“Tras escuchar a los bomberos (gracias a la nueva dirección del Servicio), se han empezado a adquirir lanzas adecuadas para incendios estructurales (viviendas, vehículos, etc.), desplazando a las que el jubilado oficial técnico de oficina (responsable de las compras de vehículos y herramientas), adquiría y que eran, tal como indicaba incluso el fabricante, adecuadas exclusivamente para incendios forestales”

OPINIÓN. Bomberos en lucha. Por Encierro Bomberos de Málaga. @EncierroBombMlg

04/03/21. Opinión. Los Bomberos del Ayuntamiento de Málaga llevan cuatro años en huelga en protesta porque el alcalde, Paco de la Torre, no los dota con los equipos necesarios para preservar la seguridad de los malagueños: los ciudadanos están en peligro, han avisado muchas veces. Inexplicablemente, el dinero que debería ir a mejorar la situación y las dotaciones de los bomberos de Málaga, se gasta en otras cosas que...

...el alcalde decide. En su colaboración para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com escriben sobre un cambio en la dinámica de su relación con el Ayuntamiento: “Fundamental ha sido la llegada del nuevo concejal de Seguridad D. Avelino Barrionuevo, y con ello el cese -en la práctica- del inspector-jefe del Servicio y su subalterno, quienes no solo habían gestionado deficientemente la organización del Servicio de Bomberos, sino que, para “mejorarlo”, habían premiado a algunos acólitos con determinados puestos que llevaban aparejado, como no podía ser de otra forma, incremento económico”.

Brotes verdes en Bomberos

Se cumple este mes de marzo cuatro años desde que los bomberos nos plantamos y dijimos basta ya, iniciando una huelga indefinida por el abandono y/o desmantelamiento del servicio público de Bomberos de nuestra ciudad.



Cuatro años después de habernos plantado empiezan a germinar brotes verdes en el cuerpo de Bomberos. Fundamental ha sido la llegada del nuevo concejal de Seguridad D. Avelino Barrionuevo, y con ello el cese -en la práctica- del Inspector-Jefe del Servicio y su subalterno, quienes no solo habían gestionado deficientemente la organización del Servicio de Bomberos, sino que, para “mejorarlo”, habían premiado a algunos acólitos con determinados puestos que llevaban aparejado, como no podía ser de otra forma, incremento económico. Todo ello en perjuicio del resto de la plantilla en general, y en particular a quienes por mérito, capacidad o antigüedad les podía corresponder dentro de la desvirtuada, por lo mencionados actores, carrera profesional.


La gravedad de esto no radica en esa corruptela “menor”, sino en las consecuencias que puede llevar aparejadas no tener en consideración la idoneidad del puesto ni la capacidad profesional para el desarrollo de las funciones a realizar.

Un ejemplo reciente podemos encontrarlo en la adquisición de nuevas lanzas de extinción de incendios, en la que, por fin, y tras escuchar a los bomberos (gracias a la nueva dirección del Servicio), se han empezado a adquirir lanzas adecuadas para incendios estructurales (viviendas, vehículos, etc.), desplazando a las que el jubilado oficial técnico de oficina (responsable de las compras de vehículos y herramientas), adquiría y que eran, tal como indicaba incluso el fabricante, adecuadas exclusivamente para incendios forestales, en las que el caudal del agua que podían suministrar era inferior al requerido, por ejemplo, para un incendio en vivienda.


Artículo aparte requiere hablar sobre la adquisición de vehículos contraincendios, del que daremos cuenta todo lo que se esconde detrás en próximos artículos.

En definitiva, lo que es una novedad en el Ayuntamiento de Málaga, como la participación de los bomberos a través de grupos de trabajo, es la forma de trabajar convencional en cualquier otro Servicio de Bomberos. ¿No es lógico contar al menos con la opinión por experiencia de los que se suben en los camiones y acuden a los incendios?


Queda aún un largo camino por recorrer, pues es mucho el daño a reparar producido por la anterior jefatura y ni tan siquiera se han materializado a día de hoy ninguna de las principales reivindicaciones que se plasmaron en el documento de inicio de la huelga, más allá de haber iniciado gestiones para su consecución, y que esperemos esta vez, sea la buena.

Confiamos que se mantenga esta nueva hoja de ruta marcada por D. Carlos Gabari (nuevo director de Emergencias), pues de ello saldremos todos beneficiados, tanto el colectivo de Bomberos como el resto de la ciudadanía.

Puede leer AQUÍ otras entregas de Encierro de Bomberos Málaga