El último depósito de cuentas fechado de la Fundación Maremagnum data de hace 9 años, aunque en el registro empresarial figura como activa

17/02/14. Sociedad. Juan Jesús Bernal, Moreno Bonilla, Mariví Romero, Julio Andrade y Elías Bendodo. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com recuerda algunos de los nombres de la Fundación Maremágnum, que surgió en el 99 y abandonó toda su actividad apenas cinco años después. Quienes se embarcaron en esta ‘familia’ ahora poseen diversos cargos orgánicos en el partido.

MORENO Bonilla, nuevo líder del PP andaluz, comenzó su ascenso en su trayectoria política gracias a la creación de una fundación por militantes del PP que nombraron como miembro de honor a José María Aznar.

EN verano de 1999 aparece la Fundación Maremágnum en Málaga. Un año después publica el número cero de su boletín trimestral, una revista con la que la fundación pretende abrir foros de debates sobre ideología, sociedad, cultura y educación en la ciudad. “La fundación nace de la juventud con el objetivo de estimular debates en nuestra sociedad para enriquecer la vida cultural española desde Málaga”. Esas fueron las palabras que uno de los impulsores de esta iniciativa afirmó en la presentación de la misma. La autoría de esta afirmación corresponde a Juan Manuel Moreno Bonilla, quien ahora es el líder de PP de Andalucía.

TRAS impulsar Maremágnum, la carrera de quienes partió la iniciativa se meteorizó. Bonilla, por ejemplo, pasó de atender a los vecinos como responsable de distrito en Puerto de la Torre a sentarse en el comité ejecutivo nacional del Partido Popular cuando José María Aznar gobernaba. Mariví Romero pasó de ser la niña de Nuevas Generaciones (las juventudes del PP) a ser secretaria provincial del partido. El ascenso continuó: Bonilla ha sido (aún es) secretario de Estado de Sanidad y Servicios y dejará su cargo de número dos en el Ministerio para liderar el PP andaluz, sin ser siquiera parlamentario en la autonomía. La edil Romero no corre mejor suerte, sigue siendo directora de distrito. Juan Jesús Bernal, hace doce años, era director del Área de Juventud. Ahora es diputado provincial. Julio Andrade es edil en el plantel fijo de Francisco de la Torre, regidor en el Ayuntamiento de Málaga. Elías Bendodo, por su parte, es presidente del PP provincial y de la Diputación de Málaga.

ESTA revista ya publicó en una edición impresa del año 2002 cómo “los cachorros de Nuevas Generaciones lograron embaucar a malagueños que destacan en sus distintos apartados”: Antonio Banderas fue nombrado presidente de honor de esta fundación, así como Javier Conde (torero), Nacho Rodríguez (jugador de baloncesto), Pepón Nieto (actor), Ángel Garó (cómico) o José María Aznar como miembros de honor.

EL círculo político de Moreno Bonilla, que se impone a la vieja guardia del PP, llega, en Málaga, mecido por las actuaciones de esta fundación que finalmente desapareció sin haber cumplido ninguno de sus objetivos. Reapareció en el ámbito mediático en 2008, cuando esta revista explicó que la Fundación Maremágnun figuraba en el registro de fundaciones del Ministerio de Cultura con un domicilio social ubicado en la calle Nosquera 9 y 11. En estos dos números de esta vía malagueña se encuentra desde 2007 la Casa Invisible, un centro okupado (posteriormente con la connivencia del Consistorio). En el emplazamiento se había proyectado ya un ‘centro de emprendedores’, luego se okupó, y todo mientras seguía siendo domicilio social de la fundación de los jóvenes militantes del PP, ahora altos cargos orgánicos.

ESTA revista procuró contactar entonces con los impulsores de la iniciativa. Bendodo afirmó que no se acordaba del domicilio social porque hacía “mucho tiempo de eso”. Bernal dijo que la fundación está “inactiva desde hace años”. Solo la concejala Romero y el nuevo líder del PP andaluz arrojó luz a las preguntas de esta revista: Moreno Bonilla explicó que la sede de la fundación ya no está en la calle Nosquera sino en otro código postal y que aunque está inactiva la fundación sigue viva porque no tiene sentido hacerla desaparecer, debido al papeleo y a la burocracia. Romero afirmó que la sede de la fundación se trasladó a la calle Nosquera después de que cesara la actividad de la organización, con el fin de que no se pagase un alquiler en la calle Pinzón (domicilio social que todavía figura en el registro mercantil). La fundación se enclavó en Nosquera porque allí era donde Antonio Troyano, miembro de la misma, tenía la sede de la exposición itinerante de Nómadas. Troyano se ocupa de temas de cultural y ofreció esta sede.

TAMBIÉN Bernal, actual diputado de Medio Ambiente del organismo provincial, explicó a esta revista hace ya seis años que la fundación sigue inactiva y que además estuvo a punto de demandar a esta publicación por un artículo de opinión publicado en 2002 que relaciona a la fundación y a su figura con una macrofiesta celebrada en el Martín Carpena que se saldó con dos muertos por consumo de droga. El Ayuntamiento cedió gratuitamente y sin contrato el Palacio de Deportes a los organizadores. El aforo era de 8.000 personas, los organizadores vendieron 11.000 entradas, y acudieron 15.000 personas. El Consistorio exigió más de 100 personas como guardas jurado, pero sin embargo la organización solo dispuso a 75 guardas.

PUEDE ver aquí otras noticias relacionadas:
- 19/12/08 Calle Nosquera 9 - 11, ‘el aleph de Málaga’ en el que todo cabe: una casa okupa, un centro de emprendedores fantasma con financiación municipal y una fundación con los líderes locales del Partido Popular