“La plancha es uno de los electrodomésticos que más consume, junto con el secador de pelo, la secadora de ropa, el aire acondicionado y los calefactores”

OPINIÓN. ECOselección BlogSOStenible. Por Pepe Galindo
Profesor de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la UMA


22/04/22. 
Opinión. El profesor de la UMA, Pepe Galindo, comparte en su espacio de colaboración en EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com textos de su web BlogSOStenible. En esta ocasión habla sobre planchar: “Dicen que planchar una camisa contamina lo mismo que varios coches; y dejar de plancharla es como plantar varios árboles (siete, según algunas fuentes). El dato exacto no es tan importante...

...como saber que eliminar el planchado ahorrará tiempo, dinero y contaminación”.

Puede ver el artículo en su fuente original pinchando AQUÍ y suscribirse al canal de Telegram de @blogsostenible pinchando AQUÍ.

Planchar la ropa no es ECO (ideas para no planchar)

La plancha es uno de los electrodomésticos que más consume, junto con el secador de pelo, la secadora de ropa, el aire acondicionado y los calefactores. Reducir el uso de esos aparatos es un gesto necesario en la actual crisis ambiental (y económica).

Dicen que planchar una camisa contamina lo mismo que varios coches; y dejar de plancharla es como plantar varios árboles (siete, según algunas fuentes). El dato exacto no es tan importante como saber que eliminar el planchado ahorrará tiempo, dinero y contaminación.


Ideas para planchar menos (o mejor: nada)

  1. Tender la ropa bien extendida y justo al terminar la lavadora. Dejar que el viento y el sol quiten la mayoría de las arrugas.
  2. Colgar la ropa en el cuarto de baño mientras te duchas. El vapor de agua quita las arrugas. Si te duchas de forma ecológica (breve), esto no funciona.
  3. No planchar cosas que no sean importantes: trapos de cocina, ropa interior, toallas, sábanas…
  4. Cuando tengas que escoger tu ropa, intenta que sean tejidos que no se arruguen, pero también que no procedan del petróleo (nailon…) y, por supuesto, que no sean de cuero.
  5. Y lo más importante: No te preocupes de las arrugas. La vida es demasiado bella para dedicar tiempo a pensar en nimiedades. Llevar arrugas demuestra tu compromiso ambiental contigo mismo y tu libertad ante las opiniones ajenas. ¿Para qué necesitas la aprobación de los demás?

Si finalmente vas a planchar, organízate para ahorrar energía planchando la mayor cantidad de ropa seguida. También es importante escoger el horario en el que la electricidad sea más barata.

Ya hay pueblos que están quitando bombillas de muchas de sus farolas o incluso que están apagándolas por la noche. ¿Tenemos que esperar al colapso para actuar? Podemos actuar ahora y hacer que ese colapso sea menor.

Puede que pienses que con esto de no planchar no vas a reducir mucha contaminación. Si tú sabes cómo conseguirlo, por favor, ilumínanos. Recuerda que muchos pocos hacen un mucho. Aunque hay formas de ahorrar más energía, pueden ser más complejas. Al menos, hagamos lo fácil.

Puede ver aquí anteriores artículos de Pepe Galindo