El trabajo que desempeña en su segunda etapa en el Ayuntamiento de Málaga está centrado en preparar y coordinar la campaña electoral de las municipales de 2011

padron19/05/10. Sociedad. Se encarga de repartir la publicidad institucional y atender a la caravana de directivos de medios de comunicación que han pasado por su despacho para reclamar parte de este pastel. También departe y pide explicaciones a los concejales y trata de centralizar la comunicación...

El trabajo que desempeña en su segunda etapa en el Ayuntamiento de Málaga está centrado en preparar y coordinar la campaña electoral de las municipales de 2011

padron19/05/10. Sociedad. Se encarga de repartir la publicidad institucional y atender a la caravana de directivos de medios de comunicación que han pasado por su despacho para reclamar parte de este pastel. También departe y pide explicaciones a los concejales y trata de centralizar la comunicación en los pequeños reinos de Taifas que han montado algunos de ellos para difundir el trabajo sus áreas y darse autobombo; ediles que también le piden fondos, pues en estos tiempos de carestía, él es uno de los poquísimos altos cargos de confianza puestos a dedo que aún maneja fondos. Y entre el papeleo del día a día, en ese puesto difuso de “asesor de comunicación” del alcalde Francisco de la Torre que ostenta desde hace cinco meses, se siente cómodo y libre de cargas para despachar y coordinar con el presidente del PP, Elías Bendodo, las líneas básicas de la próxima campaña electoral de 2011. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com se centra hoy en el periodista Gonzalo Padrón y su segundo periodo en el Ayuntamiento de Málaga.

EN 1983 la antigua Dirección de Medios de Comunicación Social, entonces en manos de Javier Solana, nombra director del periódico ‘La Voz de Almería’ al joven periodista Gonzalo Padrón Ramírez, quien hasta entonces trabaja en el Ministerio de Sanidad. Padrón se encargaría de coordinar la privatización de uno de los periódicos del Movimiento, y de hecho figura como último director de la etapa de este diario como periódico del Estado. Antiguo redactor de la agencia de noticias Piresa -también parte del aparato de propaganda franquista- su nombramiento, ironías de la historia, es criticado entonces por el Grupo Popular en el Parlamento que lo acusa junto a otros cargos de formar parte de la política de comunicación “dirigista” del PSOE.celia_villalobos.jpg

RESULTA irónico, pero en absoluto disparatado, porque Gonzalo Padrón, actual jefe de facto prensa y propaganda del Ayuntamiento de Málaga, si bien ha hecho carrera como ideólogo y director de prácticamente todas las campañas electorales de Celia Villalobos, también fue en su día asesor de comunicación de la Federación Socialista de Madrid en los tiempos en que estaba dirigida por José Acosta.

PADRÓN desembarca en el Ayuntamiento de Málaga en 1995 después de haber comandado la campaña del PP de Celia Villalobos. De la noche a la mañana se convierte en el jefe de gabinete de la nueva alcaldesa. En esta primera etapa Padrón toma decisiones, encarga tareas a concejales, asume responsabilidades y pide cuentas. Es el encargado de la organización interna del Consistorio y su poder irrita. El Grupo de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Málaga llega a denunciar que el director de Gabinete de la Alcaldía, “no tiene ningún contrato que le vincule laboralmente al Ayuntamiento” en lo que se presenta, según IU, como "un nuevo caso Juan Guerra".

EL poder de Padrón en el Ayuntamiento de Málaga, reafirmado con la segunda victoria de francisco_delatorre.jpgVillalobos en las municipales de 1999, toca a su fin cuando un año después, la alcaldesa atiende la llamada de José María Aznar y cede la vara de mando a Francisco de la Torre para ocupar la gestión del Ministerio de Sanidad. Padrón, mano derecha de Villalobos, amigo personal de su marido, Pedro Arriola -veterano ‘fontanero’ y politólogo del PP- se cae del grupo de confianza del que se rodea De la Torre, y en lugar de irse con su jefa a Madrid, se queda en Málaga trabajando con otro de los cargos de confianza de Villalobos que ha caído en desgracia, Vicente Moro, a quien el actual regidor cesa de su puesto en Promálaga.

SIN embargo, es la propia Villalobos quien en abril de 2008 repesca a Padrón y lo contrata como uno de sus secretarios en el Congreso de los Diputados. En realidad el nombramiento viene a ser un premio a quien nuevamente ha coordinado la campaña electoral que coloca a la malagueña como diputada. Así, el periodista figurará como cuarto secretario de Villalobos en el parlamento hasta el 31 de enero de 2010.

EN esta campaña electoral de 2008 Gonzalo Padrón trabaja codo con codo con el segundo asesor de Villalobos, el actual presidente del PP malagueño, Elías Bendodo, una relación que le conducirá nuevamente a la Casona del Parque.

elias_bendodo.jpgEN tanto, en el Ayuntamiento de Málaga, el PP tiene un problema con su alcalde, un problema de comunicación. El conocido como ‘Berzagate’ (la manipulación descarada de unas fotografías para eliminar el logo de la Diputación de Málaga) acaba con el cese Isidoro Cuberos, el sexto director de comunicación que ha tenido Francisco de la Torre. Los anteriores fueron Ana Benavides, Fernando Leguina, Carlos Pérez Ariza, Juan Carlos Jiménez Laz y Marcos Jesús Bonastre, que siendo el único cargo de confianza que ha aguantado varios años como director técnico del departamento de comunicación del Ayuntamiento, asume temporalmente las funciones de Cuberos.

BENDODO y De la Torre deciden entonces recuperar a Gonzalo Padrón para la política municipal de Málaga y le colocan a dedo como uno de los cargos de libre designación siendo “asesor de comunicación” del alcalde. Desde que el nombramiento se hace público a comienzos de este año Padrón ha recibido a la retahíla de directores de medios de comunicación locales que se han interesado por el reparto de publicidad institucional, tarea que hasta entonces correspondía al ex coordinador general gerente, Javier Ferrer Morató, hoy situado al frente de la fundación Málaga 2016.

A diferencia de su primera etapa, Padrón realiza su trabajo con mucha mayor discreción que hace quince años. Se le ve poco por la Casona, busca un perfil bajo, apenas se deja fotografiar y deja el contacto directo con periodista a subalternos. El equipo de gobierno que se ha encontrado también difiere mucho de aquel de 1995. El periodista ha comprobado como tras diez años de gobierno determinadas concejalías manejan los asuntos de comunicación de sus respectivas áreas a su antojo. Además, pese a mantener contacto con De la Torre, su ascendente con el alcalde no es ni parecido al que tiene con Villalobos. El regidor va por libre en lo que a comunicación se refiere, tanto a nivel externo, con declaraciones que sorprenden a su propio equipo, como a nivel interno, donde impera el desconocimiento generalizado de los pasos que seguirá el regidor ante determinadas cuestiones.

SIN embargo, a Gonzalo Padrón no le ha contratado el PP para ordenar el alborotado patio del Consistorio malagueño ni para poner en vereda a De la Torre, sino para otra labor en la que sí que ha demostrado que es un consumado experto: la preparación de las próximas elecciones municipales de 2011 para las que ya está preparando el terreno con encuestas, convenientemente preparadas y difundidas para revalidar la victoria electoral del partido para el que tanto trabajado y que, ironías, tan imprudentemente le censuró en sus comienzos.

PUEDE consultar aquí anteriores artículos relacionados
- 05/05/10 Desmontado a… Gonzalo Padrón, el servicio de propaganda del Ayuntamiento de Málaga y sus datos inventados
- 06/05/09 La nueva, amable y muy cultural vida frente a las cámaras y los flashes de la mano derecha del alcalde de Málaga, Javier Ferrer Morató
- 23/12/09 El gasto en protocolo, publicidad y propaganda presupuestado por el Ayuntamiento de Málaga para 2010 será de 5.391.997 euros
- 12/1108 Los servicios de prensa del Ayuntamiento de Málaga siguen negando a EL OBSERVADOR el acceso a la información de los asuntos que no le convienen al Consistorio e incluso de los que sí le convienen
- 27/05/05 El Ayuntamiento de Málaga gastará más de 6,5 millones de euros en publicidad, propaganda y protocolo este año