“Lo que no dicen, es que en el metro de Madrid se "achucharon" unos 4 millones de personas en ese fin de semana, en un espacio cerrado y donde toses, olores, barras y asientos, eran continuamente tocados por sanos y enfermos”

OPINIÓN. Observando. Por Rafa Fuentes
Doctor en Económicas y Empresariales

09/06/20. 
Opinión. El exconcejal y reconocido militante socialista, Rafa Fuentes, escribe en su columna de colaboración en EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com sobre la asistencia a la manifestación del 8M comparándola con otros acontecimientos a los que también acudieron un gran número de personas: “Lo que no dicen, es que a las misas de ese domingo fueron unos 3 millones de personas,...

...misas en las que los asistentes, mayoría personas mayores, se besaron dándose "la paz", y comulgaron en la mano o en la boca”.

Lo que no dicen

Si te vas al diccionario y buscas lo que significa la palabra "mentir" encuentras que es falsificar algo. Pues entonces, los dirigentes del PP y de VOX son unos mentirosos, ya que manifiestamente siguen falsificando la realidad.


Para tapar las miserables decisiones de dejar morir a cientos de mayores en las residencias de ancianos de la Comunidad de Madrid, vuelven a intentar relacionar el inicio de la pandemia con la manifestación del 8M, señalando que el feminismo comunista y bolivariano fue el culpable de la llegada del Covid al planeta tierra.

No paran de decir que esa concentración de gentes de mal vivir fue la que provocó la propagación del virus, ya que a la manifestación del 8M asistieron unas 120.000 personas.

Lo que no dicen, es que a las misas de ese domingo fueron unos 3 millones de personas, misas en las que los asistentes, mayoría personas mayores, se besaron dándose "la paz", y comulgaron en la mano o en la boca.

Lo que no dicen, es que en los partidos de fútbol de aquel fin de semana fueron unas 350.000 personas, que gritaban espurreando gérmenes animando a sus equipos y se abrazaban y besaban cuando sus equipos metían un gol.

Lo que no dicen, es que en ese fin de semana unas 520.000 personas fueron al cine, compartiendo butacas, barandillas y estornudos en un espacio cerrado.

Lo que no dicen, es que en ese día Vox celebró un mitin antifeminista que reunió a 9.000 personas. Su Secretario General Ortega Smith, apareció en ese mitin dando la mano a la gente, tosiendo y sonándose los mocos (eso sí, con un pañuelo con la bandera de España) y posteriormente dio positivo en coronavirus.

Lo que no dicen, es que a los 280.000 bares y restaurantes de nuestro país fueron unos 5,6 millones de personas, compartiendo mesas, sillas, servilleteros... y baños públicos.

Lo que no dicen, es que en Madrid, IFEMA acogió el congreso "Aula" en la que se estimaba una afluencia de más de 100.000 visitantes y que se celebró intercambiando tarjetas y saludos, sin que nadie dijera nada.

Lo que no dicen, es que en el metro de Madrid se "achucharon" unos 4 millones de personas en ese fin de semana, en un espacio cerrado y donde toses, olores, barras y asientos, eran continuamente tocados por sanos y enfermos. A propósito, aunque no quede muy bien en un artículo de opinión, fíjate en el siguiente gráfico en el número de personas que se concentraron en el metro de Madrid (espacio cerrado) y las que lo hicieron en la manifestación del 8M (espacio abierto), es lo suficientemente explicativo del lugar en el que pudieron contagiarse los madrileños.


Vuelven a mentir, otra vez, cuando dicen que el informe europeo que incluye la Guardia Civil en la investigación del 8M, recomendaba la prohibición de concentraciones en España. Eso es falso. El informe recomendaba la prohibición de concentraciones en el escenario 3 y España, en ese momento, estaba en la fase 1.

Saben todo eso, pero quieren desviar la atención pública de la masacre producida por sus decisiones inhumanas en las residencias de ancianos de la Comunidad de Madrid.

Esa es la única razón por la que salen en avalancha con la mentira de que esa manifestación es la que ha producido la pandemia en Madrid, en España, en Reino Unido, Perú, Estados Unidos, Rusia... pronto dirán que el maldito virus llegó a Wuhan procedente de esa manifestación.

Lo que está claro es que si se hubiesen tomado medidas cuando no había alarma sanitaria, hubieran tachado al gobierno de Sánchez de comunistas dictatoriales que hacen un golpe de Estado eliminando las libertades fundamentales. Y también está claro que ahora, tomando esas medidas, dicen lo mismo. Por lo que da igual lo que se haga, siempre estará mal a los ojos de la derecha.

Lo que no dicen es que prohibieron la hospitalización de acianos enfermos y quieren taparlo a cualquier precio.

Puede leer aquí anteriores entregas de Rafa Fuentes:
- 26/05/20 Injustificable
- 19/05/20 Borja Mari
- 12/05/20 El acta no es tuya
- 05/05/20 Propuestas
- 29/04/20 Imagínate
- 21/04/20 Manda güevos
- 14/04/20 9 días con Pablo
- 07/04/20 Eres liberal
- 31/03/20 Cabrones y solidarios

- 24/03/20 CoronaDefensa
- 17/03/20 Ridículo
- 10/03/20 8M
- 03/03/20 Cínicos
- 25/02/20 Letrillas
- 18/02/20 Dignidad
- 11/02/20 Comparaciones odiosas
- 04/02/20 7 de febrero
- 28/01/20 19 a 1
- 21/01/20 Cachondos v2
- 14/01/20 Cachondos
- 07/01/20 Dicen
- 17/12/19 Via espermatozoidal
- 10/12/19 Puta desigualdad
- 03/12/19 Que paguen, coño
- 26/11/19 No es lo mismo
- 19/11/19 Incoherentes, inconsecuentes e hipócritas
- 05/11/19 Si consideras
- 29/10/19 Nos jugamos demasiado
- 22/10/19 PYEBdCT
- 15/10/19 El lugar definitivo de Franco
- 07/10/19 Paco, ¡estate quieto!
- 30/09/19 Veletas

- 23/09/19 Diez razones
- 16/09/19 Ineptos
- 10/09/19 El cipotillo