El proyecto del Ayuntamiento para el río costaría 220 millones y un plazo de ejecución de 20 años, y consiste en embovedar parte del cauce y trazar puentes-plazas y pasarelas peatonales en el resto

Para el SiAM el Plan del Ayuntamiento se trata de “una obra faraónica por plazo de ejecución y por coste y cuyo resultado final será la desaparición (entre embovedados y puentes plaza) del río del centro de la ciudad”

15/02/21. Sociedad. El Secretariado Permanente del Sindicato de Apoyo Mutuo (SiAM) ha acordado por unanimidad respaldar el proyecto de actuación en el río Guadalmedina presentado por Ecologistas en Acción (EeA) por considerarlo "mucho mejor, más sostenible, más barato y más rápido de ejecución" que el ‘Plan Guadalmedina’ que ha presentado el Ayuntamiento. El proyecto del Ayuntamiento tiene...

...un coste de 220 millones de euros y un plazo de ejecución de 20 años, mientras el ecologista tendría un coste de 4,5 millones y un plazo de ejecución menor a un año. Es una información de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

El apoyo del SiAM al proyecto presentado por Ecologistas en Acción se produce después de una reunión entre ambas entidades en la que responsables de EeA en la provincia dieron a conocer en detalle la propuesta para el Guadalmedina. De esta manera, SiAM y EeA continúan con sus reivindicaciones para la recuperación del río y, de paso, mejorar la renaturalización de la ciudad, “uno de los objetivos básicos en estos momentos de crisis climática y sanitaria”.


Según publicó Sur (AQUÍ) en una información de Jesús Hinojosa, “el plan especial para el Guadalmedina redactado por la Gerencia de Urbanismo prevé un parque fluvial en el cauce, que podrá seguir siendo utilizado por los ciudadanos, embovedar un tramo entre los puentes de la Aurora y de Armiñán, trazar 'puentes-plaza' y pasarelas peatonales, y soterrar el tráfico en las márgenes más próximas al Centro, entre otras muchas actuaciones valoradas en total en 220 millones de euros; y para las que se ha estimado un plazo de ejecución de unos 20 años repartidos en cuatro etapas”. Para el SiaM se trata de “una obra faraónica por plazo de ejecución y por coste y cuyo resultado final será la desaparición (entre embovedados y puentes plaza) del río del centro de la ciudad, un parque fluvial en la desembocadura y otras actuaciones más enfocadas al tráfico de vehículos (soterramiento de viales) que a la recuperación del río”.

Por el otro lado, el proyecto de Ecologistas en Acción (coordinado por Santiago Martín Barajas, autor entre otras actuaciones de la recuperación del río Manzanares a su paso por Madrid) propone la renaturalización del río y su recuperación como un hábitat fluvial vivo. El plan prevé eliminar todo el hormigón y todas las obras que se acometieron en el fondo del cauce con la intervención en la época de Pedro Aparicio, y la eliminación de toda la vegetación exótica e invasiva que se ha asentado en el cauce desde la presa del Limonero hasta la desembocadura. Una vez eliminado el hormigón y la vegetación impropia de la zona, se trazaría un nuevo cauce ecológico con meandros y la plantación de especies propias de las riberas mediterráneas (sauces, álamos, adelfas, higueras...) en los márgenes del cauce, al tiempo que se instalarían postes de nidificación a lo largo del discurrir del río en su tramo final. Las reservas de agua en la presa del Limonero se utilizarían para asegurar un caudal ecológico variable en función de la época del año. Para épocas de extrema sequía el proyecto prevé la posibilidad de utilizar agua de la estación de depuración del Guadalhorce bombeada hasta la zona del Limonero; una actuación que requeriría de un gasto energético no muy grande porque la diferencia de cota entre la depuradora y la presa no es muy importante (45 metros de desnivel en 9 kilómetros de trazado) y su utilización sería puntual.


Por si fueran pocos los cambios entre cubrir y esconder el río y darle presencia viva en el centro de la ciudad, no son menores la diferencia en los plazos de ejecución y el coste de las obras. La actuación que se plantea por parte de Ecologistas en Acción se podría ejecutar en meses y en tres años podría presentar un aspecto natural bastante atractivo (la actuación en el Manzanares llevó sólo 6 meses); mientras que la actuación planteada por el Ayuntamiento se calcula en un mínimo de 20 años. En cuanto al coste de ejecución, los 220 millones ampliables del Ayuntamiento a los poco más de 4,5 millones previstos en el proyecto ecologista, si incluimos los 56.000 euros anuales previstos para el mantenimiento y limpieza, habría que sumar 1,2 millones más a gastar en esos 20 años. El coste de la actuación planteada por EA oscila entre el 2 y 3 % de lo que pretende gastar el Ayuntamiento para una actuación que, aunque se plantee regenerar el Guadalmedina, lo único que persigue es hacer desaparecer el río de la ciudad.

El proyecto ecologista plantea otras muchas consideraciones y actuaciones en plataformas próximas al cauce, en el acceso al río y en otros aspectos. Puede ver el proyecto completo pinchando AQUÍ.

Artículos relacionados AQUÍ