“Con este símil lingüístico nuestros concejales del Ayuntamiento de Málaga comparan las negociaciones producidas con terroristas en los años más duros de ETA con las de los representantes de un colectivo esencial de seguridad como es el de Bomberos”

“Pretender vincular la violencia al acto democrático de una negociación con los instrumentos que da la ley, por ejemplo, el derecho de huelga, es un error. Otro error más a su lista”

OPINIÓN. Bomberos en lucha. Por Encierro Bomberos de Málaga. @EncierroBombMlg

10/03/22. Opinión. Los Bomberos del Ayuntamiento de Málaga llevan más de cuatro años en huelga en protesta porque el alcalde, Paco de la Torre, no los dota con los equipos necesarios para preservar la seguridad de los malagueños: los ciudadanos están en peligro, han avisado muchas veces. Inexplicablemente, el dinero que debería ir a mejorar la situación y las dotaciones de los bomberos de Málaga, se gasta en...

...otras cosas que el alcalde decide. En su colaboración para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com hablan de sus negociaciones con el Ayuntamiento: “Lo que no entendemos es que ante esta incapacidad resolutoria su plan haya sido criminalizarnos, cuando han sido ellos los que han ejercido la violencia disparado a discreción con represalias laborales, expedientes disciplinarios y denuncias falsas”.

Las pistolas sobre la mesa

Con este símil lingüístico nuestros concejales del Ayuntamiento de Málaga comparan las negociaciones producidas con terroristas en los años más duros de ETA con las de los representantes de un colectivo esencial de seguridad como es el de Bomberos, el cual lleva más de 5 años reivindicando pacíficamente una serie de mejoras en su Servicio y condiciones laborales, consecuencia de una pésima gestión y un desmantelamiento provocado por los recortes llevados a cabo exclusivamente por ellos.


Podemos entender, aunque no comprender, que a algunos políticos no les guste que trabajadores puedan ejercer el derecho a huelga recogido en la Constitución Española; que no tengan la capacidad o cualificación para resolver un conflicto a sus inicios, evitando el diálogo como el niño que asustado esconde su cabeza entre las piernas; o que incluso lleven mal que denunciemos las carencias e irregularidades de nuestro Servicio, pues llevan años acostumbrados al servilismo y pleitesía de aquellos que  deberían luchar por el bienestar de todos sus compañeros más que por el suyo propio.


Lo que no entendemos es que ante esta incapacidad resolutoria su plan haya sido criminalizarnos, cuando han sido ellos los que han ejercido la violencia disparado a discreción con represalias laborales, expedientes disciplinarios y denuncias falsas.


Señores concejales, las únicas pistolas que conocemos y que hay sobre la mesa son las que utilizamos para apagar los incendios, como los producidos en el día de nuestro patrón el pasado 8 de marzo (2 incendios en vivienda, uno de ellos con rescate de menores atrapados; un incendio de una nave industrial o incendio de contenedores, entre otros).

Pretender vincular la violencia al acto democrático de una negociación con los instrumentos que da la ley, por ejemplo, el derecho de huelga, es un error. Otro error más a su lista.


Puede leer aquí anteriores entregas de Encierro de Bomberos Málaga