López Cuenca manifiesta a EL OBSERVADOR que esta muestra “significa el reconocimiento de la importancia del largo recorrido, del largo plazo, en lo que se refiere a las prácticas artísticas, frente a la lamentable tendencia a las políticas de mero escaparate de tantas lamentables instituciones y supuestos ‘museos’ que ni hace falta mencionar”

A partir de su beca en este establecimiento cultural en el curso 1994-1995, reforzó su proyección internacional, y en especial sus relaciones con Italia. Por este motivo se expondrán obras en su mayoría posteriores a su estancia en Roma o en relación con la propia ciudad


La muestra, que se inaugura este viernes 12, se enmarca dentro de las actividades vinculadas con el 150 aniversario de la Real Academia de España en Roma. Ya se han realizado exposiciones que revisan la trayectoria de antiguos becarios para los cuales su estancia en Roma supuso un punto de inflexión en su carrera

Al creador contemporáneo malagueño con mayor proyección internacional, el Museo Reina Sofía le dedicó en 2019 otra gran exposición retrospectiva. Entre los artistas más significativos de su generación, López Cuenca desarrolla desde hace casi 4 decenios una labor de investigación con un importante componente crítico que se evidencia en la dimensión política y poética de su práctica artística

08/03/21. 
Opinión. Sociedad. El prestigioso artista visual malagueño, colaborador de EL OBSERVADOR, Rogelio López Cuenca, inaugura en la prestigiosa Real Academia de España en Roma la exposición retrospectiva de su obra A quel paese (AQUÍ), como antiguo becario de la histórica institución. A partir de su beca en este establecimiento cultural en el curso 1994-1995, reforzó su proyección internacional, y en especial sus relaciones...

...con Italia. Por este motivo se expondrán obras en su mayoría posteriores a su estancia en Roma o en relación con la propia ciudad. Informa EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

El artista malagueño, en pleno proceso de montaje de sus obras, resume para EL OBSERVADOR lo que supone esta muestra: “Pues no tengo más remedio que recurrir a los términos más tópicos: ‘orgullo y satisfacción’. Una exposición en colaboración con la Academia de Roma y que implica también a la Fondazione Baruchello (con la que hicimos un proyecto de investigación y pedagogía colectiva en 2006-2007, www.mappadiroma.it) y al Comune di Roma (el Ayuntamiento de la capital, para las intervenciones en los espacios públicos) hay que entenderla como parte de un proceso que dura ya veinticinco años, iniciado cuando estuve aquí con una beca de residencia, a mitad de los noventa... “.



Para López Cuenca, esta retrospectiva que ha titulado A quel paese, y que lo devuelve a Roma con su obra a los 25 años de haber sido becario en la Academia, “Significa el reconocimiento de la importancia del largo recorrido, del largo plazo, en lo que se refiere a las prácticas artísticas, frente a la lamentable tendencia a las políticas de mero escaparate de tantas lamentables instituciones y supuestos ‘museos’ que ni hace falta mencionar”.

A quel paese es la primera exposición antológica de Rogelio López Cuenca (Málaga, 1959) en Italia. Entre los artistas más significativos de su generación, López Cuenca desarrolla desde hace casi cuatro decenios una labor de investigación con un importante componente crítico que se evidencia en la dimensión política y poética de su práctica artística. En la exposición se exhiben unas 15 piezas desde inicios de los años noventa hasta hoy, entre las que encontramos algunas grandes instalaciones que abordan temas recurrentes en su obra: las políticas migratorias, la memoria histórica, la espectacularización de la cultura, la reconversión turística de las ciudades contemporáneas, la crítica colonial e institucional.

Como pone de manifiesto el enigmático título de esta exposición, la atención a las potenciales semánticas del lenguaje y de su uso es la estrategia crítica que encarna el modo no convencional de López Cuenca, poeta antes que artista visual, en su propósito de resignificar y repensar la realidad, más allá de la ficción impuesta por el discurso dominante.


La muestra, que se inaugura el próximo viernes día 12, se enmarca dentro del programa de actividades vinculadas con la conmemoración del 150 aniversario de la Real Academia de España en Roma. En los últimos tres años se han realizado una serie de exposiciones que revisan la trayectoria de antiguos becarios para los cuales su estancia en Roma supuso un punto de inflexión en su carrera. A López Cuenca, el creador contemporáneo malagueño con mayor proyección internacional, el Museo Reina Sofía de Madrid le dedicó en 2019 otra exposición retrospectiva sobre su obra que fue la más visitada de la temporada cultural, según el propio museo.

Desde 1873, año en que fue creada, la Academia de España en Roma ha desempeñado un papel fundamental en la formación de diversas generaciones de artistas e intelectuales españoles. La Academia, que depende del Ministerio de Asuntos Exteriores sigue siendo hoy día un instrumento esencial en la política cultural exterior española. Sus directores, destacados protagonistas de la historia de España, han sido artistas o intelectuales, como Mariano Benlliure o Ramón María del Valle Inclán. El reconocido pintor malagueño, retratista consagrado, Fernando Labrada, fue director de la Academia de Roma desde 1948 a 1952.


Este ciclo de exposiciones de antiguos becarios se inició con Gregorio Prieto y su producción fotográfica, cuya muestra tuvo lugar en la primavera del 2018, y prosiguió en 2019 con Pepe Espaliú, donde se ofreció una mirada a los últimos años de la vida de este artista y a su desconocida etapa como becario en la Academia. La Institución continúa ahora este ciclo con esta retrospectiva de la obra de Rogelio López Cuenca.

De este modo la Academia pretende subrayar la importancia de las generaciones de becarios que continúan en producción activa y fueron/son/serán claves en la escena del arte contemporáneo de nuestro país, hecho que en este caso queda evidenciado en la exposición monográfica que recientemente se le ha dedicado al artista en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (Yendo leyendo, dando lugar).


La exposición tiene lugar en los espacios del conjunto monumental de la Academia de España, en un recorrido que va más allá de las salas de exposición a las que se accede desde el claustro, ocupando espacios excepcionalmente abiertos al público como la terraza-jardín y el co-working, continuando en la cercana Fondazione Baruchello e infiltrándose en el espacio público de la ciudad.

La exposición está comisariada por Anna Cestelli Guidi, siendo un proyecto de la Real Academia de España en Roma y de Acción Cultural AC/E, en colaboración con la Fondazione Baruchello, Roma y con el Patrocinio de Assessorato alla Cultura del Comune di Roma. Las obras expuestas proceden de las colecciones del IVAM Institut Valencià d’Art Modern, Valencia; del MUSAC Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, León; del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid y de la
Galería Juana de Aizpuru, Madrid.

Rogelio López Cuenca (Málaga, 1959) es filólogo, poeta y artista visual. Desde finales de los años 70, como miembro del grupo que se convertirá en el colectivo activista Agustín Parejo School, organiza manifestaciones, conciertos y exposiciones, realiza proyectos editoriales, intervenciones poéticas en el espacio urbano y practica el copy art y la poesía experimental. En los años 80, López Cuenca combina los métodos del arte visual y los procedimientos habituales de la literatura y de las ciencias sociales: trabaja con pegatinas, manifiestos, señales de circulación, pasos de peatones y mupis. A partir de la segunda mitad de los años 90, López Cuenca comienza a trabajar sobre la representación y sobre la construcción de la identidad del otro, respecto a la identidad individual y colectiva de Occidente. Esta problemática permanece todavía hoy como uno de los temas principales de su trabajo. Desde comienzos de los años 2000, el artista realiza un gran número de proyectos colaborativos con los cuales se propone la revisión de la historia oficial, a través de intervenciones en el espacio urbano y el diseño de “cartografías alternativas”. En el 2019, el Museo Reina Sofía de Madrid le dedica una gran retrospectiva.

Más noticias y artículos sobre Rogelio López Cuenca AQUÍ.