Actualmente no hay voluntad política ni dinero para una intervención en el cauce urbano del río a su paso por Málaga para la que tampoco hay un mínimo consenso

garceta10/02/12. Sociedad. Las dimisiones del ingeniero José Alba y del arquitecto Salvador Moreno en el jurado del concurso de ideas del Guadalmedina ponen en evidencia la desconfianza y la falta de credibilidad de este proyecto, que se coordina en la fundación Ciedes a petición...

Actualmente no hay voluntad política ni dinero para una intervención en el cauce urbano del río a su paso por Málaga para la que tampoco hay un mínimo consenso

garceta10/02/12. Sociedad. Las dimisiones del ingeniero José Alba y del arquitecto Salvador Moreno en el jurado del concurso de ideas del Guadalmedina ponen en evidencia la desconfianza y la falta de credibilidad de este proyecto, que se coordina en la fundación Ciedes a petición del alcalde de la ciudad. Un concurso que está viciado con un error de base, el proyecto elegido no tiene que ser el que se lleve a cabo. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com analiza hoy las razones por la que la discusión y debate sobre una intervención en el cauce urbano del Guadalmedina seguirá realizándose de forma virtual, sin incidencia ni aplicación material.

EN enero del año pasado, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, reabrió un debate que nunca se había cerrado en la ciudad: el de intervenir en el cauce urbano del Guadalmedina. La actual configuración del río a su paso por la capital -que responde a una actuación solicitada por el exalcalde Pedro Aparicio a comienzos de la pasada década de los noventa- no contenta a nadie.

LAS dos principales corrientes que se debaten en torno a una intervención en el Guadalmedina oscilan, grosso modo, entre quienes abogan por un encauzamiento completo que permita utilizar el cauce como terreno urbanizable para, por ejemplo, un eje vial Norte-Sur. Y quienes defienden seguir las directrices que marca la Unión Europea y recuperar el estado natural y valores ecológicos del río asfaltado. No hay un consenso de mínimos ni entre estas dos posturas ni en las intermedias. El de Guadalmedina es uno de esos debates que se eterniza y en el que priman más los tiempos políticos e intereses partidistas que los criterios técnicos y medioambientales.

guadalmedina2

POR no haber, no hay respuesta en aquellos puntos en los que sí que existe consenso, como la necesidad de reforestar la cuenca del río al norte de la presa del Limonero. Una reclamación histórica, comúnmente aceptada por su función preventiva en caso de grandes avenidas, y que sin embargo, no se ha llevado a cabo y permanece oculta tras el primer plano que siempre ocupa el tramo urbano del Guadalmedina.

LA revitalización del ‘asunto Guadalmedina’ el año pasado cristalizó en febrero en un concurso de ideas que se coordinaría desde la Fundación Ciedes, en la que se aglutinan voces e instituciones de sociedad civil y económica malagueña (sindicatos, PTA, puerto, universidad, Unicaja…). Pronto se dejaron ver las discrepancias y las derivas políticas: En marzo, el director gerente de esta fundación, José Estrada -a su vez director de la empresa municipal Promálaga, dependiente de la corporación local del PP- ilustró con un vídeo de una inundación lo que podría pasar si se seguía la propuesta defendida por María Gámez (PSOE).

LA constitución del jurado también fue criticada. En un intento por incluir al mayor número de instituciones para resaltar el carácter ‘abierto’ de la convocatoria, el órgano que tiene que decidir sobre una compleja actuación urbana de marcado carácter técnico, está formado en su mayoría por profesionales ajenos a la materia. Otrosí, el pliego de condiciones incluye cláusulas tan discutibles y arbitrarias, como una experiencia mínima profesional de quince años. Y más aún, la decisión del jurado del concurso no es vinculante. Es decir, que el proyecto elegido puede que se haga, o puede que no.

rio4

UN cúmulo de razones que explican las recientes dimisiones de dos de las principales voces con criterio técnico con las que contaba el jurado, el ingeniero José Alba y el arquitecto Salvador Moreno Peralta.

UNA situación de conjunto que tampoco aborda lo más importante: con qué dinero se financia una actuación millonaria de estas características, cuando la situación económica es claramente desfavorable y la ciudad y la provincia de Málaga tiene en su agenda una lista de prioridades en infraestructuras (avenida de soterramiento, saneamiento integral, tren litoral…) que, en definitiva, llevan a la conclusión que el Guadalmedina, el río de la ciudad en su traducción literal, se quedará tal y como está actualmente al menos durante los próximos años. Sin que ello supongo que deje de ser objeto de un debate que se alarga hasta el infinito.

PUEDE ver aquí otras noticias relacionadas:
- 09/01/12 “Rio: Guarda Mierda”, el esperado regreso del activista callejero que se expresa en etiquetas autoadhesivas
- 25/10/11 Estudiantes de Arquitectura de Málaga se desmarcan del concurso de ideas de la Fundación Ciedes y animan un debate sobre el futuro del río Guadalmedina en Facebook
- 03/10/11 La primera foto del otoño: el río Guadalmedina se prepara para recibir las primeras lluvias
- 14/02/11 Guadalmedina, el río de la ciudad. Estado de la cuestión
- 26/01/11 Antonio Vargas: “El Colegio de Arquitectos se tiene que mojar para eliminar la discusión falsa sobre el Guadalmedina. La solución final no puede ser el resultado de un referéndum. Es absurdo”
- 25/01/11 Guadalmedina for ever. Entre la ocultación y la exhibición del río de Málaga
- 19/01/11 Nace la Plataforma ciudadana por la recuperación del Guadalmedina según la propuesta de Paco Puche y Saturnino Moreno para devolver al río su valor ecológico, social y simbólico
- 18/01/11 Según los expertos, embovedar el Guadalmedina, como dice el PP, es un atentado medioambiental y la comparación del PSOE con lo realizado en Monterrey (México), una opción bastante desafortunada
- 17/01/11 EXCLUSIVA FUL. El alcalde De la Torre propone unir el embovedado del Guadalmedina con el proyecto del puente sobre la bahía de Málaga de su concejal favorito Bendodo
- 17/01/11 EXCLUSIVA FUL. El Ayuntamiento de Málaga trabaja en el embovedado de elementos feos e inútiles de la ciudad, incluidos concejales
- 14/10/10 El agua en Málaga. Estudios para la participación en los planes hidrológicos
- 25/10/07 Cuatro tópicos por desmontar sobre el Guadalmedina
- 23/04/10 ¿De quién es el agua?
- 15/04/09 La crisis del agua en Málaga y la crisis ecológica global
- 27/09/07 Ideas vertidas al Guadalmedina
- 27/09/07 Un ejemplo para el Guadalmedina: en Seúl han derribado una autopista de seis pistas y dos niveles para recuperar el río Cheonggyecheon, que se ha convertido en el espacio de ocio preferido por los ciudadanos