Por recortes hay una sola dotación en la zona, por lo que hubo que esperar a otras de diversas partes de Málaga... Las ropas se contaminaron con sustancias cancerígenas pero el Ayuntamiento se niega a tratarlas... Las imprescindibles bombonas de aire no tienen mantenimiento y están a punto de caducar, sin saber que pasará…

Es una vergüenza que el alcalde De la Torre consienta esta situación después de 4 años de huelga que llevan los bomberos pidiendo más personal y equipos profesionales, para proteger de verdad a los malagueños a los que tanto ‘quiere’ el regidor

“El desmantelamiento progresivo de la plantilla que se lleva realizando desde hace unos 15 años a modo de ERE encubierto” ha provocado que “frente a la plantilla de 320 bomberos de hace unos 12 años, ahora no llegue siquiera a los 240 (unos 35 bomberos por día para 5 parques)”


OPINIÓN. Bomberos en lucha. Por Encierro Bomberos de Málaga. @EncierroBombMlg

15/04/21. Opinión. Los Bomberos del Ayuntamiento de Málaga llevan cuatro años en huelga en protesta porque el alcalde, Paco de la Torre, no los dota con los equipos necesarios para preservar la seguridad de los malagueños: los ciudadanos están en peligro, han avisado muchas veces. Inexplicablemente, el dinero que debería ir a mejorar la situación y las dotaciones de los bomberos de Málaga, se gasta en otras cosas que...

...el alcalde decide. En su colaboración para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com escriben sobre los problemas que tuvieron recientemente en un incendio en una nave industrial: “El Ayuntamiento redujo a la mitad el parque de Bomberos de la zona, lo que provocó que solo hubiera disponible una dotación completa para la extinción. Siendo los primeros minutos vitales, hubo que esperar el apoyo de otros puntos de la ciudad, algo que pone en riesgo tanto las tareas de extinción como la seguridad de los bomberos”.

Los bomberos de Málaga describen de forma escalofriante su actuación en este reciente incendio por la falta de hombres y material y la negativa del Ayuntamiento a concederlos. Por recortes hay una sola dotación en la zona, por lo que hubo que esperar a otras de diversas partes de Málaga. Las ropas se contaminaron con sustancias cancerígenas pero el Ayuntamiento se niega a tratarlas. Las imprescindibles bombonas de aire no tienen mantenimiento y están a punto de caducar, sin saber que pasará…

Es una vergüenza que el alcalde De la Torre consienta esta situación después de 4 años de huelga que llevan los bomberos pidiendo más personal y equipos profesionales, para proteger de verdad a los malagueños a los que tanto ‘quiere’ el regidor.

Pero, eso sí, el alcalde del PP se gasta casi 4,5 millones de euros en lavarle la cara a un viejo y decrépito parque de bomberos como el de Martiricos, en donde la empresa constructora Dragados, que figura en los papeles de Bárcenas por dar dinero al PP, ha subido un millón su presupuesto inicial. Todo el mundo se pregunta si no es mucho dinero para un lavado de cara (Ver Irregularidades, sobrecostes y sospechas. La reforma del Parque de Bomberos de Martiricos costará 4,2 millones. Dragados ofertó en el concurso solo 3,2. Los parques de Churriana y Teatinos, que son semejantes y nuevos, costaron solo un millón).

Bomberos. Como pollo sin cabeza

El pasado día 1 de abril comenzamos el mes con un incendio en una nave industrial dedicada a la venta de productos congelados. Se produce un incendio, se llama a los bomberos y estos acuden y lo apagan. Hasta aquí todo normal en lo que se refiere a un Servicio de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento.



Pues paren de contar, porque:


- El Ayuntamiento redujo a la mitad el parque de Bomberos de la zona, lo que provocó que solo hubiera disponible una dotación completa para la extinción. Siendo los primeros minutos vitales, hubo que esperar el apoyo de otros puntos de la ciudad, algo que pone en riesgo tanto las tareas de extinción como la seguridad de los bomberos.



- Esta falta de personal produjo que hubiera que movilizarse parques de otros lugares, dejando desatendida el resto de la ciudad de haber ocurrido otro siniestro simultáneamente.

- El desmantelamiento progresivo de la plantilla que se lleva realizando desde hace unos 15 años a modo de ERE encubierto, donde cubren las jubilaciones tarde y mal, entre 5 y 7 años de retraso, provocó que, frente a la plantilla de 320 bomberos de hace unos 12 años, ahora no llegue siquiera a los 240 (unos 35 bomberos por día para 5 parques), por lo que fue necesario llamar a los bomberos fuera de servicio para garantizar la seguridad de la ciudad.

- La negativa del Ayuntamiento a regular esta situación de localización en caso de emergencia (aun habiendo recibido un tirón de orejas de los juzgados sobre este asunto) provocó que no se pudieran formar las dotaciones necesarias. Que los compañeros que gestionan las llamadas de emergencias de nuestro Centro Municipal de Emergencias no tuvieran siquiera un listado de los bomberos disponibles, vuelve a poner en evidencia la caótica situación que seguimos viviendo, solventando la situación estos una vez más con gran profesionalidad. Tal como ocurrió en otro siniestro hace unos años, al no existir protocolo como en cualquier Servicio de Bomberos serio, se vieron obligados a llamar indiscriminadamente, por lo que recibieron la llamada de auxilio bomberos jubilados, de baja laboral, o incluso bomberos que ese día estaban trabajando.


- Las ropas de los bomberos, como en todos los incendios de estas características, se contaminaron de sustancias cancerígenas. La destrucción del tejado de fibrocemento puede incluso añadir más sustancias dañinas para nuestra salud. Pues el Ayuntamiento sigue negándose a tratar nuestras ropas, a sabiendas que está demostrado por estudios que aumentan el riesgo de cáncer en nuestra profesión.


- Las botellas de aire, vitales para poder respirar aire limpio en incendios u otras situaciones donde haya riesgo para nuestra salud, ante la falta de mantenimiento que llevamos denunciando hace años desde que desviaron los fondos UNESPA, están a punto de caducar, por lo que no sabremos como actuaremos cuando nos hagan falta y no tengamos. ¿Nos harán usar las viejas de acero desechadas hace años para intervenciones? ¿Nos pondremos un pañuelo como nuestros antepasados?


Han pasado 4 años del inicio del conflicto laboral, se han realizado innumerables escritos a los responsables del Servicio, se han presentado innumerables denuncias a la Inspección de Trabajo e incluso a los juzgados, se ha pedido la mediación de la Junta de Andalucía, al Defensor del Pueblo, hemos cambiado de concejal de Seguridad, de Director de Emergencias y veinte mil cosas más. Pero todas estas cosas tienen algo en común, nadie ha hecho nada para que al menos, a día de hoy, no siga pasando lo que está pasando. Igual dentro de otros 15 años vemos los cambios que nos anuncian. Mientras tanto, seguimos como pollo sin cabeza.

Puede leer aquí anteriores entregas de Encierro de Bomberos Málaga