“Gane quien gane, o pierda quien pierda, los resultados de los comicios autonómicos nos van a afectar lo mismo que los resultados de la liga del fin de semana: una alegría efímera y forofera pero sin consecuencias en lo trascendente

OPINIÓN. Boquerón en vinagre
. Por Francisco Palacios Chaves
Programador informático


06/05/21. Opinión. El programador Francisco Palacios escribe en su colaboración para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com un artículo explicando por qué, ganase quien ganase, a los andaluces “no nos van a afectar” los resultados de las elecciones madrileñas: “Porque seguirá siendo Andalucía la comunidad autónoma que albergue a 35 de los 50 municipios españoles con las mayores tasas de paro y...

...peor renta per cápita. Porque encabezaremos de nuevo el  desempleo juvenil, el abandono escolar, y estaremos en la cola del PIB. Porque se nos seguirá mirando por encima del hombro en cuanto abramos la boca para hablar”.

Ya te digo yo que no

Cuando estoy machacando el teclado para escribir esto que algunos llaman columna, aún no se conocen los resultados de las elecciones del 4 de Mayo. Aún desconocemos si en la CAM reinará el comunismo, se cambiará el típico bocata de calamares por la pulguita de neonato y se darán clases de confección de cócteles Molotov en Secundaria, o reinará la libertad a la madrileña, esa que permite actos tan avanzados y desconocidos para el resto como el de tomarte una caña.


Lo que si tengo claro es que sus resultados no nos van a afectar, por mucho que la mayoría del periodismo patrio se atreva a proclamar, no sé si por propio convencimiento o como excusa para explicar el despliegue mediático del último mes. Gane quien gane, o pierda quien pierda, los resultados de los comicios autonómicos nos van a afectar lo mismo que los resultados de la liga del fin de semana: una alegría efímera y forofera pero sin consecuencias en lo trascendente.

Porque sea quien sea el que alcance la tan deseada mayoría absoluta, la recién estrenada factoría de Getafe de Airbus no se va a mover a Andújar, el puerto de Algeciras seguirá siendo el mejor situado del Sur de Europa pero el más vilipendiado e infrautilizado, el más olvidado y el más necesitado de nuevas infraestructuras y conexiones.

Porque seguirá siendo Andalucía la comunidad autónoma que albergue a 35 de los 50 municipios españoles con las mayores tasas de paro y peor renta per cápita. Porque encabezaremos de nuevo el  desempleo juvenil, el abandono escolar, y estaremos en la cola del PIB. Porque se nos seguirá mirando por encima del hombro en cuanto abramos la boca para hablar, se continuará negando nuestro carácter de nación, aunque lo ponga negro sobre blanco en nuestro Estatuto, y se persistirá en el insulto  a nuestros símbolos, por muy protegidos que estén en ese mismo documento.

Porque permanecerán sentados en los escaños de nuestro Parlamento diputados que insultan al Padre de la Patria Andaluza, a nuestra bandera y a nuestro Himno, se prolongará el silencio de 61 marmotas que ocupan sus puestos de diputados en Madrid; se proseguirá con el papel de colonia interior de todos esos partidos centralistas que nos riegan de promesas y agravios comparativos cuando están en la oposición para recoger el grano de las urnas y recuperar el escaño perdido, no vaya a ser que tengan que ponerse a trabajar. Eso en el caso de que se les conozca otro oficio que no sea el de medrar a costa del ciudadano y tengan una vida laboral que necesite algo más que un confetti para imprimirla.

En resumidas cuentas, estimado lector, sea quien sea el que levante los brazos como vencedor, seguiremos igual de jodidos, pero bien informados. Eso sí, Canal Sur, la nuestra, no habrá perdido la oportunidad de hacer su papel de vasallaje y habrá dedicado un especial informativo que nos cuente, con sumo lujo de detalles, el minuto a minuto del resultado de las elecciones, sin duda como respuesta al especial “Airbus Puerto Real no se cierra” de Telemadrid. Quid pro quo.

Puede leer aquí anteriores artículos de Francisco Palacios