No ser democrático es no admitir, ni cumplir la Constitución, donde se señala explícitamente que la composición del Poder Judicial emana de la representación de los partidos políticos en el Congreso, elegidos por la soberanía popular

OPINIÓN. Observando. Por Rafa Fuentes
Doctor en Económicas y Empresariales

20/12/22. Opinión. El exconcejal y reconocido militante socialista, Rafa Fuentes, escribe en su columna de colaboración en EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com un artículo sobre los jueces: “No ser democrático es no aceptar el resultado de las votaciones realizadas en el Congreso y en el Senado, tratando de imponer el pensamiento de la minoría. Parece evidente que el Partido Popular y VOX...

...no son democráticos, no cumplen con la Constitución y no aceptan el resultado mayoritario de las votaciones de los representantes de la ciudadanía”.

Ser democrático o no serlo

Ser democrático es llegar a acuerdos con otros grupos políticos y aprobar leyes por mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados y Diputadas, gusten más o menos, pero eso es la democracia.


No ser democrático es no admitir, ni cumplir la Constitución, donde se señala explícitamente que la composición del Poder Judicial emana de la representación de los partidos políticos en el Congreso, elegidos por la soberanía popular.


Ser democráticos es aceptar lo que vota la mayoría de los diputados y diputadas, que son el reflejo de la sociedad.

No ser democrático es no aceptar el resultado de las votaciones realizadas en el Congreso y en el Senado, tratando de imponer el pensamiento de la minoría.

Parece evidente que el Partido Popular y VOX no son democráticos, no cumplen con la Constitución y no aceptan el resultado mayoritario de las votaciones de los representantes de la ciudadanía.

Así de claro, así de evidente.

Puede leer aquí anteriores entregas de Rafa Fuentes