El abogado se impuso en unas primarias internas con el 68% de los votos de los militantes. No se ha querido marchar a Ciudadanos como muchos de sus compañeros, dice no verse en una formación “de centro derecha”

18/09/15. Sociedad. Manuel Huertas espera sentado en la terraza del hotel Molina Lario atendiendo a su teléfono móvil. Es un tuitero empedernido, con más de 56.000 seguidores en su cuenta, pero este abogado malagueño también destaca por su compromiso político. Hace dos años abandonó el PSOE y comenzó a militar en Unión Progreso y Democracia (UPyD). Ahora encabeza su lista por la circunscripción para las elecciones generales. Todavía no...

...le acompaña nadie, ya que la candidatura aún no se ha confeccionado. Explica a EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com que no se marcha a Ciudadanos porque él nunca se vería en una organización “de centro derecha” que apuntala “el bipartidismo”. Le chirría ver a Cassá, concejal de C’s en el Consistorio malagueño, como si fuera un futuro delfín de Francisco de la Torre, el alcalde de la capital. Defiende con insistencia la labor de la organización magenta en los procesos judiciales abiertos sobre casos de corrupción como el de las tarjetas black o el de Rato, donde también una plataforma de activistas del 15-M interpuso una demanda. Huertas, a la vez, reconoce errores de su partido, y aunque se deshace en elogios de su antigua jefa, Rosa Díez, reconoce que la formación se equivocó manteniéndola al mando, y que eso se hizo notar en las urnas. Cuando el equipo de esta revista se le acerca, Huertas deja el teléfono sobre la mesa, se levanta, y sonríe. Aprieta fuerte las manos y se sienta, preparado para responder mientras bebe un café descafeinado con hielo.

SE presenta al Congreso de los Diputados. ¿Por qué deberían votarle a usted y no a Irene Rivera, la que será candidata por Ciudadanos en Málaga? Son dos partidos que comparten espectro ideológico.
En primer lugar, UPyD ha hecho bandera de la ruptura del bipartidismo, de romper el statu quo, la alternancia que había entre PP y PSOE. Sin embargo, Ciudadanos ha venido a apuntalar, apoyar y a asentar ese bipartidismo. Si la gente quiere romper el bipartidismo, en ningún caso debe votar a Ciudadanos. Lo hemos visto en Andalucía, donde el partido de Albert Rivera ha votado al PSOE de los ERE, y lo hemos visto también en la Comunidad de Madrid, donde apoyaron a Cristina Cifuentes, el PP de la Púnica y de la Gürtel. Además, UPyD lleva a los corruptos a los tribunales, como hemos visto con el caso de las tarjetas black o el caso Rato.

TAMBIÉN es verdad que UPyD y C’s han tenido resultados dispares. La formación magenta nunca se ha visto en la tesitura de que su voto dependiese de la constitución de un Parlamento.
Que tus votos sean necesarios para formar gobierno no quiere decir que tus votos apoyen al gobierno. Puedes dar un apoyo puntual a una política. Lo que no puedes hacer son pactos de legislatura encubiertos para nombrar a una presidenta de comunidad o a un alcalde de Ayuntamiento. Que te veas siendo ‘necesario’ no significa que te veas obligado.

ABANDONÓ hace dos años el PSOE. En una entrevista con este medio, decía que cuando intentaba defender a su antigua formación le partían la cara en la red, porque la corrupción es indefendible. A UPyD se le ha reprochado su falta de autocrítica. ¿Eso sí se puede defender?
Es que no veo en UPyD un partido autoritario o falto de autocrítica. En mis carnes nunca lo he sentido. Los militantes de UPyD somos muy críticos y muy autocríticos. Otra cosa es que en el Consejo de Dirección quizá no supiera leer los resultados de las elecciones europeas del año pasado, las disensiones internas que comenzaron a haber, o los tiempos políticos que estábamos viviendo. Creo que hubo un error de lectura con el no cambio a tiempo del liderazgo, y las consecuencias de esos errores han sido los resultados de las municipales y las autonómicas.


¿ESE
cambio de liderazgo es suficiente? Las disensiones se han paliado, pero muchos definen el liderazgo del nuevo portavoz Andrés Herzog como continuista.
Una vez se abrió el melón del pacto con Ciudadanos con Sosa Wagner, e Irene Lozano se presentó a las primarias contra Herzog… Ya en UPyD queda quien cree en el partido y quiere seguir en él. Disensiones internas habrá siempre porque no somos un partido a la búlgara ni marxista-leninista. Sí disiento en que Herzog sea una versión continuista de Rosa Díez. Ha conformado un Consejo de Dirección plural en el que hay varias sensibilidades. Hay cambios. Se han anunciado renovaciones en la imagen, el logo e incluso el nombre del partido. Desgraciadamente vamos a tener que abandonar como estandarte nuestra lucha contra la corrupción, porque los votantes no han reconocido el dinero que nos hemos gastado en procuradores y abogados. Pero vamos a defender políticas progresistas y revolucionarias, políticas sociales con las que nos vamos a abanderar en esta nueva etapa. Lo que le ha pasado a UPyD es el estirón de la pubertad. Tuvo una infancia prometedora, pero ha pegado el estirón, y como los niños, de pequeño son muy guapos, crecen y se ponen un poquito más feos hasta que encuentran su lugar.

¿NO tiene culpa de eso la propia madre del niño, que quizá debió dejarlo crecer?
Rosa Díez es una mujer que ha hecho historia de España. Creó un partido de la nada cuando no era posible hacerlo, algo que no sucede igual ahora. Puso asuntos sobre la mesa que hasta entonces no se habían tratado, como la transparencia o la despolitización de las instituciones. Los votantes sí nos echaban en cara que llevaba mucho tiempo en política, y en un tiempo tan convulso en el que aparecen nuevas caras y nuevos liderazgos la imagen de Díez no era la que debía acompañar el partido, que tenía tan solo siete años de historia. Era una líder muy buena y una gran parlamentaria pero quizá debería haber dado un paso atrás cuando fueron las autonómicas. También era un momento complicado, no se podía hacer un Congreso extraordinario en pleno proceso electoral. Se pospuso. Y ya se ha hecho. Seguro que Herzog nos va a llevar a volver a tener grupo parlamentario. De hecho La Voz de Galicia ha publicado una encuesta en la que ya nos da dos diputados.

SU discurso optimista sobre UPyD no lo comparte el que fuera el Consejo Local en Málaga de la organización. Abandonaron en bloque el partido hace meses.
No soy optimista, soy realista (sonríe). El Consejo Local estaba formado por cinco personas.

SÍ, y esas cinco personas dirigían el partido en Málaga, lo cual no es baladí. ¿No se arrepiente usted de no haberse marchado a Ciudadanos?
Es que en un partido de centro derecha no me vería nunca. Sigo considerándome socialdemócrata. Jamás participaría en un partido con ideas conservadoras. En ese aspecto, nunca me verás de Ciudadanos. Me siento muy cómodo en UPyD, e incluso más cómodo que en el PSOE, porque tiene más políticas revolucionarias y del ámbito social.

¿HA echado de menos en algún aspecto a su anterior formación, el PSOE?
No.

NO se lleva nada bueno de esa etapa.
Me llevo amigos, conocidos, gente muy interesante, gente con la que me sigo tratando. Pero no cambiaría mi militancia en UPyD por haber seguido en el PSOE. Y mucho menos después de haber visto lo que ha pasado con los ERE. No hay mayor robo que el que se le hace al dinero de la formación a los desempleados de una comunidad con las tasas de paro que tenemos. Me habría avergonzado mucho de haber seguido en ese partido y no haber salido a tiempo. Estoy muy orgulloso de estar en UPyD. Puedo decir que milito en UPyD sin agachar la cara.

PERO usted no participó en la campaña a las locales de su organización.
No. Estaba enfermo. En las autonómicas iba como número tres. En las municipales estaba enfermo, tenía problemas de estómago, y el médico me dijo que tenía que evitar todo tipo de estrés. Luego me recuperé y me metí en la vorágine de las primarias.

EN las autonómicas iba número tres. Pero en la página de su candidatura a las primarias asegura que no se postuló en el partido ni para cargo ni para acomodo en las listas.
Es que en ese caso no me postulé. Me llamó Martínez de la Herrán a proponérmelo.

EL 12 de septiembre fue elegido como candidato al Congreso de los Diputados mediante las primeras primarias telemáticas del partido. Los resultados arrojan que el 68% de los militantes de Málaga le votaron a usted, sin embargo no hay datos de participación.
Están en la web.


¿Y
recuerda cuántos le votaron?
No consigo recordar la cifra ahora mismo.

EN ese proceso de primarias usted ha defendido un modelo de partido y candidatura con unos postulados distintos a su principal competidor. ¿Por qué cree que los militantes han confiado en usted? ¿Qué puede esperar el votante malagueño?
Creo que han confiado en mí porque tengo un perfil con más posibilidades de alcanzar el escaño en Málaga; más proyección mediática, más proyección social, más bregado con las cámaras por los casos que llevo como abogado… El votante puede confiar en que UPyD transformará las instituciones, sean un ayuntamiento, una comunidad autónoma, o un parlamento. Y las transforma en transparencia, en luchar contra la corrupción, en ser el azote continuo y constante de quien este en el Gobierno. Por ese motivo pagamos tan caras las facturas por nuestra lucha contra la corrupción. Margallo dijo una vez a Rosa Díez que nos aplastarían como a una nuez, cosa que desde luego están intentando. Pero no lo conseguirán porque confío en los malagueños y sé que nos darán un escaño. ¿Concreciones? Es necesario que se pongan ya en marcha las obras de la ampliación del Hospital Costa del Sol, del Hospital de Ronda, del tren litoral, fomentar la estructura turística de la costa de la Axarquía… La lista es muy larga.

PUES son las propuestas vacías del PP.
El PP las hace vacías, pero queremos llenarlas de contenido.

EN la web de su candidatura (AQUÍ) afirmaba también que espera conseguir con el apoyo de los malagueños un escaño. Se define como realista, pero, ¿tan baja está la moral? ¿Tan malas son las expectativas? Uno o dos escaños no es el resultado que a todo partido político contentase.
A ver, como soy realista creo que sacaremos uno. Y si es posible sacar dos, tres, cuatro, seis, ocho o diez, mejor. Pero siendo realista creo que en Málaga sacaremos uno y va a ser para UPyD.

CIUDADANOS es rival directo de UPyD. ¿Que opinión tiene de su gestión en el Ayuntamiento de Málaga y en la Diputación provincial?
Que es más de lo mismo. ¿Se nota alguna diferencia? ¿Ha habido ruptura del bipartidismo, ha habido cambio en el Gobierno municipal? ¿Han hecho algún tipo de zapatazo en algunas de las instituciones para decir, ‘hasta aquí hemos llegado’? Solo cuatro medidas de maquillaje que son más de forma que de fondo. Ver a Juan Cassá al lado del alcalde como si fuera un futuro delfín del mismo en contra de Bendodo me choca y me chirría. No sabía que Cassá fuese teniente de alcalde in pectore.

AL menos tendrán claro que disputan el mismo voto que Ciudadanos.
No. Eso es lo que quiere hacer creer C’s. Nosotros nos disputamos el voto con el PP, con el PSOE, con IU, con Podemos y con C’s. Ciudadanos, con la excusa de pactar con nosotros, decían que ambos tenemos un discurso transversal. Es falso. El suyo es de centro derecha. Todo fue una OPA hostil hacia UPyD. Tras las generales, el efecto Ciudadanos se desinflara como un soufflé, y el de Podemos también, aunque en menor medida. El votante descontento con los pactos de Ciudadanos volverá a UPYD. No creo que compitamos por el mismo espectro de votos. Eso es lo que han querido decir para disputarnos el target político. Nosotros vamos a disputar el voto con todos aquellos partidos que no apuesten por castigar severamente la corrupción política.

POR los objetivos que persigue UPyD (castigo a la corrupción, transparencia…) el discurso recuerda a Podemos.
Es que somos un partido muy revolucionario, pero al mismo tiempo profundamente institucional. Queremos reformar las instituciones desde dentro, respetando la legalidad. Nuestras políticas son muy progresistas y transformadoras. Nosotros nos hemos atrevido a hablar de supresión de diputaciones y ayuntamientos. Los aforamientos empiezan a ser objeto de debate cuando UPyD los introduce en el plano parlamentario. Nos hemos llegado a atrever a hablar de fusión de ayuntamientos. Yo no he visto propuestas tan radicales y profundamente diferentes, como la devolución de competencias de Sanidad y Educación al Estado, para que todos los españoles tengamos los mismos derechos con independencia de donde nazcamos o donde vivamos. UPyD es un partido que dice lo que hace y que hace lo que dice. Es un partido transparente y un partido cumplidor y desde luego nadie puede ponerme la cara colorada diciendo que en mi partido hay corruptos o mentirosos.

HA habido una debacle electoral en UPyD, de ahí el cambio de Consejo de Dirección. Al margen de las críticas a ese liderazgo anquilosado, ¿qué ha fallado en vuestro discurso cuando los de Ciudadanos y Podemos ha calado tanto y tan rápido?
Creo que ha fallado la política de comunicación. Yo mismo, como abogado, puedo trabajar mucho. Pero si no lo comunico, mi cliente no lo va a saber, y por lo tanto, no va a poder valorarlo. Si no soy capaz de hacer llegar lo que nos hemos esforzado en la lucha contra la corrupción, el electorado no lo tendrá en cuenta, no lo va a valorar. Pensábamos que con hacer el trabajo bien bastaría, porque el ciudadano se daría cuenta, y nos hemos dado cuenta de que no. Adema de hacerlo bien hay que comunicarlo bien. Aquí también hemos luchado contra el vacío que hemos tenido en medios, que han llegado a invitar a partidos sin representación parlamentaria de ningún tipo y no a UPyD cuando sí tiene representación. Pero estamos en la línea de cambiar esas políticas. Nos vamos a volcar en la comunicación porque creemos que todo que tenemos que contar es bueno.

¿Y todavía están a tiempo?
Sí, la situación actual es tan convulsa e imprevisible…

PERO están bajo mínimos.
No crea. Hace poco teníamos una previsión de un 0,4% y ahora estamos cerca de un 4% de los votos. En dos meses puede cambiar todo. Nadie vio venir a Podemos en las europeas. Y sacaron a cinco eurodiputados.

PUEDE consultar aquí anteriores noticias relacionadas con esta publicación:
- 27/12/13 Manuel Huertas, nuevo militante de UPyD: “Las ideas deben prevalecer a las siglas”. “Aunque cambie del PSOE a UPyD sigo siendo socialdemócrata”
- 20/12/13 Manuel Huertas, número 18 del PSOE en las pasadas municipales, deja la formación. “Cada vez que daba la cara por el partido me la partían”. “El desencanto ha sido cada vez más profundo”