La revista estadounidense ‘Foreign Policy’ publica que “Aznar está entre los cinco peores presidentes del mundo”. El exdirigente del Partido Popular comparte este bochornoso título con un presidente de Nigeria, otro de Filipinas, otro de Alemania y uno de Tailandia

OPINIÓN. Observando. Por Rafa Fuentes
Doctor en Económicas y Empresariales

05/04/22. Opinión. El exconcejal y reconocido militante socialista, Rafa Fuentes, escribe en su columna de colaboración en EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com un artículo sobre José María Aznar: “Fue uno de los impulsores de la guerra de Irak, junto a Bush y Blair. Aseguró que Sadam Huseín tenía armas de destrucción masiva, argumento falso que sirvió para justificar la invasión de Irak...

...Murieron decenas de miles de personas, y al contrario que Bush y Blair, nunca ha pedido perdón”.

El peor, con diferencia

La revista estadounidense ‘Foreign Policy’ publica que “Aznar está entre los cinco peores presidentes del mundo”. El exdirigente del Partido Popular comparte este bochornoso título con un presidente de Nigeria, otro de Filipinas, otro de Alemania y uno de Tailandia.


Pero creo que el titular no es correcto. Lo que deberían de haber titulado es “Aznar, el peor presidente del mundo”, eso sí sería cierto.

La revista da varios argumentos por los que Aznar merece ese título, pero se quedan cortos, se nota que no lo sufrieron. Podría poner una serie de cientos de razones por las que es totalmente merecedor de esa penosa distinción, pero esto pretende ser un artículo de opinión y no un libro, por lo que os lo voy a resumir en unos pocos párrafos.

Empiezo. Fue uno de los impulsores de la guerra de Irak, junto a Bush y Blair. Aseguró que Sadam Huseín tenía armas de destrucción masiva, argumento falso que sirvió para justificar la invasión de Irak. Murieron decenas de miles de personas, y al contrario que Bush y Blair, nunca ha pedido perdón.


Durante los graves atentados del 11-M, los peores que ha sufrido nuestro país, trató de culpar a la banda terrorista ETA, cuando en realidad era evidente que fueron llevados a cabo por extremistas islámicos para “castigar a España por su apoyo a la guerra de Irak”.

En la crisis ambiental más importante que ha tenido nuestro país, fue incapaz de afrontar la catástrofe del Prestige, que contaminó las costas gallegas con 70.000 toneladas de fuel, provocando el mayor desastre ecológico de España.

También ha sido un campeón con la corrupción política. La trama Gürtel pagó parte de la boda de su hija, y 12 de sus 14 ministros están imputados, implicados o cobraron sobresueldos. A él se le supone, pero no se ha demostrado.

Otro motivo que esgrime la revista es la frivolidad con la que el ex presidente se ha tomado todos los temas relacionados con el cambio climático, tildando a los ecologistas como abanderados del calentamiento global “que tratan de restringir libertades como hicieron los comunistas”.

Debo terminar, pero me gustaría añadir otros motivos, como que por su Ley de liberalización del suelo, se produjo la burbuja inmobiliaria con la que se arruinaron miles de familias españolas; que privatizara empresas estatales estratégicas de nuestro país; que fuera xenófobo, despreciando a los musulmanes y calificando el diálogo interreligioso de “estúpido”; que por una de sus decisiones perdiéramos 40.000 millones de euros, que tuvimos que devolver, entre todos, a la UE para sufragar sus disparates financieros; etc, etc.

Y además, personalmente no puedo soportarlo, es un chulo, prepotente, soberbio, déspota, dictatorial y fanático, que se cree superior a los demás.

Puede leer AQUÍ otros artículos de Rafa Fuentes