“Las toallitas húmedas deberían estar prohibidas (pero si las usas, no las tires al váter), y no te fíes de ningún producto que ponga que es biodegradable (las empresas mienten)”

OPINIÓN. ECOselección BlogSOStenible. Por Pepe Galindo
Profesor de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la UMA


14/05/21. 
Opinión. El profesor de la UMA, Pepe Galindo, comparte en su espacio de colaboración en EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com textos de su web BlogSOStenible. En esta ocasión escribe sobre las toallitas húmedas: “Las empresas han conseguido que haya una minoría de personas que usan toallitas húmedas para limpiarse. Esto genera graves problemas ambientales y económicos: se ensucian...

...los mares porque las depuradoras no depuran bien, y se atoran los conductos por sus resistentes fibras. Los costes los pagamos entre la naturaleza y los contribuyentes”.

Puede ver el artículo en su fuente original pinchando AQUÍ y suscribirse al canal de Telegram de @blogsostenible pinchando AQUÍ.

Toallitas húmedas: lo que usa un garrulo para limpiarse el…

Me da vergüenza escribir esto. Pero alguien tenía que decirlo. Tenemos que aprender a hacer pipí y popó… (y a tratar bien estos residuos).


Creemos que lo que tiramos por el váter desaparece… o se depura, porque confiamos en nuestros gobernantes. Pero no. Ellos no son gente de fiar. Lo han demostrado año tras año, aunque la plebe sigamos votando a los mismos, hipnotizados por sus cuentos.

Aunque lo más ecológico sería un servicio sin agua que compostara los residuos (compost toilet), es obvio que no hay sitio para esto en las ciudades actuales pero, sin embargo, podemos minimizar nuestro impacto al hacer nuestras necesidades. Lo importante es reducir el uso de papel y de agua lo máximo posible:

  1. Pipí: Podemos reducir el uso de agua usando varias técnicas:
    • Tirando de la cisterna tras varias micciones, especialmente cuando intuimos que pronto se volverá a usar el servicio (y cuando hay confianza entre los convivientes y no hace calor…).
    • Hay cisternas que permiten gastar menos agua, usando distintos botones, o con un botón que corta la descarga si se pulsa dos veces. Otras cisternas permiten descargar un poco de agua si se pulsa el botón suavemente, sin llegar al fondo.
    • Si mezclas la orina con agua, se puede usar para regar aprovechando el nitrógeno como abono. No se debe abusar, para no secar las plantas.
    • Si haces compost casero, la orina también puede servir para humedecer la mezcla y acelerar el proceso.
  2. Popó: Las empresas han conseguido que haya una minoría de personas que usan toallitas húmedas para limpiarse. Esto genera graves problemas ambientales y económicos: se ensucian los mares porque las depuradoras no depuran bien, y se atoran los conductos por sus resistentes fibras. Los costes los pagamos entre la naturaleza y los contribuyentes.
    • Las toallitas húmedas deberían estar prohibidas (pero si las usas, no las tires al váter), y no te fíes de ningún producto que ponga que es biodegradable (las empresas mienten).
    • Para limpiarte, puedes usar saliva sobre el papel higiénico normal.
    • Un gran impacto ambiental lo están provocando los perros con sus defecaciones. Ellos no gastan toallitas húmedas, pero sí bolsas de plástico: insostenible y demencial. No tiene sentido tirar una bolsa de plástico por cada caca de nuestro perro. Lo más sensato es usar papel (de periódicos, revistas, publicidad…). Y si lo pones en el suelo en el momento adecuado, te ahorras manchar el pavimento. Aunque lo más ecológico es no tener mascotas, si las tienes, intenta ser sostenible también con sus cosas.

Otra forma interesante de ahorrar agua es —como dice la Cadena Verde— usar un cubo en la bañera para recoger tanto el agua fría hasta que sale la caliente, como el agua (gris, con jabón) que cae de nuestra ducha. Y luego usarla directamente en el inodoro.

Y por favor, nunca tires al inodoro residuos tales como plásticos, bastoncillos de los oídos, colillas, aceites, pelo (de pelarse, depilarse o afeitarse), ni tampoco pinturas u otros productos químicos. Las colillas son responsables de estar intoxicando a los organismos marinos (y matándolos).

Podríamos haber hecho este artículo más aburrido explicando datos como que:

Si valoras el agua más que su precio, seguro que descubrirás cómo no despilfarrarla. Imagina que el agua fuera oro…

Puede ver aquí anteriores artículos de Pepe Galindo