Habla la niña. Su familia no entiende esta censura, y creen que se debe a que no se les quiere ayudar

30/10/14. Sociedad. Encarni, y no Luisa, es el nombre de la niña que habla en el vídeo que Unicef ha grabado en La Palma-Palmilla para hablar de la pobreza infantil en España en una campaña internacional. Ayer EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com logró hablar con la protagonista de esta producción (AQUÍ) cuyo rostro y cuyo verdadero nombre se oculta en la campaña final, una circunstancia de excepción que solo ha hecho Unicef España: Unicef Italia sí permitió que el rostro y el nombre verdadero de un menor de edad sí figurase en el vídeo de su país.

SU familia explica que las razones que Unicef España dio para esta censura se deben a la ‘dignidad’ de Encarni, pero ellos no piensan igual. Mientras, la pequeña de doce años de edad insiste: “Yo no me llamo Luisa”.

ESTA
revista logró contactar ayer con la niña, residente en la barriada de La Palma-Palmilla. Ha resultado ser la sobrina de Ana Rodríguez, que denunció ser víctima de violencia de género en esta misma publicación (ver Un centro de salud de La Palmilla se niega a atender a un niño de 2 años con fiebre porque no está inscrito en la cartilla de su madre, sino en la de su padre, denunciado por malos tratos). Gracias a la intermediación de su tía ayer la madre y el padrastro de Encarni expresaron por sí solos la sorpresa de encontrarse con la censura en la delegación española de la organización por los derechos de la infancia.


EL padrastro de Encarni, Antonio Delgado, explica que hace cosa de un mes un periodista estadounidense se interesó por la situación de esta familia. Como esta revista explicó, Ana Rodríguez, víctima de violencia de género, vivía en un piso con once personas, entre ellas su hermana y sus sobrinas. Rodríguez ha abandonado este domicilio puesto que afortunadamente ha encontrado otro lugar para residir, pero la familia de Encarni todavía sigue dando cobijo a seis personas: la madre de Encarni, su padrastro, dos niños de una antigua relación de su padrastro, y los otros dos hermanos de Encarni. Es un desaliñado bajo de una de las torres de La Palma-Palmilla, el distrito más degradado de Málaga.

ESTE americano, llamado Bob Coen, según explica Delgado, realizó el vídeo para Unicef. Su trayectoria avala a este profesional, pero sin embargo, en esta ocasión, en su vídeo no se puede ver la cara ni el nombre de Encarni porque Unicef España lo ha censurado. La producción la renombra como ‘Luisa’.


MADRE
y padrastro de Encarni explican a esta revista que Unicef España ha renombrado a su hija y ha censurado su rostro en el vídeo para preservar su identidad por razones de dignidad. No se explica, pues, cómo es posible que se haya censurado el vídeo cuando otros trabajos en otros países sí sacan a los críos y a sus rostros (ver UNICEF utiliza a una niña y a su barrio de La Palmilla de Málaga como protagonistas de un vídeo para hablar de la pobreza infantil en los países desarrollados. La campaña tiene difusión internacional). Delgado cree que Unicef ha recortado el vídeo porque “no quiere ayudarnos”. “Solo nos han mandado una caja con un lápiz y una goma con la marca de Unicef”, dice. La familia de Encarni lamenta que las campañas de Unicef España solo tengan repercusión real en el extranjero. No lo dicen con la pretensión de que se desestime la ayuda a los países más necesitados, pero insisten en que ellos “también” necesitan esa ayuda.

ESTA revista intentó contactar esta semana con el periodista estadounidense, que remitió toda cuestión a los directores de comunicación de Unicef España y a la responsable de la campaña ‘Los niños de la recesión’. Esta campaña acompaña el polémico informe que sitúa a España como uno de los países con mayor índice de pobreza infantil en España, una situación que solo supera otras naciones.

TAMBIÉN se preguntó esta semana a Unicef España por qué se había preservado la identidad de Encarni sustituyéndola por la de Luisa. La única respuesta recibida llegó ayer, y es un correo electrónico remitiendo toda duda al centro de investigación UNICEF Innocenti de Italia, que ha elaborado el informe ‘Los niños de la recesión’ que tanto incomoda al Gobierno español y los vídeos que lo acompañan, y que esta revista ofreció a sus lectores en su edición de ayer.

LEA artículos relacionados:
- 29/10/14 UNICEF utiliza a una niña y a su barrio de La Palmilla de Málaga como protagonistas de un vídeo para hablar de la pobreza infantil en los países desarrollados. La campaña tiene difusión internacional

- 24/09/14 Un centro de salud de La Palmilla se niega a atender a un niño de 2 años con fiebre porque no está inscrito en la cartilla de su madre, sino en la de su padre, denunciado por malos tratos