La salida de Podemos de Ysabel Torralbo, portavoz de Málaga Ahora, podría ser inminente. Su dimisión descabezará el Comité de Garantías Democráticas del partido en Andalucía, ya que otra titular abandonó y el otro podría ser cesado

13/10/15. Sociedad. Los conflictos internos en Podemos Málaga también afectan al entorno de activistas de La Casa Invisible, el centro social okupado de calle Nosquera. Muchos de ellos critican abiertamente al partido y al ‘delegado’ de Pablo Iglesias en la provincia, el profesor de Economía de la UMA Alberto Montero. Rechazan que el economista nunca se haya acercado a los...

...movimientos sociales de la ciudad y ahora dé lecciones sobre lo que es necesario para cambiar el curso político del país. Otros muchos activistas, como el omnímodo Nicolás Sguiglia, han estado a sueldo del partido, y se ponen de perfil o incluso llegan a defender los postulados del propio Montero. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com ahonda en los conflictos que el partido morado genera en los afines a La Invisible. Una de las portavoces de la casa, ahora edil de Málaga Ahora en al Casona del Parque, es Ysabel Torralbo. Su dimisión como inscrita a Podemos podría ser inminente. Es una de las tres titulares del Comité de Garantías Democráticas de la directiva andaluza de Teresa Rodríguez, por lo que su abandono descabezaría este órgano. De los otros titulares, una dimitió en julio y el otro, concejal en Sevilla, es atacado por el propio partido.

AUNQUE muchas veces los activistas de La Invisible han sido acusados de sectarismo político y activista (muchos de ellos llegaron a no participar en un piquete contra un desahucio porque el vecino había pedido ayuda a otra plataforma), lo cierto es que estos días afloran las discrepancias entre ellos. Las broncas se dan en las redes o en las asambleas que tan poco publicitan. La semana pasada, sin ir más lejos, el asesor de Málaga Ahora en la Diputación, Juan Díaz Ramos, reprochó al economista de Podemos Alberto Montero unas declaraciones: “Esto es un proyecto político y la política en este país se expresa cada cuatro años en las urnas en las elecciones. Estar permanentemente en las calles sin tener presencia institucional tiene ciertos límites para cambiar las cosas”. Abrió un debate en el que Sguiglia, uno de los activistas más conocidos de la casa okupada, se mantuvo de perfil.

NO es extraño. Sguiglia ha sido el único miembro de Podemos Málaga que ha cobrado un salario del partido (más allá de los puestos electos en el Parlamento andaluz). Fue a pedirle a trabajo a Montero a principios de año y fue nombrado coordinador de campaña para Córdoba y Málaga, puesto que desempeñó con las mismas luces que sombra generando bronca y sospechas en gran parte de la militancia. Ahora Sguiglia es una de las cabezas visibles del sector del partido que quiere la dimisión del secretario general José Vargas, quien fue electo en las primarias de finales del año pasado. Los motivos: abrir un debate sobre la deriva que emprende Podemos con listas planchas, dificultando la democracia interna.

PERO la cosa no queda ahí. Según ha podido saber esta revista, la portavoz del Grupo Municipal de Málaga Ahora en el Ayuntamiento de Málaga, Ysabel Torralbo, está desencantada con Podemos, motivo por el cual ha llegado a mantener enfrentamientos con Sguiglia. Su dimisión, si no se ha producido aun, sería inminente. Y es que Torralbo tiene un cargo orgánico en Podemos Andalucía. En la organización, es una de las tres titulares del Comité de Garantías Democráticas, la estructura del partido que vela porque se cumplan los estatutos del mismo entre los militantes.


SU
dimisión dejaría descabezado a este órgano. Los otros dos titulares son Marta Maestre, de Podemos Huelva; y Julián Moreno, de Podemos Sevilla y edil de Participa Sevilla. La primera abandonó su cargo en julio de este año. El segundo es continuamente atacado por el Consejo Ciudadano municipal de la capital hispalense, quienes alegan que el partido instrumental Participa Sevilla no acata las directrices de Podemos, por lo que su puesto y posición está continuamente en entredicho.

LA dimisión de Torralbo y su enfrentamiento con Sguiglia, además, no quedaría ahí. Fuentes autorizadas han señalado a esta revista que el partido podría estar planteando la contratación de un nuevo asesor para la diputada Rosa Galindo en el pleno provincial. Ya antes de agosto, en una asamblea del partido instrumental, se planteó contratar a un segundo empleado a razón de 25/30 horas semanales, cuyas funciones serían administrativas y de contabilidad. Este puesto estaría siendo codiciado por el propio Sguiglia o por un miembro del Partido Humanista (en el que milita la diputada Galindo), quien mantendría una relación de amistad con otros de los asesores de Málaga Ahora en la Diputación, el antes referido Juan Díaz.

TORRALBO ya señaló el mes pasado que su referente no era Podemos, sino Ada Colau, alcaldesa de Barcelona; o Manuela Carmena, su homóloga en Madrid. Málaga Ahora logró cuatro concejales en la capital de la provincia en las pasadas elecciones locales de mayo. Lo hizo usando en la campaña el logo de Podemos. De hecho, los interventores de Málaga Ahora durante la jornada electoral llevaban camisetas moradas, el color del partido de Iglesias. El color de Málaga Ahora es un verde aguamarina. Ysabel Torralbo está siendo una de las principales implicadas en Málaga en una iniciativa de nuevo cuño que orquesta la dirigente andaluza de Podemos, Teresa Rodríguez. Se trata de ‘Municipios por el Cambio’ y es un movimiento que plantea crear una red interurbana entre aquellas candidaturas similares nacidas al abrigo de Podemos. Sin embargo, algunas informaciones a las que ha accedido esta revista apuntan a que es un plan ‘B’ con el que contaría la propia Rodríguez y su pareja, alcalde de Cádiz, José María ‘Kichi’ González, para concurrir a las generales.

LAS broncas internas trascienden y se convierten en externas, pero donde encuentran puntos de coincidencia los militantes de La Invisible/Podemos/Málaga Ahora/Municipios por el Cambio. Donde encuentran puntos en común es en sus continuas críticas a IU, a la que achaca la imposibilidad de alcanzar un consenso o una confluencia con Podemos. La propia Torralbo recordó en una entrevista realizada el jueves pasado en Onda Luz que IU “no se creyó” la posibilidad de confluir de cara a las municipales en un partido tipo Ganemos Málaga, un extremo que desde la histórica coalición de izquierdas siempre se ha negado.


PUEDE consultar aquí otras noticias relacionadas con esta publicación:
- 30/05/15 Activismo sectario. La Casa Invisible no participa en un piquete contra un desahucio porque el vecino había pedido ayuda a otra plataforma. Días atrás cargó contra un colectivo de madres por no apoyar una ‘tetada’ (suya) frente al Picasso
- 16/05/15 El partido de La Invisible, ‘Málaga Ahora’, dinamita a la izquierda después de haber parasitado sus organizaciones. Primero, IU. Ahora, Podemos, pero este partido reacciona y rechaza por escrito el voto de Torralbo y los suyos al PSOE
- 16/05/15 La Fiscalía continúa la investigación penal que lleva a cabo y pide a la Alcaldía de Málaga documentación sobre la cobertura “no legal” que presta al centro okupa “La Invisible”, a raíz de una denuncia de EL OBSERVADOR
- 11/03/15 Fiscalía abre diligencias penales para determinar si el alcalde da trato de favor a La Casa Invisible frente a otros colectivos de Málaga. Los okupas reabrieron ayer su patio en base a un documento privado que dice garantizar su seguridad
- 05/02/15 DOSSIER (2). El conflicto entre La Casa Invisible y el Ayuntamiento de Málaga entra en una nueva fase. Lea el informe técnico que motivó la clausura del centro okupado el mes pasado
- 14/01/15 DOSSIER (1). EL OBSERVADOR denuncia al alcalde de Málaga ante la Fiscalía por mantener una actitud ‘no legal’ hacia La Casa Invisible. ¿Obligará esto a Francisco de la Torre a definir su postura sobre el centro okupa?
- 12/12/14 La Invisible, un año más en punto muerto. El Ayuntamiento de Málaga no negocia con la fundación privada que okupa el inmueble de calle Nosquera, a pesar de que puede hacerlo desde hace un año
- 17/03/14 Un grupo de 20 fascistas que ‘dicen’ ser activistas sociales y cercanos a la Casa Invisible, acorralan, agreden y amenazan a un redactor de EL OBSERVADOR por publicar algo que no querían que se publicase... por hacer periodismo, vamos…
- 17/03/14 EL OBSERVADOR denuncia en Comisaría y más tarde en el Juzgado las amenazas contra uno de sus redactores, perpetradas por activistas cercanos al centro social La Casa Invisible
- 13/03/14 Crónica de una ‘okupación’ fracasada. La Invisible y activistas universitarios se enredan durante un mes discutiendo qué hacer con una instalación del campus de Teatinos que querían 'okupar'... para nada. Ya estaba allí la UMA
- 28/01/11La expropiación municipal del edificio de la Casa Invisible, pendiente de la decisión de un juez, puede llegar a costar seis millones de euros
- 25/01/11 Criticar el convenio firmado entre la Casa Invisible y el Ayuntamiento convierte a esta revista en “mentirosa y vendida al mejor postor” según la intransigencia del ‘Padre Padrone’ de dicho centro, Nicolás Sguiglia

- 20/01/11 La Casa Invisible entra en un periodo de incógnitas: ¿institución cultural absorbida por Francisco de la Torre o nueva fase política del espacio alternativo?
- 18/01/11 Una negociación secreta capitalizada por tres asociaciones creadas en 2008 neutraliza el carácter contestatario de la casa ‘okupada’ de calle Nosquera 11, que ya no será más invisible
- 19/12/08 Calle Nosquera 9 - 11, ‘el aleph de Málaga’ en el que todo cabe: una casa okupa, un centro de emprendedores fantasma con financiación municipal y una fundación con los líderes locales del Partido Popular
- 15/03/07
Málaga No Se Vende reúne hoy en el nuevo Centro Social de calle Nosquera a plataformas ciudadanas de toda Málaga para analizar los planes de ordenación urbanística en proyecto
- 13/03/07 Más de un centenar de personas recupera el edificio de calle Nosquera 11 como nuevo Centro Social y Cultural ciudadano en Málaga
- 09/03/07 El Festival de Cultura Libre comienza hoy en Málaga como contraposición al Festival de Cine y a la “falta de espacios de gestión ciudadana”