“Si se sigue el ritmo que la Consejería ha desarrollado hasta ahora, y vacunando los siete días de la semana, necesitaríamos unos cuatro años para vacunar a la totalidad de la población andaluza”

OPINIÓN. Observando. Por Rafa Fuentes
Doctor en Económicas y Empresariales

12/01/21. 
Opinión. El exconcejal y reconocido militante socialista, Rafa Fuentes, escribe en su columna de colaboración en EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com sobre las declaraciones del consejero de Salud de la Junta: “Veía en televisión al susodicho Consejero, delante de muchos periodistas, diciéndonos a los andaluces que la culpa del retraso de la vacunación en Andalucía era debido a que el gobierno...

...de España no enviaba más vacunas… Según los datos que él mismo ha ofrecido, su Consejería sólo ha puesto el 37 % de las vacunas recibidas, este tío tiene que tener la cara muy dura para ponerse delante de las cámaras a decir esa barbaridad”.

Soy gilipollas

Algunos de vosotros y de vosotras ya lo sabíais, pero no era consciente que también lo supiera el Consejero de Salud de nuestra región, soy gilipollas.


Veía en televisión al susodicho Consejero, delante de muchos periodistas, diciéndonos a los andaluces que la culpa del retraso de la vacunación en Andalucía era debido a que el gobierno de España no enviaba más vacunas.

Pensé, joder Rafa, otra tara más, te has quedado sordo.

Pero no, el tío volvió a repetirlo dos veces más, la culpa de que no se vacune a mayor ritmo la tiene Pedro Sánchez, por no enviar más vacunas.

Y volví a pensar. Veamos, si según los datos que él mismo ha ofrecido, su Consejería sólo ha puesto el 37 % de las vacunas recibidas, este tío tiene que tener la cara muy dura para ponerse delante de las cámaras a decir esa barbaridad… o cree que los que lo oímos o leemos somos gilipollas.

En su aureola de ser Consejero y que los demás somos analfabetos, seguía diciendo que “tenemos asegurado en el primer trimestre 982.000 vacunas, lo que significa que podremos vacunar a 491.000 personas" y miró a la cámara con cara de satisfacción.  Pero la cara debería de tenerla de gran preocupación, o por lo menos si fuera yo, así la tendría, ya que eso solo supone vacunar al 6% de la población, es decir, un auténtico desastre.

Y nos seguía diciendo con esa carita sonrosada, que la Junta ha seguido vacunando tanto el día de Reyes como los fines de semana, cuando es conocido que no se ha vacunado a nadie, ni en residencias de mayores, ni en hospitales, durante los fines de semana o festivos… pero le da igual.

Como nadie le decía que todo eso era un cúmulo de mentiras y barbaridades, se envalentonó el tío, sacó pecho, se vino arriba y dijo, tan pancho él, que "tenemos personal suficiente para poner no solo 69.200 vacunas, sino para poner 690.000 vacunas si fuese necesario". Con dos cojones.

El Trumpismo empieza a hacer estragos en España, y muestra de ello es esta rueda de prensa, dicen lo que les sale de los cojones y les da igual todo.

Pero la realidad es evidente. Si se sigue el ritmo que la Consejería ha desarrollado hasta ahora, y vacunando los siete días de la semana, necesitaríamos unos cuatro años para vacunar a la totalidad de la población andaluza… aunque también es cierto que si nos morimos la tercera parte de los andaluces, terminarían antes.

En qué manos estamos, la verdad es que es de una impotencia atroz.

Se puede justificar, siguiendo las palabras del propio Sr. Aguirre, que la Consejería está llena de amigos suyos y no de verdaderos profesionales y gestores, ya que dijo, tan tranquilo, cuando fue nombrado consejero: “cuando me llamó Moreno Bonilla para ser consejero fue fácil: lo teníamos casi todo preparado. En tres días ya teníamos montado el staff de la consejería, todos amigos míos”, un total de 140 amigos suyos.

Por último, me gustaría recordarte, aunque quizás no lo sabes, que el Sr. Aguirre antes de ser nombrado consejero de Salud, perteneció a la Junta Directiva del Colegio de Médicos de Córdoba, recordándosele por su decisión de nombrar “al Arcángel San Rafael como miembro honorífico del Colegio de Médicos por ayudar a los vecinos en caso de epidemia" créeme, no es broma. Pues joder, lo tiene fácil, que hable con el Arcángel (primo mío) y que le pida que le devuelva el favor parando la pandemia.

Ahora en serio, el problema no es que crean que yo sea gilipollas, el problema es que también creen que lo eres tú y el resto de andaluces y andaluzas.

Puede leer aquí anteriores entregas de Rafa Fuentes