Vecinos exigieron zonas de esparcimiento para los más jóvenes y el Consistorio no se las ha concedido. Sin embargo, sí se han eliminado terrazas del Mercado de La Merced para colgar gran cantidad de máquinas de aire acondicionado

09/12/15. Sociedad. Antonio César Muñoz, presidente de la asociación Málaga Centro Vecinos, señalaba la semana pasada a EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com que el urbanismo en Málaga se ha basado muchos años en la especulación, faltan infraestructuras en el barrio y la accesibilidad en algunas zonas es insuficiente. Hoy este medio profundiza en las necesidades y quejas de los...

...ciudadanos que residen en este barrio, y cuyos problemas se han acentuado con las obras del metro, debido a la falta de aparcamientos y accesos a la zona.

CÉSAR explica que en el Centro “no tenemos espacios” para que los niños “se desfoguen”. “Como en las escenas estadounidenses”, relata, recordando la estampa de algunos barrios americanos con pistas de baloncestos para jóvenes. En esa línea, su colectivo, Málaga Centro Vecinos, solicitó al Ayuntamiento canastas. Primero fue, hace años, tras la remodelación de la Plaza Montaño. Ahora vieron otra oportunidad tras la reciente remodelación del Mercado de la Plaza de la Merced, en la que César recuerda que han retirado espacios para instalar maquinaria de aire acondicionado. Tampoco fue posible, lamenta este representante vecinal.

AHORA con las obras del metro la situación se ha agravado. Antonio ha explicado en múltiples ocasiones a este medio las complicaciones para los residentes del Centro que suscitan los trabajos para que el subterráneo llegue a la Alameda. Los cortes son continuos en muchos de los accesos al Centro, lo que motiva que muchos vecinos se vean obligados a dejar el coche en casa. De hecho, Antonio César denuncia que el Ayuntamiento promueva el uso del transporte público y sean a los ciudadanos del Centro Antiguo los únicos a los que se le “obliga”, cuando ni siquiera la infraestructura de la Empresa Malagueña de Transportes es holgada en esta zona. “Pasan buses rodeando el Centro”, explica; y los que ‘entran’, lo hacen “viniendo de no sé dónde hasta ningún lugar”. Mientras que vehículos de limpieza o de la policía si acceden a zonas peatonales del Centro, no hay ningún transporte público que haga lo propio. “¿Es que las personas somos menos importantes?”.


CÉSAR
usa una pierna protésica, por lo que reconoce ver las calles “de otro modo”. El enlosetado de Plaza del Carbón, por ejemplo, distribuye losetas circulares. Antonio explica que siempre debe cruzar esa zona mirando atento al suelo si no quiere tropezar. Pero el suyo no es el único caso. “También le puede ocurrir a una mujer embarazada, que no vea por dónde camina, o para una persona más mayor”.

LA destrucción del patrimonio también es una de las preocupaciones de César Muñoz. Él, además de ser el presidente desde hace dos o tres años de Málaga Centro Vecinos, es también uno de los promotores del colectivo Plaza Activa, que hace ya varios años promovieron recuperar el entorno de la Plaza San Pedro Alcántara, que popularmente se ha conocido como la ‘plaza de la mierda’ y que ahora es más reconocible por albergar en ella un busto de Rockberto, el insigne líder de la banda malagueña Tabletom.

MUESTRA de esa preocupación por el Urbanismo, César, desde Plaza Activa, ha recuperado este entorno para celebrar conciertos, recitales e incluso iniciativas relacionadas con Movember, el movimiento que tiene lugar en noviembre de cada año para concienciar sobre las enfermedades masculinas, y que cuyos seguidores se dejan a lo largo de todo el mes la barba crecer. El pasado 28 de noviembre, por ejemplo, el colectivo tuvo la oportunidad de colocar barberos en la plaza para intensificar aún más la difusión de esta campaña.

ESTE líder vecinal ya explicó cuál considera el origen de la “destrucción del patrimonio”: la “especulación animal” en la que César cree que los ciudadanos tienen parte de culpa. “A un porcentaje de los vecinos le entró avaricia. No pensó que el dinero, como la salud, como muchas cosas, se iba a acabar. Es verdad que los bancos nos comieron la cabeza. Desde el Gobierno nos dijeron que todos éramos millonarios. A partir de ese momento creo que dirían eso de, “a por ellos que son pocos y cobardes”; y robaron todo lo que pudieron. Ahora sufrimos estos edificios. Llegará el fin del mundo y seguirán erguidos los sostenidos por andamios. Fue una especulación salvaje tolerada por administraciones”.

PUEDE leer aquí anteriores artículos relacionados con esta publicación:
- 02/12/15
Antonio César, presidente de Málaga Centro Vecinos: “Los residentes del Centro Antiguo somos los extras de una película mala que se han inventado”. El líder vecinal hace una radiografía de los principales problemas del barrio
- 11/11/15  “No entiendo por qué las cofradías hacen lo que les da la gana”. Antonio César, presidente del colectivo ‘Málaga Centro Vecinos’, estalla por la situación de su barrio. “Lo llamaron peatonalización, yo, tabernalización”
- 11/11/15  
“No entiendo por qué las cofradías hacen lo que les da la gana”. Antonio César, presidente del colectivo ‘Málaga Centro Vecinos’, estalla por la situación de su barrio. “Lo llamaron peatonalización, yo, tabernalización”