“Que hayan pasado 4 años y aún perdure el conflicto debería sonrojar a más de un responsable, pues no deja precisamente en buen lugar su capacidad gestora ante una crisis”

OPINIÓN.
Bomberos en lucha. Por Encierro Bomberos de Málaga. @EncierroBombMlg

10/12/20. Opinión. Los Bomberos del Ayuntamiento de Málaga, que llevan más de tres años en huelga, en su colaboración para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com hablan sobre como el Ayuntamiento castiga o premia a bomberos según apoyen o no la huelga iniciada hace 4 años: “La maquinaria se ha puesto en marcha y os va a machacar. Con esta lapidaria, y peliculera frase, se dirigía...

...como ente divino y supremo el jefe de Bomberos D. José Cruz Romero Angulo hacia un bombero en lucha, dictando sentencia y condenándonos al más oscuro ostracismo, así como a una serie de castigos y penalidades, a todos aquellos que hemos apoyado el movimiento iniciado, ahora en diciembre de 2020, la friolera cifra de 4 años”.

El premio de ser “valiente”

La maquinaria se ha puesto en marcha y os va a machacar. Con esta lapidaria, y peliculera frase, se dirigía como ente divino y supremo el jefe de Bomberos D. José Cruz Romero Angulo hacia un bombero en lucha, dictando sentencia y condenándonos al más oscuro ostracismo, así como a una serie de castigos y penalidades, a todos aquellos que hemos apoyado el movimiento iniciado, ahora en diciembre de 2020, la friolera cifra de 4 años.



Pero si es importante tomar represalias contra aquellos que le han alzado la voz, no lo es menos premiar a sus “valientes” (definición algo pintoresca -si no burlesca- que hacía en un pleno municipal el anterior concejal de Seguridad D. Mario Cortés Carballo de una minoría que no apoyaba el conflicto laboral, posicionándose con el Ayuntamiento y la Jefatura). Hay que aclarar, y es muy importante, que no todos los que no han apoyado el conflicto laboral o la huelga (algo lícito y comprensible por diferentes causas) han puesto palos en la rueda, sino en algunos casos lo contrario, si bien se han podido sentir perjudicados por este tipo de declaraciones que no hacen más que enturbiar la ya de por si compleja situación.

Si a los “cobardes” (por silogismo) nos expedientaban, nos suspendían de empleo y sueldo, nos imputaban delitos, nos calumniaban en los medios o nos cambiaban del puesto de trabajo, a esa minoría silenciosa que se posicionaba con el poderoso, eran premiados con “galones” saltándose los requisitos legales (supone ganar más dinero), echaban todas las horas extras que los bomberos en lucha no hacían -pues estos pedían más bomberos- (supone ganar más dinero), se incluían en tribunales de oposiciones (supone ganar más dinero) o son tocados por la varita mágica de la Escuela de Seguridad Pública dirigida por D. Pascual Sánchez-Bayton y elegidos para dar los cursos de formación a empresas y nuevas promociones de bomberos (supone ganar más dinero). Dinero, dinero, dinero.


Que hayan pasado 4 años y aún perdure el conflicto debería sonrojar a más de un responsable, pues no deja precisamente en buen lugar su capacidad gestora ante una crisis, pues analizándola en un contexto global es un problema relativamente pequeño. No queremos pensar como gestionarán problemas de mayor envergadura.

Pero si hay algo que tiene el paso del tiempo es que pone a cada uno en su lugar. En un claro ejemplo de "injusticia" poética, la lucha de los "cobardes" que se enfrentaron al sistema beneficiará por igual a esos “valientes” que pusieron todas las piedras posibles en el camino.


Puede leer aquí anteriores entregas de Encierro de Bomberos Málaga