospital Noble (y II).

LAS hijas del Dr. Noble querían construir un hospital para cumplir la voluntad de su padre, que murió de cólera en Málaga (ver relacionadas). Pero no creo que en concreto Noble quisiera construir un hospital auxiliar en Málaga (ciudad con la que no tenía una especial vinculación) sino quizás quería construir uno en algún sitio donde lo necesitaran y pensó él o sus herederas que en Málaga hacía falta, al encontrarse el hospital general muy lejos del puerto.

SEA como fuera, puesto que su hija Sarah había muerto unos años atrás y su hijo Mark se encontraba en Nueva Zelanda, las hijas Ellen y Margaret decidieron construir un hospital cerca del puerto y pidieron la ayuda del Cónsul Británico en Málaga, William Penrose Mark.

LA familia se comprometía a donar 20 a 25.000 duros, pero ponía una condición: que si por cualquier causa se dejara arruinar el edificio o su uso dejara de ser benéfico, la propiedad recaería en los herederos del Dr. Noble.

ESTA cláusula fue muy discutida y finalmente el Ayuntamiento de Málaga pidió que lo que recayera sobre los herederos sea el usufructo y que este volviera al Consistorio tan pronto como el edificio estuviera funcionando con fin benéfico.

EN diciembre de 1866 (5 años después de la muerte del Dr. Noble y ya fallecida Ellen, una de las hermanas), el cónsul dio un ultimátum a la ciudad diciendo que si en unos días no empezaban la construcción del hospital, finalmente lo construirían en el sur de Francia (por esto no creo que tuviera especial empeño en construirlo en Málaga). Dos días después del ultimátum se empezó la demarcación del terreno, estando el cónsul invitado. Como no, tuvo que sufrir los retrasos de nuestra burocracia y al final se hizo todo deprisa.

EN 1870 se terminó de construir el hospital, pero en 1871 el cónsul se quejaba a su alcalde de que tenían el edificio lleno de trastos viejos y no fue hasta final de 1872 cuando se inauguró el hospital.

UNA curiosidad es que las herederas del inmueble constan como Elena Ana (aunque Hellen Ann ya había muerto) y Margarita Noble de Bardoy, aunque realmente Margaret había adquirido el apellido Barclay de su marido, según he encontrado. Habría un fallo al entender la caligrafía de alguien, supongo. Y como era inglés pues lo mismo les sonaba Bardoy que Barclay.

La fragata Gneisenau

EN el año 1900, una fragata alemana naufragó chocándose contra la escollera del puerto de Málaga en un fuerte temporal. En ese momento los malagueños se lanzaron a ayudar a los alemanes, logrando salvar a la mayoría, pero muriendo 12 malagueños. El Hospital Noble se saturó entonces para cuidar a los heridos.

 

COMO no había sitio para meter a los casi 400 soldados alemanes, los soldados fueron hospedados en sus casas por malagueños de a pie. Uno de esos soldados era Otto Lehmberg, que decidió quedarse en Málaga al enamorarse de la niña de la casa donde le hospedaron. Años después, de su unión nació el compositor más importante de Málaga del S. XX: Emilio Lehmberg Ruiz. Aunque fue un gran compositor, alcanzó más éxito con una obra menor:


https://www.youtube.com/watch?v=jWJOonYDVig

AQUÍ una de sus mejores obras:


https://www.youtube.com/watch?v=ud1WJL_BnbE

LOS soldados muertos en el naufragio (algunos atendidos sin éxito en el Hospital Noble) fueron enterrados en el Cementerio Inglés, junto al Dr. Noble gracias al cual se creó el hospital que salvó tantas vidas de sus compañeros.

EN agradecimiento, el emperador alemán donó al Hospital Noble 16 camas con colchones y diverso material.

AUNQUE la gran oportunidad que tuvo Alemania para agradecer a los malagueños su ayuda con el Gneisenau se produjo en 1907, cuando una riada destruyó 3 puentes de la ciudad, lo llenó todo de fango y mató a 21 personas.

EN ese momento se hizo una colecta en Alemania para donar un puente de hierro a la ciudad de Málaga. Desde entonces se llama Puente de los Alemanes.

DURANTE varios años pasó de todo por el hospital. Hubo un colegio en una zona, se atendía a clientes de pago para poder atender a otros pobres, etc. Además, la gestión se había dejado a manos de una Junta de Damas de la beneficencia, ricas de la ciudad. Al llegar la Segunda República se acuerda incautar el hospital para poder darle el uso benéfico que quería la familia. Además, la cambiaron el nombre a Hospital Municipal. Todo esto se deshizo después de la Guerra Civil.

DESPUÉS de 1980 se fueron incorporando oficinas municipales, como Bienestar Social, la empresa gestora del agua EMASA, etc. Esto fomentó las críticas, pues se estaba perdiendo el uso para el que se creó el hospital.

EN la actualidad ya no hay ningún uso benéfico u hospitalario. Esto podía suponer que los herederos solicitaran el usufructo, aunque según el Ayuntamiento, no han tenido elección, pues los servicios sanitarios ya no recaen sobre los ayuntamientos, sino la Junta de Andalucía. Además, creen que ya ha prescrito toda posibilidad de reclamación por los herederos.

EN la actualidad se quieren sacar las áreas municipales del edificio, pero se piensa seguir dedicando a gestión.

UN periódico de 1875 hablaba del tema:

PUEDE ver aquí otras informaciones relacionadas con esta publicación:
- 22/04/14 La historia del Hospital Noble (I). Quién fue el doctor Noble y quiénes fueron sus descendientes