El abogado penalista deja la organización política tras descubrirse el caso de corrupción con los maletines de UGT, y ahora tramita su alta en UPyD

20/12/13. Sociedad. Manuel Huertas, abogado penalista de 38 años, deja el PSOE. Fue el número 18 de la lista que el partido presentó en las municipales de Málaga hace dos años. Fue el coordinador de los consejeros de distrito en el partido. Ahora, Huertas explica a EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com por qué deja la formación. “Cada vez que salía en Twitter a defender al PSOE del caso de los ERE me partían la cara. Defendía lo indefendible”.

ESTA revista ha podido entablar una conversación con el antiguo candidato a concejal del PSOE en las municipales de 2011. Ahora, el abogado penalista Manuel Huertas ha iniciado el trámite de afiliación al partido de Rosa Díaz Unión Progreso y Democracia (UPyD).

NOS ha llegado cierta información que explica que usted abandona el PSOE…
Efectivamente.

¿CUÁNDO presentó su baja?
Ayer mismo (por el pasado miércoles 19), mediante e-mail al Departamento de Afiliación y mediante e-mail a la Dirección Provincial del PSOE. En el correo les explicaba que les agradecía los buenos tiempos vividos y los amigos que dejaba en el partido, pero que no podía continuar mi viaje junto a ellos, y solicitaba la baja. Hace un año ya ordené que cesara el pago de las cuotas.

¿ENTONCES la decisión la tomó hace ya un año?
Decidí dejar de ser militante para ser simpatizante. Estaba descontento en general, no solo a nivel provincial. A medida que se han venido sucediendo los acontecimientos, saliendo a la luz el caso de los ERE, de Mercasevilla, de Invercaria, el desencanto ha sido cada vez más profundo. Soy abogado; tengo mi nombre profesional, mi trabajo, y no vivo de la política. Me acerqué a ella en agradecimiento a las políticas sociales del PSOE, que me hizo sentir ciudadano de primera, como he explicado en muchas ocasiones. Pero cuando estás dentro del partido te das cuenta de que en él hay mucha gente trabajando desinteresadamente con mucho esfuerzo, y de que luego hay cuatro que se están lucrando con el trabajo de mucha gente. Habida cuenta de que no me parecía justo, honesto ni ético que siguiera participando en este proyecto, decidí apartarme.

HABLA de “cuatro lucrándose”. ¿También se refiere a Málaga?
No sé hasta qué punto los dirigentes de Málaga estarán implicados en los ERE. Magdalena Álvarez (exministra de Fomento y diputada nacional por Málaga) está imputada. Yo respeto siempre la presunción de inocencia de los imputados; lo que sí reprocho a la Junta de Andalucía es que actúe como acusación particular en el juzgado de Alaya de puertas para dentro, y como defensa de puertas para fuera. Eso no lo debe hacer ni una acusación particular ni la Junta de Andalucía, que debió haber sido la primera en poner manos en el asunto para evitar que se deteriorase la imagen del partido a costa de estos cuatro sujetos que han estado lucrándose de ayudas al empleo en un partido de izquierdas como era el PSOE. Y ya el tema de UGT, de las subvenciones de los maletines…

¿YA no tenía ni funciones ni cargos en el partido estos últimos meses?
Ninguna función. Decidí desvincularme porque estaba harto. Mi actividad en Twitter era muy abundante a favor del PSOE. Cada vez que salía en defensa del partido y daba la cara por él, me la partían. La corrupción es indefendible. No tengo por qué callarme, tengo mi trabajo, tengo donde caerme muerto y no vivo ni del partido ni de la política, y si estoy en política es para defender lo que creo justo y necesario para los ciudadanos, no para defender intereses personales o partidistas. Como defendía lo indefendible, decidí dar un paso atrás para tomar un periodo de reflexión. Pero ya las facturas de UGT con los maletines, que implica a la Junta… Las cantidades que se están manejando me han desencantado del todo. Yo no quiero ser un político profesional, quiero ser un político vocacional. Por eso me metí en este lío. Yo ya tengo un despacho que funciona muy bien afortunadamente, no tengo por qué agarrarme a ningún sillón. Si encuentro algún proyecto que me interesase me uniría al mismo, siempre defendiendo mi postura de socialdemócrata.

¿QUÉ va a hacer ahora?
Se han iniciado contactos con otras formaciones políticas.

¿CÓMO de avanzadas están las conversaciones?
Muy bien. Estoy en trámite de afiliación con UPyD. Es un partido que me permite seguir siendo socialdemócrata y donde, de momento, no hay corrupción. Un país que perdona a sus corruptos tiene lo que se merece. Si fuera en busca de algún cargo o de un asiento, sillón o despacho, no hubiera optado por UPyD, que es un partido que no tiene las dimensiones del PSOE.

¿POR qué UPyD?
Porque puedo hacer política y no hay corrupción. Es un partido transversal donde cabe gente desencantada del PSOE y gente desencantada del PP. Cabe gente desencantada de la política. Entiendo que es un partido que se constituye como tercera vía. Nos aleja de la versión caduca y anticuada de las dos Españas: va en busca de una tercera España. Vamos a buscar soluciones que nos unan y no dogmas decimonónicos que nos separen. Hay cosas en UPyD que podría discutir, pero de momento es un partido que me gusta y me uno a ellos en simpatía con las ganas y la ilusión con las que llegan.

PUEDE consultar aquí un anterior artículo publicado por Manuel Huertas:
- 29/02/12 El alcalde ha jugado al ajedrez con Parcemasa: sacrifica un peón para salvar a la reina
- 20/12/11 El Conde de Salvatierra
- 02/12/11 Málaga cultural (II): De Rita Luna a Salomón Castiel
- 10/11/11 Málaga cultural: De la revista Litoral al museo de las gemas
- 07/10/11 La cuarta descentralización: el poder para los distritos
- 13/09/11 La ocupación silenciosa