Al mismo tiempo, el Consistorio trata una modificación de crédito para el ente que gestiona el Museo Ruso o el Pompidou. Los gastos podían haber sido previstos, como instalar videovigilancia. Dos sillas y un armario: 1.200 euros

28/09/15. ÚLTIMA HORA. Un correo de la secretaria del alcalde ha convocado para hoy una reunión de los portavoces municipales con miembros de La Casa Invisible, centro social okupado de la calle Nosquera. El escrito ha sobresaltado a los grupos políticos del Ayuntamiento de Málaga, ya que no se esperaba tan pronto. Los activistas de este inmueble reclaman su cesión gratuita. Ahora está en manos del Consistorio...

LAS negociaciones de ahora son ahora muy diferentes con respecto a las realizadas en la legislatura pasada: la propia Invisible ha colocado a concejales en el pleno gracias a Málaga Ahora, la plataforma que apoyó Podemos en las municipales. La convocatoria no incluye ni documento ni ningún otro detalle más, al margen del lugar y la hora. La cita es hoy, a las 17:15, en la sala beige de Alcaldía. Tendrá lugar el mismo día que los ediles de Málaga Ahora colocan en sus oficinas varios asientos de diseño recién comprados. Se trata de un dispendio en mobiliario comparable al que quiere aprobar ahora la Fundación Casa Natal Picasso. Dicha entidad, que gestiona los museos Ruso y Pompidou, quiere una modificación de crédito para acometer una serie de gastos que podían haberse previsto, como la compra de material de biblioteca o de más mobiliario. Por ejemplo, un armario pequeño y dos sillas para el Museo Ruso costará 1.200 euros. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com informa sobre la nueva polémica del Consistorio. La Invisible comienza a negociar las concesiones de su cesión apenas unas semanas después de que ‘su’ grupo local, Málaga Ahora, permitiese al edil José del Río continuar siendo el gerente de la empresa municipal de Deportes y Eventos.


ESTA
revista señalaba días atrás que activistas de La Casa Invisible ya habían puesto sobre la mesa “condiciones” para comenzar a hablar con el equipo de Gobierno sobre la cesión del inmueble de calle Nosquera 9 y 11 (ver La Invisible entregará por escrito las “peticiones” al Ayuntamiento con las que empezar a “negociar” la cesión del inmueble. El grupo municipal de Málaga Ahora harta a los funcionarios de la Casona por sus continuas obras). Sin saber qué ‘condiciones’ son esas, lo cierto es que hoy la secretaria del alcalde Francisco de la Torre (PP) ha convocado, de forma urgente y sorpresiva, a los portavoces de los grupos municipales a una reunión esta tarde. Todo cuando al mismo tiempo el grupo político de Málaga Ahora llena sus oficinas en la Casona del Parque con muebles nuevos, y pocos días después de que apoyase al PP en mantener al concejal José del Río como gerente de la empresa Málaga Deportes y Eventos (y ya mostrase disposición a hacer lo propio permitiendo al alcalde continuar con su proyecto del Polo Digital).


LOS
acercamientos de Málaga Ahora a la Alcaldía han sido evidentes durante los últimos meses y ahora ya comienza el debate sobre qué hacer con La Invisible. Un proyecto, sobre el papel, interesante. Se trata de un centro social okupado (CSO) en el que, por definición, debería primar la transparencia, la gestión abierta y horizontal. Sin embargo, varios activistas se han hecho con las riendas de la iniciativa. Nunca publicitan en las redes las asambleas de gestión, y la opacidad es total. Han hecho incluso campañas de micromecenazgo en las que se han recaudado hasta 20.000 euros y no se sabe qué se ha hecho con ese dinero. Recientemente un equipo de arquitectos profesionales afines al proyecto presentaron en rueda de prensa una rehabilitación del edificio que supondría una inversión de un millón de euros a siete años vista.

EN
el momento en el que se publica esta información ningún grupo político sabe a qué se enfrentará conforme se celebre la reunión de esta tarde con miembros de La Invisible. Ni un papel, ni un documento que acompañe la escueta convocatoria. Solo el contexto y antecedentes que proporciona este medio.


ANTECEDENTES
que se ven completados con dos cuestiones más. También hoy lunes el Consistorio trata una modificación de crédito solicitada por la Fundación Casa Natal Picasso, el organismo que gestiona, entre otros, el Museo Ruso o el Centro Pompidou. Busca afrontar, con esta modificación, nuevos gastos que a juicios de funcionarios municipales podían haberse previsto antes. Entre ellos, compra de material bibliográfico, licencias de programas ofimáticos, o mismamente, mobiliario de oficina. Una partida sorprendente es la de un armario pequeño y dos asientos por el precio de 1.200 euros, también se invierten 36.300 euros en lámparas LED tampoco previstas, 52.500 en mejoras del sistema de climatización (¿?) o 25.000 euros en un sistema de videovigilancia que sorprende que todavía no se haya instalado. Otros 30.000 euros se van en “mobiliario general”, sin ninguna concreción, para el propio Museo Ruso. ¿Qué partido apoyará una modificación de crédito así, además del PP?


EL
dispendio en mobiliario no se aleja del que el propio partido de La Casa Invisible viene acometiendo desde hace días en el Consistorio. Como informó esta revista, los movimientos de muebles y obras en la sede del grupo municipal del partido que apoyó Podemos está soliviantando a mucho personal público de la Casona. En esta ocasión, el nuevo mobiliario, que esta revista ha podido fotografiar, figuran muebles más modernos, algunos de diseño, con los colores de Málaga Ahora (aguamarina). A pesar de ser una entidad “instrumental”, el partido sigue llevándose el protagonismo y el dinero de su asignación, frente a la marginación de la organización que le dio votos (Podemos). De hecho, miembros de Málaga Ahora y afines a La Invisible que también militan en el partido de Pablo Iglesias piden ahora la cabeza de José Vargas, el secretario general municipal. La portavoz de Málaga Ahora y activista de La Invisible, Ysabel Torralbo, es miembro del Comité de Garantías Democráticas de Podemos Andalucía, y sin embargo el otro día a los medios dijo que su referente no era la formación morada. Los nuevos muebles de Málaga Ahora sustituían unos anteriores en buen estado. ¿El argumento esgrimido por los baluartes de la nueva política? El anterior mobiliario “era casposo”.

PUEDE
leer artículos relacionados:
- 23/09/15 La Invisible entregará por escrito las “peticiones” al Ayuntamiento con las que empezar a “negociar” la cesión del inmueble. El grupo municipal de Málaga Ahora harta a los funcionarios de la Casona por sus continuas obras
- 21/09/15 A su estilo, por la puerta de atrás y con las persianas bajadas. La Invisible tendrá más reuniones con el Ayuntamiento, al que exige la cesión del edificio. El inmueble, okupado de forma opaca, necesita un millón de euros para reformas
- 24/07/15 ¿Entregará el alcalde De la Torre La Casa Invisible a Málaga Ahora a cambio de su apoyo para el Polo Digital de Tabacalera? El PP busca a la desesperada que los más ‘desesperados’ de la oposición secunden su personal proyecto
- 22/07/15 La Invisible coloca ‘bien’ a los suyos. En Diputación, en el grupo de Málaga Ahora, entran dos dirigentes, Juan Díaz, imputado por amenazas a un redactor de esta revista, que cobrará 45.000 euros anuales, y Javier Fernández, 40.000
- 20/07/15 Los favores se pagan. Activistas de La Invisible colocados en Podemos por el aparato del partido (en Málaga, Alberto Montero) cargan contra ‘Ahora en Común’, iniciativa que quiere crear una candidatura ciudadana para las generales
- 17/07/15 Los ‘padre padrone’ de ‘La Invisible’, por encima del bien y del mal. Usan su partido, ‘Málaga Ahora’, para repartir ‘el auténtico carné de activista’ y cargar contra ‘Ahora en Común’, la iniciativa que quiere un frente popular para las generales
- 30/06/15 Activismo sectario. La Casa Invisible no participa en un piquete contra un desahucio porque el vecino había pedido ayuda a otra plataforma. Días atrás cargó contra un colectivo de madres por no apoyar una ‘tetada’ (suya) frente al Picasso
- 10/06/15 En Málaga se trabaja en un ‘frente’ común para que Podemos siga su camino sin las injerencias e imposiciones de La Invisible. Comienza el debate para conseguir esta unión real de izquierdas para noviembre sin arribistas