El alcalde echa abajo el caserón del s. XVIII de calle San Juan, única condición impuesta por el intérprete para regalar la colección. Este VÍDEO cuenta la historia

calle_san_juan12/09/08. Sociedad. Durante años los gobiernos locales del PP en el Ayuntamiento de Málaga especularon con la posibilidad de crear un museo con la colección de más de 4.000 carteles de cine que el actor malagueño Lucio Romero estaba dispuesto a donar gratuitamente a la ciudad...

El alcalde echa abajo el caserón del s. XVIII de calle San Juan, única condición impuesta por el intérprete para regalar la colección. Este VÍDEO cuenta la historia

calle_san_juan12/09/08. Sociedad. Durante años los gobiernos locales del PP en el Ayuntamiento de Málaga especularon con la posibilidad de crear un museo con la colección de más de 4.000 carteles de cine que el actor malagueño Lucio Romero estaba dispuesto a donar gratuitamente a la ciudad. Sin embargo, Francisco de la Torre incumplió la única condición que impuso el intérprete: que dejara en pie la casa que le vio nacer, en la céntrica calle San Juan. La decisión del regidor de echar abajo el inmueble del siglo XVIII supuso un serio revés emocional para el actor que sopesa ahora ofertas de otras ciudades para instalar su colección mientras espera a “que este alcalde se vaya” para decidir la ubicación definitiva de sus carteles. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com ha hablado con Romero a raíz de la aparición del VÍDEO en Internet en el que se recoge esta historia de piquetas y desilusiones.

“DE
este alcalde no espero nada. Tan educado y tan castellano como habla… ¡y es un falso! Lo primero que quiero es que se vaya. Antes me paraba por la calle y me cogía del hombro y me decía ‘tranquilo Lucio que lo tuyo va adelante’, pero ya ve, ha tirado una casa del siglo XVIII, ha degradado una calle histórica como es la de San Juan ¡Qué incultura por Dios!”. El actor Lucio Romero todavía se altera cuando recuerda lo ocurrido en su casa natal en calle San Juan, convertido en un solar desde hace más de dos años.



EN aquella casa de la que ya sólo quedan fotografías nació el actor y comenzó a recopilar su mayor legado, una colección de más de 4.000 carteles de cine en el que figuran piezas de valor de la primera mitad del pasado siglo. Romero, muy ligado a Málaga pese a residir en Madrid, ofreció a distintas corporaciones del Partido Popular regidas por De la Torre la instalación de esta colección, bien en San Juan o bien en otro espacio de la ciudad, a condición de que se respetase la casa que su familia alquiló durante casi un siglo.

SIN embargo, un incendio en un almacén cercano (“provocado, ocurrió en domingo”, afirma el actor), una actuación de bomberos (“desproporcionada”, dice Romero) y una declaración de ruina (“forzada por los terroristas del ladrillo y los asustaviejas, durante cinco años la casa se mantuvo en pie pero vacía”, puntualiza el intérprete) justificaron la orden de derribo firmada por el alcalde, que hizo oídos sordos a la recogida de firmas y protestas públicas que se llevaron a cabo en la ciudad para defender el inmueble.

calle_san_juan1ROMERO no perdona a este alcalde “y a la enfermedad que tiene por cargarse el centro histórico. Me reunía con él y me decía ‘Lucio vamos a intentarlo’, pero nada, Ahora no paso por allí porque lloro”. Tras el derribo el actor ofreció una conferencia en el Ateneo a la que convocó a los medios de comunicación y en la que cargó tintas contra el regidor “y su política de piqueta, pero debía haber una orden de no hacerme caso porque nadie sacó nada”.

SOBRE la colección no hay decidido aún un futuro definitivo. El artista reconoce haber recibido ofertas de otras ciudades, que está estudiando. Su tajante negativa a ubicar los carteles en Málaga, expresada al conocer el derribo de la casa, se ha suavizado con el tiempo aunque para ello sería necesario que “este alcalde se vaya”.