La Covitera’ es la performance que presentará en el Cubo Live Art, el próximo 8 de abril, que acercará al espectador a su crítica, sagaz y particular mirada sobre la realidad que nos atañe relacionada con la pandemia

OPINIÓN. El ademán espetao. Por 
Jorge Galán
Artista visual y enfermero

31/03/21. 
Opinión. El artista visual Jorge Galán escribe en su colaboración con EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com sobre la presentación de la performance ‘La covitera’ el jueves 8 de abril a las 19 h., producida y realizada por él mismo con la colaboración de El Cubo en Directo y Moovilab. El evento sirve de inauguración del ciclo Cubo Live Art, engloba una serie de performances en directo de artistas malagueños, y...

...podrá seguirse de forma libre y gratuita en streaming durante los próximos meses de abril y mayo AQUÍ. Los artistas que participan son Jorge Galán (8 abril), Mario Toledo (22 abril), Elisa Urrestarazu (24 abril), Lula Amir (26 abril) y Ana Ruiz Pinto (6 mayo).

La covitera’

La Covitera es el término coloquial -que usamos los sanitarios del hospital donde trabajo- para designar el circuito independiente de atención donde se ubican los pacientes que tienen diagnóstico o sospecha de covid-19. Como es obvio, este vocablo nació con connotaciones muy negativas, como el miedo, la ansiedad, el peligro de contagio, el esfuerzo mental y físico, la incomodidad y el agotamiento, que con el tiempo se han ido aceptando, suavizando y normalizando.

El acuñamiento espontáneo de este término es un ejemplo de cómo el lenguaje es uno de los sistemas permeables donde quedan reflejados los grandes cambios que nos ha traído a todos esta nueva situación pandémica. Se han incorporado al léxico común una cantidad infinita de términos médicos, microbiológicos y epidemiológicos, que nos han servido -y sirven- para acercar y comprender esta nueva situación. Tanto que cualquiera de nosotros, ajeno o no al mundo sanitario, ha llegado o está muy cerca de llegar a la absoluta saturación por el incesante martilleo que se recibe por la mayoría de los medios de comunicación de forma continua.


El coronavirus ha provocado incertidumbre en territorios donde no la conocíamos, ha provocado un terremoto informativo, social, político y económico, y ha alterado nuestros hábitos familiares, sociales, laborales, culturales, etc.. Sin embargo, es ciertamente cuestionable -un año después de la pandemia- que hayamos aprendido algo provechoso y pragmático sobre de todo ello. Más bien parece que haya servido para acelerar y acrecentar las carencias y deficiencias de la sociedad de nuestro tiempo. La experiencia por sí sola no enseña. Todos tenemos la vivencia -más o menos traumática- de la pandemia y sus consecuencias. Pero se necesita además una actitud y disposición de aprehensión, absorción y crecimiento. Es precisamente en ésto en lo que las sociedades actuales demuestran sus insuficiencias, su lentitud, su ensoñación y en ocasiones hasta su orbitación a kilómetros de la realidad.

La Covitera -la obra performativa- propone mediante el tratamiento simbólico de estos conceptos, nuevas interpretaciones a toda esta problemática que ha llegado en avalancha, haciendo tambalearse nuestra vida, nuestra seguridad, nuestra comodidad y nuestras relaciones personales. Como bien referencia el filósofo coreano Byun Chul Han, este virus ha sustraído costumbres, libertades, movilidad, rituales y espacios comunes, también la satisfacción de nuestro contacto directo y nos ha sumido en un ilimitado cansancio y extenuación como sociedad.

Conseguir que todo este sufrimiento por la crisis pandémica pueda tener una lectura provechosa, pragmática y en ciertos aspectos positiva sólo depende de nuestra actitud a la hora de interpretarla.

Acerca de Jorge Galán

Córdoba 1974 (España). Residencia actual: Málaga. Ha realizado estudios superiores de grado en Bellas Artes en la Universidad de Málaga, obteniendo Matrícula de Honor y posee un máster de esta misma facultad en Producción Artística Interdisciplinar, también calificada con Matrícula de Honor. Su trabajo va desde el arte de acción, instalaciones y videoarte. Su creación artística la ha compaginado con su carrera como Experto Universitario en Enfermería Legal, Forense y Salud Mental, además escribe artículos de opinión en medios de comunicación como la revista digital El Observador.

Ha participado en diversos encuentros en torno a la performance como P.E.P.A, Pequeño Evento de Performance Art realizado en Madrid en 2019 con su obra YÓSMÖSIS; ESTIVAL, FESTIVAL DE VIDEOARTE en 2019: y DEFUNCIÓN DE ARTE, acción colectiva también en 2019, entre otros eventos relevantes relacionados al género de la performance y el videoperformance; encuentros donde ha recibido diferentes reconocimientos. Su obra va “desde el encuentro de la intimidad del artista y su posición autocrítica en el mundo, hasta la conflictiva tarea de afrontar las diversas realidades que se encuentran en los límites de lo real y lo virtual”, reseña de su obra escrita por Joaquín Ivars para la exposición colectiva CUATRO PERFORMERS, O CINCO, donde Galán presentó su acción PORQUE YO LO VALGO en la Galería Isabel Hurley de Málaga (2016).

Puede leer aquí anteriores entregas de Jorge Galán