Sguiglia da un golpe de mano para que MA desaparezca y solo exista Podemos. Le acompaña el edil de Málaga, Espinosa. Las otras concejalas, Torralbo, Jiménez y Galindo, se agrupan bajo las siglas de MA y emiten un informe (AQUÍ)

La crisis, gestada durante meses, estalla ahora al proponer Nicolás Sguiglia que le den el control de la caja de MA, de la que han desaparecido miles de euros

MA reacciona y echa de su puesto de la Diputación a Sguiglia. El concejal de Málaga Juanjo Espinosa abandona el grupo del partido y se pasa al mixto

ÚLTIMA HORA. 29/09/16. Sociedad. Hace tan solo dos días EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com publicó que se aproximaba un tifón político a Málaga Ahora (MA) y a Podemos en la ciudad. Lea en primicia el documento interno (AQUÍ) en el que las tres concejalas de MA (la portavoz, Isabel Torralbo; Isabel Jiménez y Rosa Galindo) explican cómo el concejal en el Ayuntamiento Juanjo Espinosa; el...

...cargo de confianza de la Diputación Nicolás Sguiglia, y el abogado próximo a Podemos Miguel Ruiz, propusieron que se les entregara la caja del partido (de la que ya han desaparecido miles de euros según el informe de las ediles) y se eliminara cualquier proceso asambleario y de decisión colectiva para más tarde disolver Málaga Ahora en una operación orquestada a espaldas de los militantes y los ciudadanos y convertirse en Podemos. El resultado de todo esto ha sido que MA ha echado de su puesto de confianza en la Diputación a Sguiglia, al que nombró este último verano, y que el concejal Juanjo Espinosa se pase al grupo mixto.

SGUIGLIA y Espinosa exigieron que se les entregase el dinero de Málaga Ahora para montar su campaña de primarias a la Secretaría de Podemos Málaga. Ofrecieron una ruptura enmarcarla en un relato colectivo consensuado de cara al exterior. Según esta propuesta, habría que explicar que Málaga Ahora es un movimiento maduro que necesita marcar líneas de independencia respecto a otras organizaciones y particularmente frente a Podemos. Esto implicaría que Juanjo Espinosa dejase el grupo, no necesariamente de manera formal, pero sí para trabajar con total independencia, es decir, como si hubiese pasado a ser no-adscrito, compartiendo todavía despacho y de una manera amable. Por supuesto, esta opción implicaría el reparto de los recursos. Estos tres compañeros proponían disponer de un 25% de los de Málaga Ahora. En resumen, gestionar una parte de los dineros, llevar a cabo sus propias campañas, programas y actuaciones pero ahora con el nombre de Podemos.

SI las concejalas de Málaga Ahora no aceptaban, Nico Sguiglia, Juanjo Espinosa y Miguel Ruiz amenazaron con que el edil pasaría a no-adscrito (grupo mixto), lo que llevaría a un enfrentamiento abierto. En ese punto, el documento explica: “Nico [Podemos] pidió que se comunicase a ‘la otra facción’ (MA) que no temía en absoluto esta posibilidad. La intención de comunicar a Óliver [abogado de Málaga Ahora] estas propuestas era que las trasladara a ‘la otra facción’. Dado que, a su modo de ver, no había ninguna otra facción organizada y con interlocutores legitimados, no tenía claro a quién que debía dar traslado. Ante esta duda, hizo lo que le pareció más correcto: dirigirse a quienes han sido votadas, ocupan cargo público y son la cara de MA frente a la ciudadanía. De ese modo, les trasladó estas propuestas a nuestras otras tres concejalas, que durante estos meses las han debatido y compartido con muchas y muchos compañeros”.

ANTE estos hechos la situación ha desembocado en que Juanjo Espinosa abandona Málaga Ahora, el partido instrumental que representa a Podemos en el Ayuntamiento y por el que obtuvo su acta en el consistorio. También Nicolás Sguiglia ha sido cesado de su recientemente nombrado cargo de confianza en la Diputación. Parece evidente que la fractura en Málaga Ahora entre la portavoz Isabel Torralbo y los defensores del municipalismo frente a aquellos que han utilizado Podemos, Ganemos, el municipalismo y todo lo que haya hecho falta para hacer carrera política (como es el caso del concejal Juanjo Espinosa o de Nicolás Sguiglia, especialista en abandonar formaciones políticas para ir ascendiendo en su carrera particular), es ya insalvable. La situación se ha precipitado tras la presentación de la candidatura ‘Podemos en movimiento’, que se reúne el próximo domingo 2 de octubre en el Centro Cívico.


YA en el manifiesto de esta convocatoria, encabezado por Juanjo Espinosa, llamaba poderosamente la atención la falta de los nombres de sus compañeros naturales como son Isabel Torralbo, Rosa Galindo o Cristian Gracia, miembro del Consejo Ciudadano de Podemos y cargo de confianza de Málaga Ahora (AQUÍ). Las decisiones tomadas por Espinosa y Sguiglia para acaparar el poder en Podemos Málaga (algo que consideran mucho más importante para sus aspiraciones que Málaga Ahora) ha devenido en esta expulsión. Una realidad que evidencia que el problema (como de costumbre) está en individuos que se aferran y buscan el poder utilizando cualquier consigna y envolviéndose en la bandera de la defensa de los intereses del pueblo. La única solución coherente que le queda a Juanjo Espinosa, según algunos militantes, es entregar su acta de concejal y marcharse de la política. Con respecto a Nicolás Sguiglia solo puede decirse que es un personaje quemado y que ha sido señalado en múltiples ocasiones por diversos activistas como la aparición más nefasta en los movimientos sociales en Málaga en los últimos diez años y en la nueva política malagueña.


VARIOS mensajes en la red Telegram firmados por el responsable del área de municipalismo y consejero ciudadano Fernando Jiménez Contreras advertían de cómo capear una situación que más temprano que tarde iba a salir a la luz pública: “Dejo dicho esto porque estamos en un foro de Podemos y que, dado que en los próximos días y semanas va a salir la situación de crisis interna en MA, es conveniente recordar que Podemos de forma autónoma, su CCM, tendrá que analizar la situación y ver si se tienen que tomar decisiones al respecto.” Además, en otro mensaje reconoce: “Entiendo que debemos separar el análisis o reflexión que deba hacerse desde dos espacios distintos: MA y PODEMOS porque las conclusiones no serán nunca las mismas. Por tanto, creo conveniente que no mezclemos ambos espacios. Que debatamos quienes estamos en MA para llegar a conclusiones así como medidas a adoptar pero desde MA. Desde ese otro espacio que es PODEMOS, que sea su Consejo Ciudadano quien analice la situación de crisis abierta en MA para ver qué postura toma dado que MA representa nuestra alternativa municipalista. Pero todo con tranquilidad, sin precipitaciones”. Militantes del partido confirmaron a esta revista que la crisis interna de Málaga Ahora a la que se refiere Jiménez Contreras se trata de la salida de Juanjo Espinosa de Málaga Ahora y el cese de Nicolás Sguglia de su cargo en Diputación.


EN el intento contradictorio de separar ambos espacios políticos y mezclarlos según apetezca está el germen del caos político que ha sido aprovechado por algunos para escalar hacia posiciones de poder. No hay que olvidar que el concejal Espinosa, al igual que Sguiglia, no participaron en Podemos hasta diciembre de 2014, cuando ya se había celebrado hasta el congreso de Vista Alegre. Ellos, en varias ocasiones y desde Ganemos, despreciaron la opción de Pablo Iglesias, considerándola un partido vertical dirigido desde la Universidad Complutense. Con motivo de las primeras elecciones primarias y en vista del fulgurante ascenso del partido morado reconsideraron su postura y se acercaron al grupo de los anticapitalistas liderado por José Vargas, el único secretario general que ha tenido Podemos en Málaga hasta la fecha. Su intención, vincular su Ganemos a Podemos (en un momento en el que aunque Iglesias negaba la posibilidad de presentar a Podemos a las municipales se palpaba que terminaría cediendo). Surgieron entonces los partidos instrumentales con vocación municipalista que Podemos no tuvo más remedio que apoyar. Espinosa que con sus afines (David Castro, Eduardo Rodríguez, Fernando Jiménez, Clara Sánchez) se unen a la candidatura de Vargas que vence en las primarias. Desde sus puestos en la ejecutiva municipal fuerzan al Consejo Ciudadano de Podemos a vincularse al incipiente Ganemos (después Málaga Ahora) que se había separado de Izquierda Unida y que destruyó la posibilidad de una candidatura de unidad popular conjunta en la ciudad.

EN una polémica consulta a las bases malagueñas de Podemos, en las que apenas votaron 500 personas y en la que nunca se pudo comprobar los datos del censo (aunque por los censos preliminares era evidente que no se alcanzó ni si quiera el 10% mínimo necesario para considerar válida la votación por los estatutos), se forzó el apoyo y se terminó instrumentalizando al partido morado en Málaga. Finalmente la candidatura que fue copada en otras polémicas primarias por Espinosa, Torralbo y todos los afines a la Casa Invisible, fue el inicio del proceso por el que el concejal y su grupo terminó traicionado al secretario José Vargas, aislándolo en el Consejo Ciudadano y forzando su dimisión.

PUEDE leer aquí anteriores artículos relacionados con esta noticia:
-16/09/16 La crisis interna de Podemos hace tambalear sus cimientos. Se abre la veda para nuevas primarias en sitios como Málaga. Teresa Rodríguez convoca la asamblea andaluza para consolidar su poder
- 20/07/16 Un año de nueva política. Nada ha cambiado. C’s se erige al fin como un viejo partido de derechas, Podemos como un viejo partido de izquierdas. Todos se pelean por los sillones, y a los vecinos que le den
- 18/07/16 La Comisión de Garantías de Podemos de Castilla y León quiere la cabeza de los enlaces provinciales. Si Andalucía sigue el ejemplo, Sguiglia y la estructura montada en Málaga por Montero desaparecería
- 12/07/16 Podemos Andalucía se reúne de ‘incógnito’ en Málaga para hacer balance del 26-J. La corriente ‘Construyendo Podemos’ reúne 7.000 firmas pidiendo la dimisión de la líder andaluza, Teresa Rodríguez
- 06/07/16 La Asamblea de Podemos Málaga cierra la puerta a los periodistas. Alberto Montero da declaraciones previas al encuentro para realizar su análisis con tranquilidad ante 50 militantes y cero testigos
- 28/06/16 Málaga se resigna. Gana de nuevo el PP. El PSOE hace una campaña sin su portavoz en el Ayuntamiento (ni se la ve ni se la espera) y Unidos Podemos la hace con sus popes y a espaldas de las bases
- 29/06/16 Fracaso de la confluencia de Unidos Podemos en Málaga. El oficialismo ‘hueco’ de Montero es un lastre. ¿Sigue el partido de Iglesias pagando por su traición al 15-M y a la corriente de Vargas?