“Bendodo al parecer se saltó la ley a la torera”. Es la denuncia que hace Francisco Conejo, portavoz del PSOE en la Diputación. Pedía informes de intervención general y secretaría de la corporación, pero el PP se ha negado

24/04/15. Sociedad. El coleccionista taurino Juan Barco ha encontrado un chollo en pleno centro de Málaga. La Diputación que preside Elías Bendodo (PP) le ha regalado sorprendentemente por 20 años el edificio de la Plaza del Siglo, en pleno centro de Málaga, que antes albergaba el Patronato de Turismo. Ahora es el Centro de Arte Taurino (CAT). Gracias al contrato suscrito entre privado y ente público, Barco no pagará...

...alquiler si no supera los 80.000 visitantes anuales. Algo impensable. Y si los supera, solo tiene que ceder el 20% de la taquilla descontando gastos de explotación. El empresario también explota gracias al convenio una tienda y un restaurante en la azotea del edificio, ubicado en pleno corazón de la ciudad. Lo hace sin concurrir a ninguna licitación. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com ha accedido a este contrato. Para rescindirlo, la Diputación tendría que pagar un millón de euros.

EL
PSOE en la Diputación de Málaga, presentó para el pleno provincial de ayer una moción solicitando informes a los departamentos de Secretaría e Intervención del ente sobre el contrato de arrendamiento del edificio de Plaza del Siglo que ahora alberga el Centro de Arte de la Tauromaquia (CAT). El PP se ha negado. Este proyecto museográfico es impulsado por Juan Barco, un coleccionista taurino, que ha encontrado unas enormes facilidades en la capital gracias a Elías Bendodo, presidente de la institución y del PP malagueño.

EL
contrato fue suscrito hace más de un año, en marzo de 2014. Contempla un periodo de 20 años en los que el arrendado no tiene que pagar nada a la Diputación provincial si no supera los 80.000 visitantes al centro en un año. Algo que se antoja complicado, dado que otros centros de estas características, como el de Córdoba de Romero de Torres, apenas alcanza los 50.000 y los de Málaga además van a la baja en cuanto a visitas.


NO
ha trascendido siquiera mediante qué auditoría se va a controlar que se cumplen los objetivos de 80.000 entradas. Ni siquiera el documento recoge informes o previsiones de las mismas. El convenio estipula que superada esa entrada, el privado, Barco, tendría que pagar el 20% de la taquilla. Si logra más de 100.000 visitas anuales, tendrá que sufragar un 30% de esa taquilla. Si se imponen las cifras más optimistas y se consigue un tráfico de 200.000 visitantes, el museo tendrá que pagar una renta anual del 40%, el máximo cifrado en este convenio al que diversos medios, entre ellos
EL OBSERVADOR, ha accedido.

ESTE
contrato también recoge la explotación de la tienda del museo y de una cafetería y restaurante en la azotea del mismo, también a manos de Barco, que no ha tenido que concurrir a ningún concurso para poder usar estos espacios. Pero demás, la documentación no recoge ningún tipo de informe de Intervención ni otro tipo de estudio que lleve al porqué de las cifras que se contemplan en el contrato: el porqué de las cifra de las entradas, los 20 años o el millón de euros de indemnización si se rescinde un contrato que parece leonino.

SE
da la circunstancia de que la Diputación de Málaga ha sufragado estudios y reformas en el inmueble para albergar el proyecto museístico en cuestión. El inmueble, de titularidad provincial, ya recibió una inversión de 60.000 euros a mediados de 2013. Esta inyección de capital provino del Patronato de Turismo Costa del Sol, un organismo público privado sostenido en un 95% por la institución que preside Bendodo. El pliego de condiciones para optar al contrato de esta reforma contemplaba la ampliación del fondo del ascensor y convertir algunos aseos en almacenes. Poco tiempo después, el propio presidente provincial anunció la inversión de unos 90.000 euros para reacondicionar el espacio, y según informa Victoria Bayona en un artículo de Málaga Hoy (AQUÍ), esta Diputación ya había encargado “con anterioridad” la redacción de "proyecto de diseño expositivo para exponer la colección de Juan Barco" por más de 21.000 euros. Este documento se encargó cuando este museo todavía se encontraba en la Plaza de Toros de La Malagueta, sede que acabó descartándose al prohibir la Delegación de Cultura de la Junta ejecutar obras en dicho coso, protegido al ser un Bien de Interés Cultural (BIC).

TAMBIÉN
se ha de reseñar que la Diputación provincial asumió la hipoteca que pesa sobre este inmueble, de cinco millones de euros (el bloque está valorado en siete) cuando su anterior propietario, el Patronato, pasó a ser empresa pública.

DE
rescindirse el contrato con Barco, la corporación provincial le tendría que compensar con un millón de euros. Es otra de las cláusulas que contempla este escrito, sobre el que el equipo de Gobierno del PP ya se ha apresurado a anunciar cambios.

SEGÚN
recoge la cadena Ser, el equipo de Bendodo ya estaría trabajando en modificar el convenio para eliminar la cláusula millonaria y la forma de pago del alquiler. A Barco se le exigirá entonces un canon anual, al margen de lo que se registre en taquilla. Este nuevo convenio estará listo en unos meses, pero se mantiene la vigencia de veinte años.

EL
museo taurino fue un proyecto impulsado por la Diputación provincial. Sin embargo, semanas atrás, fue esta corporación la que se desligó del mismo para no tener ningún problema con su inauguración, cuando el mismo miembro de la oposición, el portavoz socialista Francisco Conejo, denunció ante la Junta Electoral la inauguración del espacio en periodo electoral. A esta inauguración acudieron Bendodo y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. Entonces se descubrió lo que hasta entonces había permanecido en secreto: que el proyecto de museo taurino es en realidad una iniciativa privada del propio Barco. Una iniciativa privada, por otro lado, casi regalada. El empresario se ha encontrado con un espacio prácticamente listo para cobijar su colección, y no tiene ni por qué pagar el alquiler (la cifra de 80.000 visitantes es un número muy complicado de conseguir).

PUEDE
leer aquí anteriores artículos relacionados con esta publicación:
- 27/02/15 Bendodo mintió. Presentó el nuevo Museo Taurino como un proyecto de la Diputación. Ahora dice que es un centro privado que ha alquilado (?) la antigua sede del Patronato de Turismo, por la que se pagaron 5,2 millones de euros de dinero público