Si comparamos estos resultados con el de la socialdemocracia europea, el PSOE obtiene uno de los mejores resultados, así que es todavía más preocupante para el socialismo

OPINIÓN. Charlas con Nadie

Por Manuel Camas
. Abogado

18/06/24.
Opinión. El conocido abogado Manuel Camas escribe su colaboración para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com sobre las consecuencias de los resultados de las elecciones europeas: “Reconozco que del 17% de votos que se van a VOX y SALF me da tristeza hablar, medio millón de andaluces y andaluzas optaron por papeletas contra la convivencia, dispuestos a imponernos...

...a los demás sus ideas y creencias, sin tolerar las nuestras, el doble de personas que los que se inclinaron por elegir las listas de SUMAR o PODEMOS, que juntos no llegaron al 8%”.

Consecuencias

Tras las elecciones europeas vemos inmediatas consecuencias en todos los ámbitos, la política nacional y regional, incluso en la local, en el proceso de renovación del consejo general del poder judicial, en la aplicación de la ley de amnistía, y sin duda el más aparatoso, la convocatoria de elecciones legislativas en Francia.


Dice el Diccionario que las consecuencias son los hechos o acontecimientos que se siguen de otros. En democracia las elecciones generan acontecimientos derivados de sus resultados.

Los datos del escrutinio tratados telemáticamente nos permiten analizarlos en internet por mesas electorales, esto es prácticamente por calles.

Sin bajar tanto la muestra hemos podido comprobar que el Partido Socialista en Andalucía ha tenido un mal resultado, un 32,16 % de votos, no ha llegado a obtener el apoyo de un millón de andaluces y se ha dejado por el camino, en 5 años, más de seiscientos mil votos. El Partido Popular, con mayoría absoluta en el Parlamento Andaluz tampoco tiene un resultado del que pueda presumir, se queda en el 37,87 %, un millón cien mil votos.

Entiendo que las comparaciones son odiosas, pero puestos a realizarlas es cierto que los resultados de los dos grandes partidos calcan en porcentaje los de las municipales de un año antes, pero si nos vamos a los comicios andaluces seguramente algo más equiparables, en junio de 2022, el Partido Popular, tenía un tanto por ciento de voto del 43,13 y el Partido Socialista no llegó al 25% (24,09). En dos años de gobierno de la Junta de Andalucía con mayoría absoluta ha perdido un 5,5%.

Así que si extrapolamos los resultados quizás el Partido Popular tuviera que volver a pactar con VOX o con Se acabó una fiesta que no se sabe cuál es. Reconozco que del 17% de votos que se van a VOX y SALF me da tristeza hablar, medio millón de andaluces y andaluzas optaron por papeletas contra la convivencia, dispuestos a imponernos a los demás sus ideas y creencias, sin tolerar las nuestras, el doble de personas que los que se inclinaron por elegir las listas de SUMAR o PODEMOS, que juntos no llegaron al 8%.

En Málaga el Partido Popular mejora en un punto el porcentaje medio andaluz y el PSOE lo empeora en 2,5, pero en Málaga, frente a los 200.000 ciudadanos que votaron al Partido Popular y los 150.000 al Partido Socialista no debe ocultarse ni olvidarse que hubo 100.000 personas que eligieron a VOX o SALF. Debíamos pensarlo.

Al Partido Socialista le hace falta definir un proyecto de Andalucía y para eso necesita de un denso debate muy transversal que requerirá tiempo. Poner todas las esperanzas en la crítica a la gestión del Partido Popular en la Junta de Andalucía, sin elaborar propuestas alternativas, sin formar equipos creíbles, pensando en liderazgos personales, hará que el cambio, de haberlo, dependa solamente del agotamiento del otro, largo me lo fiáis

En Cataluña el Partido Socialista vence en las elecciones, con algo más del 30%, 700.000 votos, bastantes menos que en Andalucía, todo hay que decirlo. De Madrid mejor no hablamos, 28,14%, no llega a las 800.000 papeletas, pero el PSOE ve como el Partido Popular se distancia y se va casi al 41%.


No obstante, si comparamos estos resultados con el de la socialdemocracia europea, el PSOE obtiene uno de los mejores resultados, así que es todavía más preocupante para el socialismo. Quizás esos replanteamientos que menciono para Andalucía deberían hacerse a escala europea. La izquierda moderada tiene un problema grave.

Pero al margen de nuestras cercanas cuitas, la gran consecuencia es la convocatoria electoral en Francia provocada por la victoria de la extrema en nuestro país vecino.

La posibilidad de que esas elecciones salgan mal y aboquen a una cohabitación del presidente Macron con un jefe de gobierno designado por la  ultraderecha francesa es muy preocupante, aunque la representación ejecutiva de la República en asuntos exteriores corresponde al presidente, menudas presidenciales francesas nos esperarían, entonces sí pude herirse gravemente a Europa.

Otro buen ejemplo de consecuencias ha sido la caída de las bolsas entre invocaciones a una crisis financiera derivada de la crisis política en la que se sumiría Europa, quién confiaría en prestarnos.

El otro día haciendo charla ficción con Nadie pensábamos dónde irnos si Europa se vuelve irrespirable, dónde nos gustaría desarrollasen su vida nuestros hijos, obviamente no podríamos irnos a otro país europeo; a Estados Unidos, tres cuartos de lo mismo, suponiendo que nos dejasen quedarnos, pobres inmigrantes; Iberoamérica, nuestra cultura, lengua, gastronomía cercana, pero con unos problemas de seguridad y desigualdades a los que no estamos acostumbrados; para irse a Canadá hay que ser rico; de Australia nos asustan las arañas y tiburones, y lo lejos; las culturas orientales, tan diferentes, es difícil hallarse en ellas; África tan cerca y tan lejos. Mejor cuidamos nuestra casa y empezamos por darnos cuenta que, pese a sus problemas, es donde mejor se está.

Puede ver aquí anteriores artículos de Manuel Camas