Un miembro de su junta directiva y una gestora cultural de sinuoso recorrido pelean por dirigir un Ateneo al que las ayudas oficiales han convertido en golosina cultural

tecla_lumbreras20/10/09. Sociedad. El próximo día 3 de noviembre se celebrarán elecciones en el Ateneo de Málaga. Antonio Morales, tres veces elegido presidente de la institución, deja el cargo. Se han presentado dos candidaturas. Una, la de Diego Rodríguez Vargas, miembro de su actual junta...

Un miembro de su junta directiva y una gestora cultural de sinuoso recorrido pelean por dirigir un Ateneo al que las ayudas oficiales han convertido en golosina cultural

tecla_lumbreras20/10/09. Sociedad. El próximo día 3 de noviembre se celebrarán elecciones en el Ateneo de Málaga. Antonio Morales, tres veces elegido presidente de la institución, deja el cargo. Se han presentado dos candidaturas. Una, la de Diego Rodríguez Vargas, miembro de su actual junta directiva y en la que participan otros componentes de la misma. La segunda, ‘renovadora’, tiene a Tecla Lumbreras como líder, y a Martín Moniche como segunda cabeza visible. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com ofrece una visión sobre ambas listas.

EL Ateneo de Málaga se ha convertido en los últimos años en la plataforma cultural del partido socialista en Málaga. El Ayuntamiento es del PP, la Junta de Andalucía mantiene un estrecho presupuesto para actividad local e invierte una gran cantidad en el Museo Picasso Málaga y bastante menos en el Teatro Cánovas. La Diputación, en la que trabaja Martín Moniche y en la que ha trabajado Tecla Lumbreras, ha sido incapaz de encontrar hasta la fecha un tono a su programación cultural, con lo que está aún lejos de lograr el reconocimiento social. Por otro lado, Unicaja, pese a sus conexiones con el PSOE, mantiene una política cultural que no resiste la comparación con Cajamadrid o la Caixa, pero, sobre todo, no resiste el análisis.

LA toma del Ateneo por miembros del PSOE se produjo hace tres lustros, después de martin_moniche.jpgsucesivos conflictos internos. La situación de aislamiento cultural de los socialistas locales frente a las instituciones hizo posible, entre otras cosas, que el Ateneo comenzara a recibir apoyo institucional externo como nunca anteriormente. En estos últimos años, sin que pueda plantearse competir con el resto de instituciones, el Ateneo de Málaga ha prosperado y ampliado su base como institución y su oferta ciudadana. Empezó su proceso con la mudanza, al comenzar la reforma de la plaza del Obispo, donde estuvo su antigua sede durante décadas, a un edificio de gran valor histórico y simbólico, a la entrada de calle Compañía, junto a la sede de la Sociedad Económica de Amigos del País, en la plaza de la Constitución, en lo que fue el colegio donde estudió Picasso.

LA nueva sede, más amplia y con gran número de espacios, ha permitido al Ateneo organizar más actividad y de mayor variedad. Conciertos, exposiciones, cursos, conferencias y teatro ya forman parte permanente de la programación, y se realizan, si no en condiciones técnicas y profesionales convencionales, al menos favorables a un ambiente familiar. El salón de actos no es sala de conciertos ni de representaciones ni de proyecciones por sus características técnicas, pero es posible un cierto desarrollo de actividad musical, escénica o hace las veces de cine. La sede del Ateneo permite a la entidad realizar un papel parecido al de las casas de la cultura en las poblaciones de la provincia.

EN cuanto a las actividades, en el Ateneo se ha desarrollado en los últimos años una cada vez más estable programación musical, algo de teatro, exposiciones diversas centradas en artistas locales, pero es sobre todo en el apartado de conferencias, mesas redondas, jornadas, debates rodriguez_vargas.jpgy presentaciones de libros donde la actividad de esta organización destaca. Para todo esto hace falta dinero y en este tiempo de larga presidencia de Antonio Morales, que se ha hecho acompañar de conocidos miembros del PSOE de Málaga en la junta de gobierno, se han conseguido gracias a los muy buenos contactos con las alturas del partido, que también ha visto en el Ateneo el modo de hacerse presente en una ciudad donde sus militantes habían quedado algo desamparados, entre la omnipresencia del PP de Celia Villalobos primero y Francisco de la Torre después, y ambos con un gran futuro por delante. Por otro lado, no pesa menos el hecho de que el PSOE local esté dominado por el llamado -en medios internos- ‘clan de los catetos’, que suelen restringir la actividad en la capital con el propósito de evitar que surja un contrapoder capitalino fuerte que les desplace.

LA presidencia de Antonio Morales se ha caracterizado por una mayor proyección social de la entidad y mediática de su presidente. Ahora, tras este periodo de 12 años, Antonio Morales ha optado por seguir su camino hacia otras responsabilidades y llega el turno de los aspirantes. Son Diego Rodríguez y Tecla Lumbreras.

DIEGO Rodríguez Vargas se presenta con algunos miembros de la directiva anterior, de la que él mismo formaba parte, y otros personajes relevantes de la vida social malagueña. Se le atribuye en la propia organización un perfil continuista de la gestión anterior. Junto a otros ya conocidos en la anterior junta de gobierno, aparecen otros conocidos nombres de la vida social local. Destaca el rescate de algunas personas vinculadas la gestión institucional, como el que fue delegado de Cultura en Málaga Fernando Arcas; un antiguo responsable del área de cultura del ayuntamiento, Carlos Navarro, miembro de la junta anterior, o Carlos de Mesa, que ya demostró su capacidad de gestión al frente del teatro Cervantes. También se han integrado en la lista de Rodríguez el fotógrafo Pepe Ponce o Manuel Sánchez Vicioso, Presidente de la Asociación de Consumidores y Usuarios en Acción de Málaga.

candidatura_rodriguez_vargas

LAS propuestas de la candidatura de Diego Rodríguez se refieren tanto a gestión como a novedades de oferta. Pretende crear 18 nuevas vocalías, aumentar recursos humanos y económicos, estimular la innovación, el debate y la participación. Se quiere crear un premio de novela, nuevas salas de exposición o recuperación de las existentes, poner en marcha la biblioteca, etc.

TECLA Lumbreras es actualmente profesora de la Facultad de Ciencias de la Comunicación. Se presenta a presidenta del Ateneo de Málaga en compañía de Martín Moniche, también técnico de la Diputación en materia cultural y del Ateneo. Es conocido en las páginas de EL OBSERVADOR por sus textos llenos de faltas de ortografía y escaso dominio de la sintaxis. Hasta el momento, no se ha hecho público ningún otro nombre de su candidatura.

TECLA Lumbreras pertenece a la generación de gestores culturales de Málaga de los años 80, de la que también forman parte Pedro Pizarro o Alfredo Taján, entre otros. En esa década, Tecla fue directora de la sala de exposiciones del Colegio de Arquitectos de Málaga. Durante esos años de prosperidad económica, donde se experimentó un segundo boom inmobiliario, el citado colegio disfrutó de una masiva entrada de fondos que se manifestó en la creación de su nueva sede en el paseo de las Palmeras del Limonar, ampliación del personal, de sus actividades y de su programación cultural. Tecla Lumbreras, con un presupuesto inédito antes y después en una entidad privada, y una libertad de acción como ningún gestor ha tenido en la ciudad, realizó un enorme número de actividades. El Colegio de Arquitectos jugó con Tecla Lumbreras la carta de una modernidad entonces fuertemente condicionada por el éxito de la movida madrileña.

CUANDO, a principios de los 90, llegó la crisis y se cernió la amenaza finalmente cumplida de suateneomalaga.jpgspensión de la actividad de la galería y el despido de Tecla Lumbreras, la gestora hizo una apuesta fuerte: una gran exposición antológica de la colección del Colegio, compuesta de las adquisiciones que ella misma había hecho en las muestras que había organizado. Los años no habían pasado en balde. La modernidad de la movida languideció y no había gran interés en identificarse con ella. La calidad de la producción general de aquello tuvo un alcance efímero. La calidad de las obras que Tecla Lumbreras había adquirido para el Colegio no resistía una segunda mirada y, para muchos, supuso la confirmación de la escasa entidad y profundidad de su trabajo al frente de la galería, al margen de la proyección mediática en una ciudad que recién descubría lo que era ser moderna según los criterios madrileños.

TECLA Lumbreras comenzó un éxodo en un tiempo de crisis con problemas económicos a todos los niveles. Junto a otras socias montó la galería La Buena Estrella, que tenía su sede en un local cedido en los bajos del centro comercial Málaga Plaza. Tampoco duró mucho ni tuvo gran efecto dinamizador en el panorama artístico local.

SU paso siguiente fue en la Diputación de Málaga, donde entró de la mano de Montserrat Reyes, que fue diputada de Cultura hasta que Salvador Pendón la echó con sus habituales modos diplomáticos y políticos. Incumpliendo el código asumido, cuando Reyes fue expulsada de la institución, ni Tecla Lumbreras ni el resto del equipo que la ex diputada incorporó, presentó su dimisión. Unos se quedaron y otros no. A Tecla también la invitaron a irse después de ganarse internamente la fama de gestora caótica. Han quedado para la historia sus compras para la institución supramunicipal y cómo se presentaron en la feria ARCO.

TECLA presenta sus proyectos en diversas entrevistas: “Me gustaría programar encuentros entre padres e hijos profesionales, como podría ser entre Salvador Moreno Peralta y su hijo, un músico fantástico; entre Enrique Brinkmann y sus hijos, una fotógrafa y el otro carpintero muy creativo; o entre Vargas Machuca y su hija poeta. Que se vea así el trabajo conjunto de una saga. También tengo pensado abrir el espacio del Ateneo a esa gente joven que tiene dificultades para instalar su trabajo, que el Ateneo les sirva como espacio de creación y trampolín. Se les podría ceder -no sólo a artistas sino también a diseñadores, abogados, médicos, etc.- como estudio durante un año y, que los ateneístas pudiéramos ver luego lo que han hecho, que la entidad enriquezca de paso sus fondos”. Y describe la evolución del Ateneo con realismo: “Creo que habría que recuperar el espíritu inicial del Ateneo, el de la sociedad civil organizada. No son partidos políticos ni instituciones públicas quienes lo han levantado”.

PUEDE ver aquí otras noticias relacionadas con el Ateneo de Málaga:
- 15/04/09
El Ateneo de Málaga presenta esta tarde a las 18:30 horas un videoforum sobre los cultivos transgénicos y sus consecuencias
- 03/02/09 El Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, presenta esta tarde en el Ateneo el libro editado por Airon Sesenta y la Diputación ‘El acoso inmobiliario. Una lucha desigual. El caso de Málaga’
- 07/06/07 Lleno absoluto en el Ateneo de Málaga para asistir a la presentación del libro ‘La muerte de García Caparrós en la transición política’, de Rosa Burgos y editado por EL OBSERVADOR