Las autoridades ignoran a una vecina que pidió que se retirase un perro sin vida que aún está en la calle. Nadie acudió a pasarle el lector y los operarios de Limasa le aseguran que no cuentan con este instrumento

Belén R.S.: “Creo que hay un vacío de competencias. Si el animal es de alguien y no se identifica nunca sabrá qué pasó con él. Me da rabia, te exigen que pongas el microchip pero cuando se tiene que utilizar no se hace”

La presidenta de la Protectora, Carmen Manzano, asegura que Limasa no cuenta con esta herramienta aunque se acordó en una reunión con el área de Medio Ambiente que contaran con este equipo. La plataforma Málaga Amiga de los Animales preguntó a este respecto a la empresa municipal sin recibir respuesta

19/01/18. Sociedad. Numerosos animalistas de Málaga denuncian que Limasa no tiene lectores de microchip para identificar a los animales muertos que recogen de las calles y luego incineran. Esto ha salido a la luz después de que la vecina Belén R.S. encontrara un perro sin vida y llamase a las autoridades para que lo retiraran. Estas la ignoraron y el cuerpo del animal aún se encuentra en la vía pública...

Además, según relata descubrió que Limasa, empresa encargada de este servicio, no cuenta con los lectores para averiguar si tienen dueño o no. “Creo que hay un vacío de competencia a este respecto. Si este animal es de alguien y no se identifica nunca sabrá qué pasó con él, y no se calmará su angustia” sostiene Belén. Añade que esta situación le da “rabia”, y que “te exigen que pongas el microchip, pero cuando se tiene que utilizar no se hace”. Además, diversos colectivos como la plataforma Málaga Amiga de los Animales AQUÍ, y la presidenta de la Protectora, Carmen Manzano, aseguran que la empresa municipal no cuenta con esta herramienta. Esta revista trató de contactar con algún responsable de Limasa para preguntar a este respecto sin éxito. Informa EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.


SEGÚN el relato de la vecina Belén R.S., que prefiere mantener sus apellidos en el anonimato, encontró un perro sin vida en la carretera que lleva al Asilo de los Ángeles, por la barriada de Bailén-Miraflores. Se puso en contacto con Grupona Málaga, sección de la Policía Local dedicada a la protección de los animales, y con el 092, que tras varias llamadas la derivaron a Limasa como responsable de este servicio. Cuando contacta con Limasa, descubre que los operarios no cuentan con ningún lector de microchip, de hecho le dicen que en la empresa ni ha tenido ni tienen ninguno, y que además no pueden recoger al perro porque no se encuentra en mitad de la calzada, sino en una parte del campo entre unos arbustos, por lo que no es su competencia. Ella misma lo explicó en una publicación en las redes donde lo dio a conocer AQUÍ. Acorde con su versión la historia se complica más cuando estando con los operarios de Limasa llaman a la Policía Local para aclarar el tema, y estos se dirigen a Belén y le explican que se les proporcionó esta herramienta a la empresa de limpieza, y que debían tenerlo. Algo que  los trabajadores niegan de nuevo ante la vecina, aunque aclaran que se les había prometido pero no les han llegado aún.



A este respecto, algunos coletivos también sostienen que Limasa sigue sin tener esos lectores, pese a que son los encargados de recoger a los animales que aparecen muertos en las calles, y que podrían tener dueño. La plataforma Málaga Amiga de los Animales ha preguntado en reiteradas ocasiones, la última este mes de enero vía correo y telefónicamente sobre el protocolo que se sigue y si cuentan con este aparato. Aún no han obtenido respuesta alguna. La presidenta de la Protectora, Carmen Manzano, también confirma que Limasa no cuenta con este equipo y que el pasado verano estuvieron en una reunión con Medio Ambiente en la que hubo el compromiso de proporcionárselo a la empresa municipal, algo que aún no se ha hecho, según dice. “Hay muy poca sensibilidad con los dueños de los animales” opina, y añade que si alguien pierde a su perro o gato debe saber si ha muerto para “calmar la angustia que genera que esté desaparecido”. Apunta que los precios de estos dispositivos oscilan entre los 150 y 180 euros, algo que a su juicio es afrontable para la administración.


OTRA animalista que prefiere identificarse con sus siglas, L.G.C., estuvo preguntando a más de veinte operarios de Limasa si contaban con lectores, y la respuesta fue la misma: no. Ella misma ha avisado en varias ocasiones a la empresa cuando ha encontrado a gatos fallecidos, y al preguntar por este aparato le han dicho que “es la Policía la que lo tiene y los encargados de identificarlos”. También se dirigió a Medio Ambiente y encontró la misma respuesta, que a Limasa se le había proporcionado los lectores. “Yo como dueña de perros que soy quiero que esto se mejore, que se notifique cada animal muerto, y se establezca un protocolo adecuado.

PUEDE ver aquí anteriores artículos relacionados con esta información:
-22/11/17 ‘Nazismo animal’. El Ayuntamiento de Málaga, que dice ser partidario del ‘sacrificio cero’, mata a un perro sano de cinco meses pero que “no se le consideró apto para adoptar” al faltarle tres falanges de una extremidad
-19/07/17 VÍDEO. Unos activistas animalistas infiltrados graban la actividad taurina que el Ayuntamiento de Málaga incluyó en el programa de la Noche en Blanco. “A pesar de que en los carteles ponía ‘muerte simulada’ los animales fueron sacrificados”
- 26/05/17 ¿Quién miente? En la Noche en Blanco de Málaga mataron cinco animales

- 19/05/17 Noche en Blanco sangrienta. Por primera vez en sus diez ediciones se incluye una actividad de la Escuela Taurina en la que se matarán mañana 5 becerros. La petición para su supresión en ‘change.org’ alcanza más de 7.600 firmas en cuatro días
- 03/05/17  El SEPRONA de la Guardia Civil eleva a la Fiscalía de Málaga la investigación policial que ha llevado a cabo durante 6 meses sobre la legalidad del permiso de la Junta para matar animales que concedió a la urbanización de lujo La Zagaleta