Vea en esta GALERÍA DE IMÁGENES cómo se está desarrollando la protesta

encierro_alora04/10/07. Sociedad. Llegaron hace ocho días con sus colchones, sus ollas, sus pucheros, dos ponys y un burro y se han conjurado para no abandonar el Ayuntamiento de Álora hasta que se cumpla el compromiso del adecentamiento del camino de Alhaja Prieta, que utilizan a diario pero...

Vea en esta GALERÍA DE IMÁGENES cómo se está desarrollando la protesta

encierro_alora04/10/07. Sociedad. Llegaron hace ocho días con sus colchones, sus ollas, sus pucheros, dos ponys y un burro y se han conjurado para no abandonar el Ayuntamiento de Álora hasta que se cumpla el compromiso del adecentamiento del camino de Alhaja Prieta, que utilizan a diario pero que está prácticamente intransitable. Son decenas de agricultores y ganaderos de este municipio malagueño que en declaraciones a EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com aseguran: “De aquí no nos movemos hasta que esto no se arregle”. De momento han hecho del salón de plenos su comedor y del hall principal su  dormitorio mientras el olor de sus pucheros se extiende por toda la casa consistorial. El burro, burra en este caso, queda a las puertas del Ayuntamiento, con una advertencia en forma de pancarta dirigida al alcalde: “Epi, ni se te ocurra tocar a la burra”.

EL pasado mes de julio el Ayuntamiento de Álora y la Consejería de Agricultura se comprometieron a adecentar el camino de Alhaja Pietra, una vía que une esta localidad con La Joya y con la zona sur de la comarca de Antequera y que es usada diariamente por agricultores y ganaderos que allí tienen sus casas y sus explotaciones. “Para llevar a los niños al colegio, para acudir al centro de salud con los ancianos o para recoger la leche de las explotaciones, pero esto es casi imposible porque el camino está prácticamente intransitable”, explica el secretario general de COAG Málaga -organización agraria que secunda el encierro- Juan Antonio García.

encierro_alora4EL mismo García aclara que los vecinos provienen de una amplia zona agroganadera comprendida entre los municipios de Álora, Almogía, Abdalajís y Antequera y que todo lo que han conseguido, “como por ejemplo el acceso a la red de aguas y a la luz en sus explotaciones, ha sido a base de encierros”. Por su parte, Isabel Real, vecina de Alhaja Prieta y una de las coordinadoras de esta acción afirma que el encierro comenzó tras la manifestación del pasado 28 de septiembre y que de momento no tiene visos de solucionarse.

SIN embargo mañana viernes se ha convocado una reunión en la que participarán representantes de la Diputación de Málaga, Egmasa, la Consejería de Agricultura de la Junta, el Ayuntamiento de Álora y los vecinos afectados que tiene el objetivo de dar por terminado el conflicto. Algo a lo que se verán empujados para que el encierro no repercuta en la celebración, este sábado 6 de octubre, del Día de las Sopas Perotas, fiesta tradicional de Álora en la que el municipio reparte al visitante miles de raciones de uno de sus platos más emblemáticos, la sopa perota, hecha con
tomate, cebolla, pimiento, ajo, hierbabuena, azafrán, pimienta molida y pan.

EN tanto, en el consistorio y en la plaza del pueblo las decenas encierro_alora7de protestantes hacen vida entre pucheros y potajes con la llamativa presencia de los dos ponys y la burra. Frente a las intenciones del alcalde de Álora, el socialista José Sánchez, alias ‘Epi’, de desalojar al animal -habitual, por otra parte, en estos encierros- hay una pancarta que reza “Epi, ni se te ocurra tocar a la burra”. Y otra más, relativa al providencial forraje del que se alimenta que ha impedido que el agua caída ayer miércoles en la localidad entrase al Ayuntamiento: “Gracias a la burra el Ayuntamiento no se inunda”.

VEA en esta GALERÍA DE IMÁGENES cómo se desarrolla el encierro.