“Los cien días es una medida de gracia para un nuevo Gobierno, y Cassá no está en el Gobierno”, recuerda el articulista, que critica las últimas “lamentaciones” y el “rollo plañidero” del líder de C’s: “¡A la política se viene llorado de casa!”

02/07/15. Sociedad. El columnista del diario de Vocento Sur y profesor de la Universidad de Málaga, Teodoro León Gross, parece no tener mucha simpatía por el líder local de Ciudadanos. Así se desprende de los comentarios realizados en su habitual columna de opinión en el periódico malagueño, en la que se pregunta por qué el portavoz de la formación naranja en el Ayuntamiento, Juan Cassá, está pidiendo...

...100 días de gracia. Y se cuestiona si podría ser “para renovar su vestuario” o para “elegir un buen peluquero”. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.comrecoge las reflexiones de León Gross en su formato original AQUÍ y le invita a leerlo en esta información.

LAS opiniones de León Gross de hace menos de un mes en las que sacaba la cara para defender a Ciudadanos, asegurando que veía “difícil de justificar” darle la Alcaldía de Málaga a un tripartito de izquierdas aunque éste sumara más votos que la lista de Francisco de la Torre, se ven ahora matizadas por los comentarios que dedica a su líder Cassá. Su adhesión al partido que dijo que votaría (C’s) queda ahora muy lejos de la que profesa por su líder Cassá. León Gross recuerda al portavoz del partido de Albert Rivera que “los cien días es una medida de gracia para un nuevo Gobierno, y Cassá no está en el Gobierno”. Además, reclama al político que abandone “ese rollo plañidero” asegurándole que “¡a la política se viene llorado de casa!”.

Los cien días de Cassá

JUAN Cassá, el hombre de Ciudadanos en La Casona, ha pedido cien días. Está muy bien, pero ¿exactamente por qué?, ¿cien días para qué? Los cien días es una medida de gracia para un nuevo Gobierno, y Cassá no está en el gobierno, ¿para qué quiere cien días?, ¿para renovar su vestuario?, ¿para elegir un buen peluquero? Roosevelt estableció esos cien días para activar el megaplan de choque del New Deal ante la Gran Depresión, pero ¿para qué habría que darle cien días a alguien que no gobierna? De la Torre lleva quince años sin interrupción en la Alcaldía, veinte mandando en La Casona, y repite mandato casi con el mismo equipo en las mismas funciones, incluso recolocando a los concejales sin acta al amparo de la teta pública como si se tratase de un derecho adquirido... así que el alcalde, que gobierna en solitario, no tiene cien días. Y tampoco se entiende por qué Cassá debería tener un periodo de gracia.


O
sí se entiende. Los gurús del marketing político consideran que los primeros cien días marcan crucialmente 'la percepción' de todo nuevo mandatario. De ahí se sale con estrella o estrellado. Y Cassá tiene un problema: desde la mañana del 25M, cuando no descartó la Alcaldía tras la resaca de la noche electoral, su imagen quedó tocada. Quizá espera que con cien días de gracia podría cambiar eso, pero se equivoca. Perdido el primer impacto, ahora necesita ganarse la confianza, no pedir periodos de gracia para estar a salvo de críticas. Su examen será el cumplimiento del pacto; y está por ver que el alcalde no lo maree como con los cargos de confianza. De momento Cassá tendrá que sacar carácter y abandonar ese rollo plañidero que ayer retrataba Pilar Quirós en 'La Casona del Parque', con sus lamentaciones por la presión mediática, lamentaciones por las lecciones de los grandes partidos, lamentaciones por la sombra de la hemeroteca... Pero hombre, Cassá, ¡a la política se viene llorado de casa!

SÍ, cien días pueden dar mucho de sí. Napoleón no necesitó más tiempo -sus famosos Cent Jours- para regresar de Elba, disolver las cámaras, convocar la convención del Campo de Mayo, descabalgar a los monárquicos del duque de Angulema, enfrentarse a las potencias europeas en la mítica batalla de Waterloo, y huir dejando la restauración de Luis XVIII. ¿Qué espera hacer Cassá en 'cien días'? Según él, en sus diez primeros días ha hecho más que la oposición en diez años. A ese mismo ritmo, en cien días habrá hecho más que los otros en un siglo; y para el final del mandato, seguramente pensará que habrá sido lo mejor que le haya pasado a Málaga desde la Lex Flavia romana. ¿Para qué pide entonces cien días de gracia? Pues seguramente sólo hay una explicación: Cassá ha empezado a creer que él es el alcalde de Málaga. Quizá sea esa patología de los psiquiátricos de los tebeos donde siempre hay un paciente que se cree Napoleón. Ahora alguien va a tener que darle un disgusto.

PUEDE ver aquí anteriores informaciones relacionadas con esta publicación:
- 01/07/15
Ciudadanos expulsa del partido a José Agustín Gómez Raggio, presidente saliente del Club Mediterráneo, por “no respetar los procesos internos”. Celebró una reunión no autorizada que podría obstruir las primarias de C’s
- 29/06/15 Gonzalo Sichar, el ‘hombre serio’ de Ciudadanos en Málaga. Concejal en el Ayuntamiento y portavoz en la Diputación: “Se pactó con el PP no sólo por el discurso radical de Torralbo”
- 19/06/15 Guillermo Díaz, de Ciudadanos Málaga, la primera vez que se publica su voz: “Tendría que pasar algo muy raro para que no me presente a las primarias para encabezar la lista al Congreso, en las elecciones de noviembre”
- 09/06/15 El columnista y editorialista de Sur, León Gross, hace campaña por los ‘suyos’, ‘Ciudadanos’, y por el alcalde. Ve injustificable (?) que Francisco de la Torre no prolongue su mandato otros cuatro años
- 04/06/15 El líder de Ciudadanos, Juan Cassá, ‘sorprendido’ porque el INE de Málaga, dependiente del Ministerio de Economía (PP), se interese por sus empresas… de Oviedo
- 29/05/15 
Cassá pide perdón por si sus palabras “han causado inquietud”. Sur insiste y publica las grabaciones en las que el candidato planteaba ser alcalde en semanas. La izquierda depende de C’s para que llegue el cambio al Ayuntamiento de Málaga
- 28/05/15 
Cassá sigue con su harakiri. Vapuleado en las redes. C’s, como todos los de la casta, dice que sus palabras se sacaron de contexto. Hoy da una rueda de prensa. Tendrá que confirmar si se propuso como alcalde al PSOE al PP o a alguien más
- 27/05/15 
Cassá (C’s) se inmola en Sur diciendo que hará pactos si le dejan ser alcalde (¿y qué político no querría?) Las negligencias de su equipo de comunicación lo dejan vendido en plena polémica y el PP saca rédito