“¿Se pueden reducir las joyas (oro, plata…)? La minería genera graves impactos ambientales. El oro es un metal altamente contaminante en su proceso extractivo”

OPINIÓN. ECOselección BlogSOStenible. Por Pepe Galindo
Profesor de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la UMA


22/03/24. 
Opinión. El profesor de la UMA, Pepe Galindo, comparte en su espacio de colaboración en EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com textos de su web BlogSOStenible. En esta ocasión sobre la Semana Santa: “No estamos en contra de las fiestas, sean religiosas o laicas. De hecho, creemos que deberíamos tener más fiestas y trabajar menos. Es urgente reducir la jornada laboral y...

...proponemos cosas como que todo el mundo trabaje, al menos, un día menos al mes. Ahora bien, tenemos que ser responsables tanto en nuestro trabajo como en nuestro ocio y en nuestras fiestas”.

Puede ver el artículo en su fuente original pinchando AQUÍ.

Diez ideas para una Semana Santa responsable y sostenible

No estamos en contra de las fiestas, sean religiosas o laicas. De hecho, creemos que deberíamos tener más fiestas y trabajar menos. Es urgente reducir la jornada laboral y proponemos cosas como que todo el mundo trabaje, al menos, un día menos al mes. Ahora bien, tenemos que ser responsables tanto en nuestro trabajo como en nuestro ocio y en nuestras fiestas.

Diez preguntas importantes para reverdecer la Semana Santa

1- ¿Se pueden reducir las joyas (oro, plata…)? La minería genera graves impactos ambientales. El oro es un metal altamente contaminante en su proceso extractivo (se emplean productos tóxicos, como el mercurio que contamina la tierra, el agua…). También se producen acaparamiento de tierras y pérdida de ecosistemas. Algo similar ocurre con la plata y las piedras preciosas. ¿De verdad Jesús estaría conforme con celebrar su muerte y resurrección con tanta ostentación? Creemos que el Jesús auténtico preferiría otro tipo de celebración; mirando a los ojos de la pobreza, sin darle la espalda.

2- ¿Se pueden apagar las velas? Las velas no solo contaminan con su humo, sino también con la cera que cae al suelo y con los productos tóxicos que se emplean para su limpieza. Esos residuos acaban en el mar, sin depurar. La fabricación y el transporte también contamina y consume energía. Aunque consideres que es poco, todo ayuda. Recordemos que las velas industriales se fabrican con parafina, un derivado del petróleo.

3- ¿Se pueden reducir los viajes en avión? No creo que los científicos nos engañen cuando hablan de emergencia climática. También nos dicen que viajar en avión contamina demasiado. ¿Está justificado volar por ocio, aunque sea barato? Recordemos que para viajar lejos lo más ecológico es el tren y luego el autobús. A Jesús le seguían las multitudes, pero nadie organizaba excursiones.


4- ¿Pueden los fieles obedecer al Papa Francisco? En la encíclica Laudato Si, el Papa Francisco hizo un repaso de los problemas socioambientales y propuso algunas soluciones. ¿Por qué parece que hay una gran mayoría de cristianos católicos que no han leído ni un resumen? Algunos ni siquiera conocen esa encíclica o ignoran otras declaraciones del Papa. Naomi Klein apuntó el por qué esta encíclica tan revolucionaria no ha tenido apenas efecto.

5- ¿Se pueden dejar de usar animales en nuestros festejos? Los animales no quieren participar de nuestras fiestas: ni en belenes navideños, ni en cabalgatas de reyes, ni en procesiones (burros, caballos, palomas, gallos…). Por supuesto, tampoco en espectáculos taurinos. Estamos tan acostumbrados a ver a los animales sufrir para los humanos que, a muchos, les cuesta ver que es una forma de esclavitud.

6- ¿Podemos tener vacaciones sin abandonar a nuestras mascotas? La tasa de abandono de animales en Semana Santa es de un 40%. Parece obvio que muchas de esas mascotas fueron imprudentes regalos, tal vez de Navidad. ¿Qué debes explicar a tus hijos cuando quieran una mascota?

7- ¿Podemos comprar menos? En vez de basar el placer en comprar, podemos inventar otros mecanismos, tales como hacer manualidades ecológicas para Semana Santa, regalar una suscripción a alguna ONG o usar el dinero para reducir la desigualdad. Regala algo inolvidable. Evita regalar recuerdos que acaben olvidados.

8- ¿Podemos escoger destinos no saturados? En ciertas temporadas, algunas ciudades están tan masificadas que el turismo se vuelve una maldición, un cúmulo de abusos. La turistificación contribuye a la destrucción de tradiciones auténticas, pero también a la dispersión de enfermedades (coronavirus, resfriados…) y a la concentración de ganancias (desigualdad).

9- ¿Podemos ser más responsables en nuestro turismo? El turismo sostenible y responsable tiene unas cuantas normas básicas. Es fácil seguirlas. A veces, basta con conocerlas.

10. ¿Podemos comer mejor aunque sea solo una semana? Debemos proponernos comer más productos vegetales (ecológicos y locales si fuera posible). Los productos animales tienen alto impacto ambiental (carne, pescado, lácteos, huevos, e incluso la miel). Anímate a hacer una Semana Santa vegana.

La respuesta a estas diez preguntas es rotundamente . Entonces, la pregunta clave es: ¿Se aplicarán estas sugerencias? Los «amantes» de la Semana Santa —que casi nunca son seres espirituales— nos dirán que no hemos entendido nada de estas fiestas. Nosotros nos atrevemos a decir que, ni ellos —ni nosotros—, hemos entendido la profundidad de lo que está pasando en el planeta. Necesitamos, al menos, pensar más.

Puede ver aquí anteriores artículos de Pepe Galindo