Entre las culpas que le echamos otros/as (entre los que me incluyo) está la aprobación de la reforma laboral, lograr la subida del salario mínimo interprofesional a 1.000 euros o la reforma de las pensiones

OPINIÓN. Observando. Por Rafa Fuentes
Doctor en Económicas y Empresariales

29/03/22. Opinión. El exconcejal y reconocido militante socialista, Rafa Fuentes, escribe en su columna de colaboración en EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com un artículo sobre el Gobierno de Pedro Sánchez: “El problema es (aunque no te lo creas) que las afirmaciones tan absurdas, demagógicas, populistas y con mentiras ridículas de los voceros de Vox, llegan a decenas de miles de...

...españoles/as que se lo creen y empiezan a pensar que el culpable de todos los males del mundo es el social comunista de Sánchez”.

Tiene la culpa

Al Gobierno de Pedro Sánchez se le culpa de muchas cosas. Algunos le culpan de unas cosas y otros le culpamos de otras.


Te cuento las 16 cosas de las que es culpable… según quien lo piense, claro (he puesto 16, porque no entiendo por qué siempre tienen que ser 10).

Entre las culpas que le echan algunos/as (normalmente son unas criaturas de ultraderecha que afirman que este es un gobierno social comunista-bolchevique y, por lo tanto, anti democrático) están que Pedro Sánchez (1) con su actitud ha provocado la invasión rusa a Ucrania; (2) que ha inducido a que suba la gasolina y así se lleva más euros a su bolsillo; (3) que por su ineficiencia los oligopolistas de las eléctricas han disparado el precio de la luz; (4) que no es capaz de meter en la cárcel a todos los comunistas; (5) y que tampoco mete en la cárcel a todos los maricones (en su lenguaje, claro); (6) que por su culpa, el sol no brilla por la noche; (7) que no obliga a cada españolito/a que lleve la banderita de España en la muñeca; (8) que utiliza el avión de la Presidencia del Gobierno para hacer viajes de Presidente del Gobierno; (9) que no convoca elecciones cada semana hasta que gane Vox-PP; (10) que permite que España acoja refugiados de guerra en vez de prohibirles la entrada al país; (11) que por su ineptitud, Gibraltar todavía no es español; (12) que por su negligencia no ha llovido nada en muchos meses; (13) que por su desinterés ha llovido barro en los últimos días; (14) que el domingo, por la noche y con alevosía, nos robara una hora, pasando de las 2 a las 3 de la madrugada; (15) que por su desidia el Málaga CF es incapaz de meterle un gol al arcoíris;… o (16) que por su flojedad lleven seis años sin hacer el amor.


Entre las culpas que le echamos otros/as (entre los que me incluyo) está (1) la aprobación de la reforma laboral; (2) lograr la subida del salario mínimo interprofesional a 1.000 euros; (3) la reforma de las pensiones; (4) la modernización de nuestro sistema de formación profesional; (5) la lucha contra la pobreza infantil; (6) la aprobación del Ingreso Mínimo Vital; (7) la aprobación de la ley de Eutanasia; (8) la puesta en marcha de la ley de Cambio Climático; (9) la firma de los acuerdos en el marco del diálogo social con sindicatos y empresarios; (10) las políticas laborales como los ERTE en apoyo a las Pymes en crisis por la pandemia; (11) las prestaciones para autónomos; (12) los créditos ICO para empresarios que han podido salvar decenas de miles de empleos; (13) la mejora en la equiparación salarial entre hombres y mujeres; (14) haber sido el primer país en recibir un pago de los fondos europeos por su solvencia demostrada; (15) que España haya sido un ejemplo en vacunación para el resto del mundo;… o (16) de impulsar un crecimiento de la economía española y del empleo, con más de veinte millones de ocupados y diez meses encadenados de descenso del paro.

El problema es (aunque no te lo creas) que las afirmaciones tan absurdas, demagógicas, populistas y con mentiras ridículas de los voceros de Vox, llegan a decenas de miles de españoles/as que se lo creen y empiezan a pensar que el culpable de todos los males del mundo es el social comunista de Sánchez.

Puede leer aquí anteriores entregas de Rafa Fuentes